miércoles, 1 de febrero de 2017

Copa NACIONAL DE SELECCIONES.
Mayores

Un pie y medio adentro.
28-01-2017 Treinta y Tres Capital-Cerro Largo Interior 2-1
             (Mario Perdomo 49, Martín Ávila 71)(Roitier Contreira 90+4)
Por Juan R. Silva
 Treinta y Tres Capital si bien no esta definitivamente adentro de la segunda fase del campeonato Nacional tiene una cantidad importante de chancees a favor.
Sus 7 puntos, logrados a través de un empate con Cerro Chato de visita, el triunfo ante el mismo equipo representante de sector interior de nuestro departamento y sobre todo esta victoria , cómoda en el tramite exigua totalmente en el resultado, le permiten al equipo dirigido por Ferreira 7 puntos a favor y un saldo de goles favorable de +2.
Visto que clasifican los dos primeros de cada serie y que los dos mejores terceros también clasifican el pasaje al menos como tercero  estaría casi abrochado aun perdiendo porque solo Rocha Interior nos podría arrebatar ese ultimo lugar en la clasificatoria y tendría que ganar y nosotros perder ( los dos partidos con una diferencia de mas de 3 goles) en los respectivos enfrentamientos de este miércoles 1 de febrero ante Maldonado Capital en Maldonado y ante Melo en nuestro estadio Municipal, una posibilidad  matemáticamente muy difícil.
Cualquier otro resultado que se diera en esos dos partidos nos permitiría clasificar y un triunfo o empate nuestro ciertamente nos daría muchas chancees de ser segundo en el grupo.
 Así visualizado este pasado triunfo obtenido fue muy importante y nos permitió salir  de una zona complicada en la clasificatoria que parece ser en el momento el objetivo mas obtenible, que debo decir y ser conteste y coherente no es lo que yo esperaba al comienzo del campeonato Nacional hace dos semanas, yo creía que Treinta y Tres tenia armas no solo para clasificar cómodamente sino que para obtener el primer puesto en la zona y lo argumente en su momento.
 Lamentablemente me equivoque, nuestro capita acumulado de trabajo no fue suficiente para paliar el mal momento  futbolístico de nuestro jugadores y su desajuste colectivo en los partidos de visita , donde  solo una levantada clarísima e indiscutible de alguno de ellos justamente en ese ítem nos permite tener la posición cómoda, cómoda insisto no clasificada del momento.
Treinta y Tres aun no muestra el nivel colectivo que suponíamos debía tener a esta altura de torneo y pese a dominar claramente el partido ante Rio Branco nunca dio la impresión de obtener la ventaja que la situación nos hacia suponer.
 Porque Rio Branco, aunque su técnico no lo quisiera reconocer en la entrevista previa, bien he… ¿porque que va a decir?...que “llegaba destrozado a este partido y agrandar giles”…pero lo cierto es que las ausencias de Bastos y Muiño eran demasiado para los fronterizos y el desgaste físico de jugar en el Ubilla y a los 3 días venir al Municipal de 33, con la carga de partidos hasta ahora eran mucho  handicap a favor nuestro.
Y Rio Branco salio a “regular” el esfuerzo con un planteo conservador y con dos puntas colgados allá arriba, en este panorama rival Treinta y Tres se adueñó de a pelota y la uso a placer y con un buen trabajo de Perdomo pudo encontrar un par de veces la velocidad cargada de agresividad de Velarde  obligando a dos buenas intervenciones del arquero Rodríguez, decisivas  atajadas  pero magras oportunidades.
La razón  de esta flaqueza es que colectivamente, mas allá de a cantidad de piernas rivales y el excelente trabajo del otro Bastos que juega de zaguero con  el muy buen manejo de tiempos y espacios de volante central Contreira, colectivamente a Treinta y Tres le faltan herramientas para jugar a otra cosa que no sea mover el balón y “filtrarlo” entrelineas, y todos sabemos que si el espacio el rival lo achica hacia atrás y las coberturas son ajustadas ese juego es muy predecible por mas ajuste que tenga el pase, si no hay error rival en la lectura de espacios siempre alguien te corta cuando pones mucha gente por delante de la pelota.
Solo Velarde se movía arriba y así el mismo en base a esa movilidad, que le daba estar fresco físicamente debe decirse también fue que se pudo tener esas dos oportunidades en el primer tiempo, muy poco para un equipo que quiere tener de ahora en mas, oportunidades de jugar bien arriba.
La expulsión de Soria, volante latera fronterizo aumentó aun más el conservadurismo visitante y no dio más tenencia aun.
Treinta y Tres capital tiene la idea, tiene incluso funcionamiento pero choca contra su falta de confianza apenas algo, lo mínimo.  le sale mal, ahí entra en crisis rápidamente y comete errores infantiles de concentración, cuando su rendimiento lo pone en aprietos ahí recién parece volver a conseguir ritmo y ajuste, es un tema caramente mental, pareciera que el equipo quisiera que los partidos fueran de 30 minutos, que termine rápido.
Este partido ante Rio Branco estuvo en un momento liquidado totalmente, los goles en la segunda parte de Perdomo, su mejor hombre y Martín Ávila, que esta en “estado de gracia”  con el gol habían cerrado el partido, Rio Branco solo resistía y os cambios trataron de darnos otra posibilidad de juego pero de repente Treinta y Tres se empezó a molestar con el arbitro, que no incidía hasta ahí y luego de un par de fouls muy claros no cobrados a los jugadores rojos llega el penal, pasados de la hora que achico una diferencia que debió de ser mayor y lo mas importante la segunda tarjeta amarilla en el campeonato de Jorge Alzueta, atentí !!!! los árbitros saben quien es Jorge y de su importancia, habría que protegerlo, pero ¿Quién lo va a proteger?.

Fotos: Willian Muñoz.