lunes, 30 de diciembre de 2013

Explotó….el Globito
Por Juan R. Silva
Gran triunfo de Huracán contra su tradicional rival en una noche de domingo que arrancó para pesadilla para los albos y termino en un sueño.
Una finalísima que presentaba en mucho mejor perfil a Treinta y Tres, ganador del último clásico, con mucho mejor moral, con la mística y la historia de cola en ese envión final, con un libreto encontrado de cómo jugar esa instancia después de haber levantado un 1 / 0 en finales en contra, mejor físicamente para una definición…en fin…de candidato…de “banca”…. Y todo eso explotó por los aires de  esa noche con visos de tormenta en el estadio Municipal.
Pero no fue nada fácil el comienzo para los dirigidos por Daniel Pereira, la expulsión de el hermano del técnico Adrian Pereira, por agredir a un rival estando la pelota en juego a 5 metros del árbitro, cuando Huracán trataba de salir jugando y el pressing de Treinta y Tres era agresivo en la salida alba, ensombreció más aun de lo que estaba el horizonte para el globito, que incluso pudo ser peor cuando 2 minutos después Graví agrede a Maguna sin pelota, cosa que no vieron ni el árbitro ni el línea en lo que podía haber sido el golpe de gracia , pero igual saber que debía jugar 84 minutos con un jugador menos sin dudas fue otro pesar para Huracán.
 Pero…pero …pero como siempre pasa en el futbol de Treinta y Tres, el equipo que viene de banca siente esa responsabilidad y mas como en este caso que los albiazules debían asumir el protagonismo del partido… y sorpresivamente para con su historia y su bien ganado prestigio, esta vez el decano…fue uno más.
Porque Treinta y Tres jugó muy mal, sobre todo en la construcción, extraño ahora si a Lemes, pero creo que más extraño a Diego Sosa…mucho mas…haciendo claro lo que dijimos en el anterior partido cuando las expulsiones, Treinta y Tres cuando no tenia juego, como esta noche siempre apelaba a tirársela a Sosa y que este desequilibrara, ahora intento lo mismo con Velarde y con Tejeira y no encontró respuesta, pero sobre todo, acá hubo un interesante dato táctico, nunca intentó por adentro, los dos mencionados delanteros juegan por afuera y ahí tanto Alfaro como Pla, sobre todo Pla, se las arreglaron para frustrar todos los intentos, tenues de los delanteros albiazules, a todo esto decir que Pereira  , audazmente, quedó en línea de tres con los dos laterales y Ferreira jugando de ultimo a pura carpeta, sabida su lentitud.
Y en todo el primer tiempo, nunca preocupó al fondo de Huracán ni a su arquero Vicentino Treinta y Tres y eso que, como si precisara alguna ventaja más, por momentos hubo un fuerte viento en contra del albo.
 Y Huracán, beneficiado por el mal partido que hacia Treinta y Tres en el medio juego, con una imprecisión alarmante, cosa que ha tenido todo el año, comienza a tomar confianza, con el manejo de Juan Puñales como bandera y la parición de Gamarra, incluso hay un claro penal de Maguna a Diego Graví, que no cobra el árbitro.
Llega el gol de Huracán, gran centro de Wilfredo Aquino, quien seria luego la figura de la cancha y  la cuota goleadora de Gamarra, la mejor paga del futbol olimareño y además la salida por lesión, había sido en los primeros minutos y jugó un rato pero no pudo, del emblema de Treinta y Tres Santiago “Cotti” Alzugaray, el viento comenzaba a cambiar, el viento metafóricamente por supuesto, pero decir que Treinta y Tres tuvo 15 minutos mínimo en ese primer tiempo en desventaja en el tanteador y en superioridad numérica… y no hizo nada.
Treinta y Tres jugaba mal y Huracán se aprovechaba de eso.
Los últimos minutos de esa primera parte lo mostraban mucho mejor al globito, Simón Mier tiene dos oportunidades muy claras, una salvada por Larrosa y la otra que pasa apenas desviada, Huracán con uno menos había tenido 4 oportunidades claras en el primer tiempo y Treinta y Tres con uno más…ninguna.

Venidos del descanso el ingreso de Goldaracena como 9 nueve obliga a Pereira a hacer un cambio defensivo, el ingreso de Taran por Puñales para armar línea de 4 y el consiguiente ingreso de Oscar Gómez para estructura el medio juego, pasando a Wilfredo Aquino a la izquierda y quedar con un punta solo, arriesgado, pese a ser defensivo, cambio de estructura de Pereira, porque si perdía, quédense tranquilos, “lo colgaban” en la plaza”, pero que a los efectos de este partido eran absolutamente pragmático y comprensible y realmente , hay que decirlo , ganó el partido en esos cambios.
Porque Treinta y Tres ahora si empezó a ir por el medio, con un inquieto y punzante Goldaracena, pero se encontró con un muro de camisetas blancas, dice  Menotti que “ los italianos no es que defiendan bien…defienden con muchos” y pese a que el apuro y la ansiedad misma de el resultado en contra posicionaban a Treinta y Tres contra el área alba, sus definiciones, cuanta con dos o 3 chances no muy claras pero chances al fin el decano, siempre encontraban un cuerpo albo, hay una salvada de cabeza de Aquino que es un gol a favor o finalmente a un atento y seguro Cesar Vicentino que redimía, ahí y en ese momento, cuando quemaba la cosa…en las pelotas calientes el “peor” año de su carrera futbolística y sin hacer espectaculares  intervenciones manejaba los tiempos del partido que era lo que precisaba Huracán.
Que tiene incluso en ese lapso un penal a favor, gran habilitación para Matías Rodríguez Fernández, que se siente mucho mas cómodo como único punta que compartiendo la delantera, este le gana las espaldas a un adelantado fondo decano y Maguna lo jalonea desde atrás, cuando se iba expreso rumbo a el marco de Larrosa, penal y expulsión por “situación manifiesta de gol” que el árbitro pita sin dudar.
Pero Simón Mier, estrella la excelente definición en el vertical izquierdo de Larrosa y Huracán, que tenía pese a tener mucho mas chances que el rival, solo mantenía un gol de distancia.
Y en una montonera, en un "scrimmage"  en el área, llegó el empate, sucesión de remates rabiosos de los decanos y el rebote de la gran y postrera intercepción de Vicentino lo encuentra Goldaracena y Treinta y Tres a lo Treinta y Tres empata el partido, a los rebotes, a los “ponchazos”…como se dice en el barrio “de pesao”, sin jugar bien… a pura connotación anímica.
La verdad…ahí todo el estadio pensó que pasaba el Decano, la 22 saltaba en la tribuna chica a puro aliento, la gente de Treinta y Tres se paraba para disfrutar de otra jornada épica que le agregara mas mística a su rica historia  cuando de pronto en un silencio del estado…se escucho su grito y sus palmas, solo ellos creyendo en el globito, ellos…los de siempre, con el  ¡¡¡ Huracán, Huracán!!! ...y las palmaditas…y el futbol es así, un centro sobre el área de Treinta y Tres, atropellan los albos, que eran empujados por el esfuerzo de Oscar Gómez y Wilfredo Aquino y …la paradoja, varios rebotes, varios trancazos y en todos ganaban…¡ los de Huracán! y el Chino Aquino…De “pesao”… a los Treinta y Tres, con el sello decano…a pura actitud y emotividad, la mete en el rincón derecho de Larrosa, abajo y la apoteosis albo…
Porque Treinta y Tres que había cometido todos los errores posibles, comete uno más y se descontrola…genera un lio, se mete en la locura del partido y…lo para, lo tiene 6 o 7 momentos parado…peleando, discutiendo, entreverando, lo mejor para…Huracán.
 En los 10 minutos que se jugaron después, hay una gran intervención de Vicentino, un gol errado por Goldaracena y la expulsión de Gabriel Rodríguez, tonta, inútil, aaaaaah y el dominio mental de Huracán, callando todas las bocas, demostrando…jerarquía…justo lo que le había faltado el jueves pasado, el golazo de Oscar Gómez fue la frutilla de la torta, derechazo cruzado, alto al segundo palo que entra en el Angulo y se entierra abajo, premio a un jugador que entro muy bien en el partido.
Después el festejo albo y la hidalguía decana, mano estirada, apretón fuerte y para el vestuario, sin histeria, sin lloringueo, sin líos, acorde a la gran historia del Treinta y Tres Futbol Club, una lección para muchos.
Huracán logró por fin vencer “el Yeyum” de 8 años, el más largo de su rica historia, además empardó en campeonatos locales a su tradicional rival, le empató en clásicos ganados en el año, en la temporada con más clásicos de la liga de futbol de Treinta y Tres, salió Campeón y es merecido , estuvo en todas las definiciones del año, tiene un proceso de trabajo de dos años, contó con las tres patas que tiene que tener un equipo para salir campeón ( buenos jugadores, técnicos trabajadores y dirigentes “vivos”), cuenta con el mayor presupuesto  y con la mejor infraestructura de nuestro medio, tiene las mejores inferiores de nuestro futbol en la última década ( los resultados lo marcan) …no es sorpresa que sea campeón, lo sorpresivo es que hacía 8 años que no lo hacía…por eso ese festejo…por eso esa noche del 29 de diciembre…¡¡explotó el estadio!!...¡¡¡¡Explotó el Globito!!!!

sábado, 28 de diciembre de 2013

Se levantó… y lo puso
Por Juan R. Silva

¿Que es jugar bien?...dicen los libros que es elegir bien, es decir de acuerdo a los jugadores que se tenga seleccionar y aplicar el sistema y la idea de juego apropiada para cada ocasión.
 El jueves pasado en el estadio Municipal Treinta y Tres jugó bien.
El equipo albiceleste no solo defendió sólidamente, tarea esta que contó con la ayuda de un rival muy confuso y entreverado en la forma de ataque sino que sobre todo en su gran déficit , que era la construcción de juego y la alimentación ofensiva ( la ausencia de Lemes agiganta esta actuación) con el solo expediente de ser prepotente en la búsqueda del uno contra uno y la finalización de la jugada rápidamente con una definición, superó claramente a Huracán, que aunque intentó en un momento, que ya contaremos pausar y domesticar esa agresiva propuesta albiazul, fue doblegado prontamente en el partido y luego se limitó a intentar no mellar sus energías para el decisivo y definitorio match de este próximo domingo.
Arrancó como les decía el decano, prepotente (definición del término: Persona más poderosa que otras o persona muy poderosa, que abusa de su poder o hace alarde de este. Se utiliza como connotación negativa)… pues bien yo lo utilizo como connotación positiva, en cada jugada, en cada mano a mano, los jugadores albiazules llevaban una iniciativa física y futbolística tan cargada en su intensidad que parecían…que se llevaban por delante a su rival, los primeros 15 minutos fueron un monologó decano así, con una zona, la derecha de su ataque , la izquierda de la defensa alba, donde pese al encomio , a la entrega de Maikel Pla, Treinta y Tres desbordaba y desbordaba, Tejeira, Tabeira y Piriz y solo dos grande cierres de ultima de Fernando Gómez y una gran intervención de Vicentino evitaban lo que parecía caerse…la apertura de los del novel e inteligente José Francisco Denis.
Poco a poco, con un Juan Francisco Puñales estupendo una vez más, el globito, desde los 15 hasta los 30, aunque sufrió un par de invasiones y ataques frontales y verticales mas, pareció capear ese dominio, mental, futbolístico y físico de el decano, que sorprendía también recibiendo una  buen arbitraje de Álvarez que cambiaba su habitual línea de pitar todos los contactos y pasaba a una del “siga siga” que lógicamente beneficia al equipo que quiere jugar, e insisto con el comentario que encabeza este post, jugar bien no es jugar lindo, jugar bien es elegir bien.
 Pero sobre los 30 una perfecta lectura de lo que decíamos antes de ir directo y rápidamente “a los bifes” del volante por izquierda Pereira, que encara por su zona, gambetea a  dos  rivales y define sorpresiva y rápidamente de derecha, con pierna cambiada y vence  a Vicentino, justamente sorprendido por la decisión y la ejecución decana, fue “el Pulga” directo al “Rumen” como dicen los veterinarios, nada de apoyos, ni triangulaciones ni “filtrar “ el pase, recibió cerca del área, encaró, se metió para adentro de los 16, 50 y definió sin dar tiempo a pensar, lo harían todos los albicelestes durante todo el partido, era una concepción, un elección de construcción ofensiva, podrá gustar o no, podrá ser considerada básica… ¿ cómo no? …pero… ¿era la adecuada para lo que quería y tenia futbolísticamente  el equipo de Denis? no les quepa la menor duda, fue el mejor partido del año en ese concepto.
Y casi enseguida otra intercepción, Treinta y Tres había decidió también muy inteligentemente interceptar con su defensa, luego del pressing de volantes y delanteros, lo más lejos posible de su arco, del lateral izquierdo Maguna la intercepción, el avance de un par de metros y la decisión, también lo había hecho el otro lateral Piriz, de tirar de distancia al arco y su tiro bastante fácil es rebotado por Vicentino y Sosa, Diego Sosa el goleador del campeonato convierte el segundo ante la mirada de toda la defensa de Huracán, 2 a 0 en 2 minutos, el globito, que había arrancado el clásico “cómodo…ro Rivadavia” recibía dos trallazos en plena mandíbula y su rodilla se enterraba en el verde césped del estadio.
Y enseguida un incomprensible “scrimage” donde todos separan, donde todos entran, donde todos son “unos tigres”…ahí que hay 40 pa separar y la decisión de Álvarez, que podrá gustar o no, pero que es apegada al reglamento, el vió a alguno pelearse y lo echó, después si peleabas separabas o “matabas mosquitos” en el medio del lio es otra cosa, lo inteligente en ese momento es pararte en el banderín del córner y dejar que expulsen a otro, ahí “ligaron” el mejor defensa de Huracán, responsable de una solidez defensiva que había llevado al globito a tener estas finales y la ventaja deportiva, me refiero a Fernando Gómez y el goleador  (por afano del campeonato) , el hombre importante en la definición del decano Diego Sosa, grandes, importantes, superlativas pedidas para los dos equipos, por eso la siguiente expulsión de el técnico decano, habitualmente muy medido y disciplinado José Denis y del preparador físico decano, sin dudas mucho más beligerante siempre Rodrigo Alfaro .
De ahí hasta el fin de la primera parte nada…estudio, ver como quedaban, Huracán que decide…en mi criterio equivocadamente… reforzar la zona central de la defensa, cuando el rival quedaba con un punta solo y tirado sobre la derecha, nunca más tendría en el partido 33 un 9 nueve… y la primera parte que se va, como el planteo del decano, rápida y sorpresivamente.
La segunda parte fue una decepción, sobre todo desde los 15 minutos del segundo tiempo cuando Huracán decide excluir a Juan Francisco Puñales, agotado es cierto, ingresando el goleador montevideano Gamarra, porque salvo el lapso que estuvo en la cancha el popular “Tito”  Huracán nunca encontró como dialogar con “su carta” Simón Mier y a partir del ingreso de Gamarra y de su posicionamiento como cabeza de área  junto a  Mathías Rodríguez fue muy fácil leer el partido para 33, pressing sobre Simón, que “ausente” el resto del equipo, quería agarrar la bandera, pero facilitaba enormemente la referencia del medio juego rival y su intento de giro y de gambeta era absorbido y lo más difícil, sin contar nunca con el respaldo de las líneas de contención y defensiva  detrás de la perdida, todas las segundas pelotas eran de el decano, que pecaba de imprecisión sino otro pudo ser el resultado, pero el ingreso de un  armador de juego como lo fue en el encuentro Víctor Goldaracena le dio ese plus a Treinta y Tres y llegó el gol de Rodríguez pero pudo ser goleada, así de claro fue el trámite para los de Denis, un penalazo no cobrado por Álvarez, su error más flagrante, aunque hubo otro antes del tercer gol decano también muy claro… y dos o tres ocasiones muy claras desperdiciadas por los decanos o auto forzadas por los albos, que reitero a mí, a mi eeeh, me dio la impresión de que estaban pensando en el tercer partido  y en cuidar las energías.
Treinta y Tres jugó su mejor partido del año en la segunda final, la ganó categórica y justicieramente, fue enormemente superior , física, emotiva y futbolísticamente a su rival…seguro 3 días después de haber jugado el peor partido del año… y es eso…esa irregularidad…esa cuota de azar y de imprevisión que tiene el futbol, lo que me obliga nuevamente y a hacer un paréntesis en el pronóstico , como el del primer partido, con una variante, que debo en mi honestidad intelectual para con ustedes expresar, a mi me queda claro que depende de Treinta y Tres y su rendimiento, esa es la gran diferencia, la de todo el año, la única cosa que ha hecho que Huracán no plasme la diferencia de presupuesto, estructura y trabajo  que tuvo en esta temporada 2013, Treinta y Tres descubrió como depender de su juego, básico, vertical, no vistoso, si…es su juego…sale a imponerlo, le saldrá o no …Huracán aun hoy en el final del campeonato depende del juego rival, juega a depender del juego rival, quizás gane la final y sea campeón…y será legitimo… será aprovechando los errores rivales, ya no tiene tiempo para cambiar y creo sinceramente que eso es una gran ventaja del decano.
Mas que toda la mística, que existe, es real, más que la ventaja física, llega mejor y más descansado el albiazul, más que las ausencias y presencias, en definitiva esto es fútbol, se juega con una pelota y es en el verde césped donde se definen los partidos, nada mas… y nada menos

lunes, 23 de diciembre de 2013

Pegó primero
Por Juan R. Silva
 Huracán 3 (Simón Mier, Mathías Rodríguez Fernández y Juan Francisco Puñales)
Treinta y Tres 1 (Darío Vera).


 El globito golpeó primero y ciertamente, según el sistema de definición de nuestro futbol, golpeó dos veces a un disminuido decano en el arranque de las finales de la temporada 2013 y se pone realmente cerca de romper esta infausta racha de 8 años sin ganar un campeonato anual en la Liga de futbol de Treinta y Tres.
Hay que decir y aclarar que se aprovechó el elenco de Dardo Daniel Pereira de las bajas de 4 jugadores fundamentales en el elenco azul y blanco que luego de aquella intensa final de Play Off, donde supuestamente haría tenido “ventaja deportiva”, cosa que en los hechos es totalmente incierta, provocaron una disminución evidente del potencial futbolístico del equipo de José Francisco Denis.
Aun así debo decir que los repetidos errores individuales en la salida del equipo decano me hacen suponer que aunque hubieran jugado Lemes, Martín Alzugaray, Velardes y Pereira el resultado podría haber sido el mismo, tan importantes y flagrantes  fueron estos yerros técnicos de la defensa albiazul.
 En un partido que arrancó en el ritmo que le conviene a Huracán, con 33 plantado con 4/4/2 clásico y su futbol de verticalidad, con 3 volantes de contención y solo Yamandú Tabeira para habilitar a los delanteros, los pelotazos de los decanos eran absorbidos por los albos, con la sola presencia de Fernando “Pichón” Gómez en la posición de ultimo hombre.
 Así pese a un tiro de distancia de Tabeira que se fue afuera, Huracán empezó prontamente a hacerse dueño de la pelota y a habilitar a su referencia de área Matías Rodríguez Fernández y este a manejar los ritmos del partido, aunque sin mucha profundidad.
 Pero empezaron los errores en la salida de el elenco decano, con defensas que intentaban salir jugando ante un tenue presión rival y que insólitamente entregaban el balón a los delanteros, digo tenue porque los jugadores del globito venían de a uno, no en bloque y tampoco muy agresivamente que digamos a recuperar, pero en errores totalmente no forzados, recibían muchas veces el balón en su físico.
 Así una recuperación en la salida decana, genera la individual de Rodríguez , la falta muy clara y el excelente tiro libre de Simón Mier, que está en racha con el tradicional rival, el 1 a 0 y la mejor posición posible para los de Pereira.
Treinta y Tres sintió el impacto, Sosa bajó a buscarla, no tuvo circuitos de futbol asociado y no generó mas nada que acciones individuales, todas, reitero absorbidas por Gómez y compañía.
El entretiempos e fue y a la venida del vestuario, un golpe tremendo sacudió a las huestes decanas, gran cambio de frente de Perdomo, habilitación de Graví y Matías Rodríguez Fernández, anticipo a una descoordinada defensa rival y el segundo gol le dio más tranquilidad aun a Huracán.
Treinta y Tres fue, empujado por Vera y su pegada, con cambios ofensivos de Denis, el ingreso de Goldaracena y de Giménez, “revolió la melena” y descontó con un gran tiro libre de Vera, pero seguía muy falto de juego aun, de acciones colectivas digo, solo la insistente intención de “filtrar” un balón, pero sin precisión en la habilitación.
 Y cuando parecía que el decano quedaba en la posición épica esa que tanto le gusta, venir desde atrás, con el viento en contra, un horror en defensa, el regalo para “Tito” Puñales y este que no perdona…3 a 1 y a otra cosa.
Huracán esta a 90 minutos de romper este infausto periodo de derrotas…8 años que han sido producto de errores dirigenciales graves y que le han costado a los del globito una cifra importantísima de dinero, que se han comido a varios técnicos, donde reitero, por la tozudez y capricho de algún dirigente ha perdido pese a su ventaja estructural apreciable en nuestro medio ( con esas diferencias de presupuesto  e infraestructura el resto debería jugar por el segundo puesto siempre) y que aunque gane y salga campeón  no creo que le de mucha vida al técnico actual, tiene dos chances en tres, le sirve empatar o ganar el partido próximo…si fuera contra otro equipo…diría  “dale un beso en la frente”.
 Pero el rival es Treinta y Tres, el decano, el más ganador de la historia del futbol olimareño… y vuelven…los líderes del equipo (anímica y futbolísticamente) …la ventaja es grande , la lógica indica el globito (por ahora rompió la racha de 3 victorias en línea  en el mano a mano y 13 partidos sin perder en la temporada. de su tradicional rival)…porque si gana Treinta y Tres , cosa a la que está obligado, el albo tendrá una chance mas…pero insisto…enfrente esta el cuadro, el club, la institución  de el futbol olimareño a la que más le gusta “la sangre en la boca”…la construcción épica de venir contra todo, de atrás… y ese dato , esa historia, esa leyenda…es la que me hace NO ponerle un moño (todavía)  a la confirmación  de algo que pronosticamos hace  8 meses.

sábado, 21 de diciembre de 2013

El Candidato…yo tenía razón.
Por Juan R. Silva.
Huracán 1 (Roberto Gamarra) - San Lorenzo 0

Recuerdo claramente cuando San Lorenzo ganó el Apertura, yo había cometido el “sacrilegio” de decir que Huracán era el candidato a ganar el título  y el santo, justicieramente se había ganado el primer campeonato del año, es mas alguno de los hinchas santos, pletóricos de alegría, desdeñaban aquellos 3 puntos famosos ante Barrio Coya perdidos en “la Liga”.
En ese momento dije, “esto termina a fin de año” y lamentablemente para los intereses del equipo azulgrana de gran temporada 2013, tuve razón.
 San Lorenzo llegó a este final del campeonato con 3 o 4 ausencias indisimulables, su referente, capitán y emblema Jorge Alzueta, su promesa y ya realidad Rodrigo “Toto” Segovia y Marcos Giménez, sin dudas el jugador más regular que tuvo el plantel azulgrana junto con el arquero García, mas una alternativa importante como es William Alzueta, que realmente no ha jugado este 2013, demasiado para el raleado plantel santo, con además y por si fuera poco, la ausencia de Antonio Ubilla, el dt santo, intervenido quirúrgicamente  el mismo jueves en Melo.
 Demasiado.
Y se encontró ante un Huracán, que tenía casi todo su potencial y que en los primeros 15 minutos sintió la presión de ser “banca” pero que poco a poco y gracias a lo tremendamente tenue en ofensiva que es San Lorenzo fue agarrando las riendas del partido y basado en la granítica  y expeditiva firmeza defensiva de Fernando Gómez, esta vez de libero, fue acercándose al arco de un imponente Rodrigo García, sin lugar a dudas en el año de su carrera futbolística, al principio sin mucha peligrosidad y en el segundo tiempo hasta el gol en un in crecendo que avaló su triunfo y su clasificación a la final clásica.
San Lorenzo, no podía, le pesaban demasiado las ausencias y con una aparición de Gamarra, para eso lo trajeron y para eso le pagan, es el mejor pago del futbol olimareño, convirtió el gol que le dio el partido.
 Después fueron  las ganas y la impotencia ofensiva de San Lorenzo, su delantero más peligroso fue el zaguero Orgambide y la experiencia y el “jeito” de los albos para que el tiempo corriera, un partido abúlico, con pocas emociones, que desniveló  la superior categoría del plantel albo y la presencia del goleador Gamarra, nada más y el emparejamiento de esa realidad es el gran merito azulgrana.
En el último partido del año están Treinta y Tres y Huracán, Huracán y Treinta y Tres , de ellos saldrá el campeón y muchas de las cosas que hemos pronosticado se han cumplido…lo único que hay que hacer es ir al archivo de futbol Loco, ver en el post del 16 de Mayo de 2013, ha corrido mucha agua por el rio al lado del pueblito dormido desde ese post…pero todo está igual… nada ha cambiado, el domingo comenzara la serie de clásicos y todas las previsiones y lo previo se hará pedazos …o no…Treinta y Tres sufre bajas importantes pero hace 13 partidos que no pierde, desde el 21 de setiembre del 2013, contra…Huracán justamente, pero desde ahí le ha ganado 3 veces  en línea a su tradicional rival , mucha confianza para los de José Francisco Denis…mucha…¿demasiada?.

 Huracán no ha jugado bien en casi todo el año, pero gana casi siempre, llega de punto a la definición y eso es un dato no menor en el futbol olimareño…si ya se…contra cualquiera en nuestro futbol menos Treinta y Tres, lo cierto es que llegan a la final los candidatos… y la cátedra…una vez más tuvo razón…nunca es triste la verdad…lo que no tiene es remedio.
La Historia Reciente
 En el lapso de noviembre / Diciembre se jugó el torneo “corto” llamado Liguilla, que en realidad era un campeonato de dos series, donde jugaban en un grupo los equipos que habian conseguido posiciones impares en la tabla anual, ( 1, 3, 5 y 7) Huracan, Treinta y Tres, Barrio Coya y Peñarol y los que habian conseguido posiciones pares: San Lorenzo, Yerbalense, Lavalleja y Vaca Azul Olimar.
Un campeonato que tuvo un desarrollo dsitinto en los dos grupos, uno muy competitivo, el de los impares y uno donde el San Lorenzo fue claramente superior en CASI todos los partidos, llegó a golear impiadosamente a Vaca Azul por 7 a 0, pero en el cual se dio un partido importantisimo en el desarrollo del campeonato donde ante Yerbalense…San Lorenzo sufrio la expulsión de su motor Jorge Alzueta, quien luego recibiria un fallo de 4 partidos que lo impedian de estar en la definición del campeonato, detalle básico en las posibilidades azulgranas de lograr el torneo total.

Aclarar para la hinchada santa que el fallo es irreprochable en lo técnico, creo si que “durmieron” en el manejo de los tiempos de respuesta de la denuncia que el juez estampó en el formulario y en la argumentación de la misma, de echo no hubo argumentación, por tanto lo del tribunal es incuestionable, creo que como ante Barrio Coya, donde perdieron 3 puntos que hoy le hubieran dado la final, porque habrian ganado la anual, San Lorenzo pagó carisimo su “inexperiencia” y candidez a la hora de entender que un campeón es un taburete que precisa tres patas…jugadores, tecnicos y dirigentes y que el fútbol no es solo una pelota y dos arcos.
San Lorenzo ganó esa serie y Yerbalense, un Yerbalense que con “lo que le quedaba” de aquel equipo candidato a ser “el convidado de piedra”  y que por problemas internos, no por la “dada para atrás” de este seudo periodista, perdió una gran aportunida de llegar alas definiciones, fue el segundo.
 Mientras en la otra serie Treinta y Tres, crecido desde su mal Apertura y Huracán, que incorporaba  definitivamente al montevideano Gamarra, goleador del campeonato minuano y perdia al rochense Facundo Larronda, que se volvia al futbol de Rocha para jugar en la selección juvenil celeste, ganaban su serie no sin dificultades ante los otros dos equipos que cumpleiron las expectativas.
Las semifinales, duras e intensas, dejaron a los dos clasicos rivales de cara a la definición y en un partido infartante donde Treinta y Tres sobre el final con un gol del “Diablo” Velardes le gana 3 a 2 al globito, los blanquiazules se ganaron el derecho a ser “el carancho” en las finales del campeonato, por tener dos torneos, pero tambien recibieron la importante expulción de Gonzalo Lemes y de el mismo Diablo Velarde, ademas de que dos importantes jugadores como Alejandro Pereira ( el mejor jugador del año 2012  del futbol olimareño) y Martin Alzugaray, el caudillo, el referente, lo cual, en la lectura fria del torneo, uno no entiende bien si fue , el ser el  decano el definidor anticipado, un premio o un castigo, el tiempo lo dira.
Las fotos son de Oscar “La Plenitud” Furtado.








Hola…¡¡¡¡Volví!!!!!!!
Por Juan R. Silva.

Bueno…terminados los 100 años de Villa Sara, retomamos el camino del futbol más lindo del mundo.
 He estado ahí, ustedes lo habrán escuchado en la radio…no he tenido tiempo material para escribir Futbol Loco, pero ahora vamos a seguirlo, espero , ansió que sea fluidamente, sobre todo en las definiciones y en la selección, les adelanto que vamos a cubrir esta polémica participación y espero poder contarles mi verdad, en esta referencia del futbol olimareño que es Futbol Loco 33, el mejor, el más grande de la historia futbolera virtual en el pueblito que se quedo a dormir al lado de un rio.
Abrazo… y vamó arriba.!!!!!!!!!!!.

martes, 26 de noviembre de 2013

Pinta Albiverde
 Por Juan R. Silva
Yerbalense 2 (Matías Islas y Raúl Arismendi)
Lavalleja 1 (Jhon de los Santos)
Yerbalense dió un gran paso en  la búsqueda de esa tan ansiada oportunidad por conquistar un torneo que le permita llegar al último cupo para las finales del futbol olimareño.
 El albiverde que a partir de la ida de Alejandro Lago y de la deserción de Diego Fialho, Wilton Mieres y Diego Bauzil, ha visto totalmente reducido su plantel en cantidad y calidad con vistas a una temporada que debía de ser “la temporada”, jugó mucho mejor que su rival, en un partido feo y con muchísimos errores de planteo y técnico por parte de los jugadores de los dos equipos.
El ritmo de juego tampoco era extremo y si bien Lavalleja parecía más ofensivo que ocasiones anteriores sobre todo por el buen partido de Noble, Yerbalense prontamente con un buen partido de Ávila también y con esa regularidad de Fernando Correa, que es poco valorada por su equipo, se hizo dueño de la pelota.
Pero Yerbalense no tenía la misma fuerza ofensiva de Lavalleja y por eso ópticamente su dominio no se traducía en peligro, faltaba Víctor Ruvira, siendo el zaguero Lesi Rodríguez el jugador más ambicioso ofensivamente del albiverde en esa primera parte, que aparte y como si fuera poco para con los dirigidos por Correa , otra vez pierden un delantero por lesión, esta vez el “Tacka” Gazañol, que apuntaba como un interesante pívot para ese desdoble ofensivo de los volantes que tanto le gusta a Correa.
Lavalleja también pierde a Taño por lesión y mantiene a puro amor propio en el campo a Larronda, todo eso en un primer tiempo que termina 1 a 1 con un gol de Noble para Lavalleja, tras gran jugada de De Los Santos y un penal bien cobrado por el juez que permitió que Islas igualara.
La segunda parte trajo un cambio interesante en Yerbalense, el reintegro al futbol de Raúl Arismendi, claramente excedido de peso, pero fresco de cabeza y Yerbalense fue más dueño del balón aun, pero sobre todo porque la expulsión de Larronda fue decisiva en el encuentro, Arismendi en los últimos minutos, le dio a los albiverdes el resultado que creo que merecieron en los 90 y les da una ventaja cualitativa importante, sobre todo a la vista de la contundente derrota de Vaca Azul Olimar, su otro rival en la búsqueda de ese cupo a semifinales, que serán aun partido solo alargue y penales donde claramente crecen las chances de los equipos “mas débiles” en plantel, seguro , insisto lo de Yerbalense es muy corto ahí, solo basta mirar su banco en los partidos, todos chicos de inferiores.
Lavalleja fue perjudicado por las lesiones y perdió en este partido a un jugador trascendente en su andamiaje: Larronda, pero sin dudas sigue sin encontrar la forma y ve muy comprometida su oportunidad, por la que lucho tanto, en el grupo más fácil de estas liguillas.
Paliza
Por Juan R. Silva
San Lorenzo ( Martin Avila  2, Manuel Graví, Jorge Alzueta, Brian Acosta 2 y Marcos Gimenez).
Vaca Azul Olimar 0.

Poco para decir, después de una goleada tan impiadosa.
7ª 0 fue el resultado y pudo haber algún gol más sobre todo después de que Vaca Azul Olimar perdiera a Vázquez y a Acosta por expulsiones que indudablemente mas allá de la diferencia en goles le van a complicar el futuro a Vaca Azul Olimar.
Un resultado que en el primer tiempo si bien era justo era favorable a SAN Lorenzo claramente porque Vaca Azul, que había salido a ser agresivo en la recuperación e intenso en la marca carecía de argumentos a la hora de generar juego ofensivo.
Así Martin Ávila y Manuel Graví de Penal, un penal muy torpe de la defensa auriazul, lo mandaban al azulgrana al descanso con clara ventaja.
La segunda parte fue toda de SAN Lorenzo que a pesar de sacar ventajas por intermedio de Martin Ávila nuevamente, a partir de la entrada del juvenil Braian Acosta (convirtió dos goles), se hizo absolutamente incontenible para el fusionado y los goles fueron llegando como catarata sobre el arco del indefenso Arredondo, el ultimo un tiro desde fuera del área de Marcos Giménez un golazo.
San Lorenzo saca no solo tres puntos sino que una ventaja importante en este tipo de torneos, en el aspecto confianza.
Vaca Azul insisto, pierde mucho, no solo por el abultado resultado, que es sumamente desmotivador, sino por las expulsiones, que lo debilitan con vista a lo que se viene.

martes, 19 de noviembre de 2013

Clausura
Por Juan R. Silva
 Treinta y Tres 2 - 1 Huracán
 Treinta y Tres se consagró campeón del Clausura “Ricardo Spagnolo” de la Liga de futbol de Treinta y Tres de manera justiciera y clara, pese al sofocón” del final, al ganarle a Huracán por 2 a 1 en el clásico disputado este pasado domingo.
Un partido que comenzó muy parejo con dos figuras muy parecidas en los táctico los equipos y que se desequilibró a partir del penal y la expulsión del arquero Cesar Vicentino de Huracán, dos equipos que salieron a plantear lo suyo, el decano a presionar después de su medio cancha, haciendo que el globito jugara con su defensa adelantada para “filtrar la bocha” para el pique demoledor, su mejor arma en el campeonato de Sosa y que o este definiera o provocara la pelota quieta donde la pegada de varios albicelestes o el juego aéreo de Vera o Alzugaray pudiera abrir el partido.
Lo de Huracán era mucho más confuso y creo que ahí está la explicación de esa imagen desaliñada, desteñida que ha dado el máximo candidato del campeonato durante todo el, no queda muy claro a que quiere jugar, por momentos parece que va a hacer lo de Treinta y Tres pero su pressing no es consistente y por momentos intenta tener tenencia para generar juego por las bandas con la llegada sorpresiva de los volantes, pero como no tiene cambio de ritmo por afuera, los volantes juegan al trote termina dependiendo de tareas individuales, en este partido sobre todo de la gambeta porfiada y previsible de Larronda.
Pero igual como Treinta y Tres “reaccionaba” y jugaba al error rival,  lo que ha hecho de un tiempo a esta parte con pingues ganancias, no habían claras oportunidades hasta el error de Vicentino.
Porque además en la ejecución del penal aparecía un jugador que rompía lo que era casi un mito para nuestro futbol domestico, Darío Vera jugaba un domingo una final y su zapatazo vencía al ingresado Alvez (como en la definición del campeonato 2012) los mismos actores distintos rivales para el albiceleste, el mismo final.
Y esa expulsión, por lo menos ópticamente y en el desarrollo, como acostumbra el futbol olimareño beneficio al que queda en desventaja, pues con el influjo de Juan Francisco Puñales Huracán comenzó a jugar en las cercanías de el área de Treinta y Tres.
 Seguro con esa espada de Damocles que es el pique de Sosa superando continuamente el fondo albo, y así con la tenencia de Huracán pero 3 chances clarísimas que dilapida el decano, Sosa quita una pelota en las cercanías del área rival y su disparo es desviado por Alvez, del córner de Alejandro Pereira el balón da en el metal de Alvez y una invasión de Sosa que es muy dudosa en el área alba, para mí no fue penal, Sosa busca la pierna rival en la emergencia, el primer tiempo se va …haaaaaa hay una jugada polémica en el área de 33, Graví de buen partido invade por derecha tras asistencia de Gamarra y Vera lo acompaña ante el reclamo albo de penal, para nosotros no fue tampoco.
Primer tiempo y a la vuelta del entretiempo 33 adelanta la zona de presión, sobre los 5 una recuperación decana para atrás del medio juego rival, pique profundo de Tabeira y su centro encuentra a Sosa, que con golpe de cabeza vence a Alvez y asegura el resultado.
Huracán con un jugador menos se rebela, se desordena y empieza a empujar viendo que se le iba el partido, sin juego, pero con mucho pundonor, hasta medio acelerado, hay un par que choques en el apuro albo entre jugadores de su mismo equipo, hasta el infortunado accidente de Fernando Gómez, golpe de un compañero que le provoca un traumatismo craneano que se trasforma prontamente en un desmayo y el consiguiente momento de preocupación de todos los asistentes.
Por suerte la ambulancia de IAC traslada al buen jugador albo y Huracán que parece “orinado por un elefante” que  realiza el cambio  e ingresa  Moreira, ve como este en el primer pique se lesiona.
 En este lapso Treinta y Tres debió liquidar el partido, apurado, ansioso, en el medio de una crisis de ansiedad importante, Huracán decide prácticamente jugar manos a manos con los delanteros decanos y los volantes, sobre todo Tabeira llegaban solos totalmente, pero perdonó de manera insólita el decano, quizás por el apuro, quizás por desconcentración  o porque realmente  Treinta y Tres careció de la contundencia que debió mostrar, algo en el debe decano no todo los días se le darán esas oportunidades.
Con dos jugadores menos (porque lo de Moreira era casi testimonial) Huracán faltando 5 minutos con una jugada individual de Diego Graví puso un 1 /2 totalmente irreal con lo visto, pero esos 5 minutos fueron un sufrimiento innecesario del los albicelestes, que debieron aguantar ese envión sin futbol pero con ganas de Huracán.
 Resultado ajustado, quizás algo exiguo, favorable a los de José Francisco Denis, que se abrió con un error individual de los de Pereira, pero que nunca pudo el globito revertir futbolísticamente, extrañando demasiado a los ausentes Rodríguez y Simón Mier.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Cierre del Clausura

9ª Fecha 
[Nov 9]
25 de Agosto        2-3  Lavalleja
  [Maicol Saúlle 52, Diego Becerra 58 - Gonzalo Rodríguez 18, Gabriel Noble 47, Jhon Fernández 87]
San Lorenzo         2-0  Vaca Azul Olimar
  [Martín Ávila 50, Oscar Mieres 56]
Unión Barrio Coya   3-5 Yerbalense
  [Pablo Barros, Joel Martínez, Arturo Dos Santos ec - Víctor Ruvira (2), Marcelo Correa, Wilson Gasañol,
   Ernesto Vila]
Peñarol             1-4  Huracán           
  [Mauricio Rivero 55 - Fernando Gómez 20, Matías Rodríguez 27, 79, Roberto Gamarra 79]
Libre: Treinta y Tres
 
Tabla:
 
1. Huracán                    8  6  1  1 22- 7 19
2. Treinta y Tres             8  6  1  1 17- 8 19
-------------------------------------------------
3. San Lorenzo                8  4  2  2 12- 7 14
4. Peñarol                    8  4  1  3 16-14 13
5. Yerbalense                 8  3  2  3 14-12 11
6. Vaca Azul Olimar           8  3  1  4 11-12 10
7. Unión Barrio Coya          8  2  2  4 13-17  8
8. Lavalleja                  8  2  1  5 14-18  7
9. 25 de Agosto               8  0  1  7  5-29  1
  
Final Clausura
Treinta y Tres      -   Huracán
 
 
Tabla Anual:
   
1. Huracán                   16 12  1  3 41-14 37   Campeón Tabla Anual
2. San Lorenzo               16 10  3  3 29- 9 33
3. Treinta y Tres            16 10  2  4 39-20 32
4. Yerbalense                16  8  3  5 30-21 27
5. Unión Barrio Coya         16  7  2  8 26-30 23
6. Lavalleja                 16  6  1  9 27-31 19
7. Peñarol                   16  5  3  8 26-33 18
8. Vaca Azul Olimar          16  4  2 10 20-40 14
-------------------------------------------------
9. 25 de Agosto              16  1  1 13 17-57  4
 
 
Liguilla:
 
Grupo A:
 . Huracán
 . Treinta y Tres
 . Unión Barrio Coya 
 . Peñarol
 
Grupo B:
 . San Lorenzo
 . Yerbalense
 . Lavalleja
 . Vaca Azul Olimar
 
 
Goleadores:
 
Diego Sosa             TYT     15
Matías Rodríguez       HUR     9
Yamandú Tabeira        TYT     9
Facundo Larronda       HUR     8
Manuel Graví           SLO     7
Oscar Mieres           SLO     7
Víctor Ruvira          YER     7
César Larronda         LAV     6
Gustavo Milder         PEÑ     6
Marcelo Correa         YER     6
Gabriel Noble          LAV     5
Gonzalo Rodríguez      LAV     5
Martín Ávila           SLO     5
Joel Martínez          UBC     5
Diego Bauzil           YER     5
Directo a la Final
Por Juan R. Silva
Debo decir que  esperé  a ver las jugadas polémicas en la tele y por eso demoré el comentario.
Porque fue evidente que de  esas resoluciones del juez Barrios dependió el resultado y luego su holgura, 4 a 1 no refleja para nada lo que fue el partido y se explica en la contundencia del globito nada más.
El choque de cabezas de Ángel Carrasco y Simón Mier condicionó el partido, pues lo albos se quedaron sin Simón (su jugador, su referente) y Ángel jugó disminuido gran parte del mismo, llegando a vomitar en la cancha en una resolución que este periodista entiende equivocada por parte del elenco mirasol, arriesgo mucho Peñarol y sobre todo fue evidente que Ángel estaba conmocionado, es mas quiero decirlo de frente y mano, Ángel Carrasco es un tipazo y si alguien se anima a “meterle” esa historia de mala leche…se lo tendría que decir en la cara…no meterla de costado “comiendo oreja” cosa que me parece de una ordinariez…que la verdad nunca espere que repitiera “eso” algún jugador albo…pa mi…pa mi hee…si hay que decir algo así hay que hacerlo de frente y no después andar dando beso como que no paso nada, ta pero son mis códigos.
Huracán ganaba 2 a cero en dos llegadas claras aéreas del equipo de Pereira, que viene haciendo muchos goles con ese expediente, el primer penal reclamado a favor de Peñarol para mí no fue, se ve llegar al defensa primero a la pelota y el segundo si , contra Matías Gallegos, muy claro, un error clarísimo del árbitro Barrios.
 Después Peñarol erra claramente 4 chances (su pecado, su responsabilidad) , una de Coronel increíble de cara al arquero giró dándose vuelta y ahí ya en el segundo tiempo llega la tercera jugada polémica, para mi clarísimo penal, por mano de Diego Graví, que el línea Medeiros no señala, pero acá yo si entiendo lo que pasó, la falta es en el lado ciego del línea, del otro lado, con el cuerpo de Graví cubriéndolo y después de un centro atrás, el línea viene buscando “salir” con el ultimo y el árbitro Barrios está lejos parado al revés también, demoró ese trabajo de terna, se miraron y no decidieron, es sabido que Medeiros demora en esas jugadas y cuando reaccionaron ya la pelota estaba lejos.
 Las protestas de Peñarol calentaron el partido, mas cuando Mauricio Rivero achica las cifras a 2 a 1, protestado mal por Huracán como posición adelantada, intentando “disimular” lo que a esa altura era un clarísimo perjuicio a Peñarol, cosa que está bien en nuestro futbol, “el fubol es pa los vivos”…lo que está mal es llorar después cuando te toca a vos… y hacer un alegato de “victima eterna”…cuando si es a favor te callas y la jugas de vivo…pero insisto…cada uno es como es.
Después si apareció la presencia de Huracán, sobre todo en el habilidoso Larronda ingresado por Simón, que obliga a un penal claro de Ángel Carrasco y asiste al goleador Gamarra para liquidar el partido…Peñarol seguía jugando bien, por afuera, tocando, triangulando, pegando tiros en los metales del arco de Vicentino, convirtiendo al meta en figura, siendo superior conceptualmente pero no trasluciendo en la red, con un muy buen partido de Gallegos.
 Partido que tuvo un detalle importante en la postrera expulsión de Matías Rodríguez que ya acumulaba su tercera amarilla y que por lo tanto no jugaría el clásico final del Clausura igual.
Detalle no menor este…recordar la importancia que tuvo Colacho en los dos clásicos anteriores y que está teniendo en esta campaña alba, que sigue , como estos dos años de Pereira al frente del globito, siendo mucho mas “linda” en los números que en el juego…ahora… lo que vale…son los números.
Obvio
 Por Juan R. Silva
 San Lorenzo le gano, claramente, lógicamente a Vaca Azul Olimar, es más me parece una autentica obviedad el resultado.
 Por más que Gerardo Gonzales haya sorprendido a propios y extraños con el equipo que puso en el campo de juego el sábado, todo o casi todo el equipo titular.
 Porque recordemos que en el final del Apertura Gonzales le presentó un equipo totalmente alternativo a los azulgranas en un partido que en definitiva le dio el Apertura.
Pero San Lorenzo hoy está encima futbolísticamente de Vaca Azul y eso se plasmo en la búsqueda continua del azulgrana ante un equipo fusionado que solo atinaba a buscar algún envió en profundidad para Julio Rodríguez.
 Y así con mucha paciencia, luchando con su liviandad ofensiva y sobre todo con una concepción “cero stress” que le hace bajar mucho la intensidad al equipo de Ubilla.
 Eso claramente conspira contra el juego santo que necesita de la concentración para plasmar su juego de toques laterales y preciso, aun con esa dificultad San Lorenzo fue mucho más del minuto 0 al 90 y solo algún error de la zaga obligo a la aparición de un seguro Rodrigo García, que evitó alguna lejana chance de Vaca Azul, que hubiera sido injusta, lo cierto es que San Lorenzo logró el segundo puesto en la anual, espera tranquilo que se “maten entre ellos”…planifica en esa partida de ajedrez que Antonio Ubilla transforma cada campeonato… y le vuelve a ganar a Vaca Azul Olimar porque juega más… una obviedad.
 


Disputado
 Por Juan R. Silva
Lavalleja ganó por 3 a 2 al albirrojo del barrio 25 y así pasó a la liguilla de los pares, que aparece como más accesible” que la otra.
Un partido de emotividad, sobre todo en el segundo tiempo, el primero con muy poco fue de Lavalleja, apenas el talento y la claridad de Rodríguez y el empuje de Díaz, aun así convirtió los dos goles que le daban una relativa tranquilidad.
 Pero en la segunda parte totalmente liberado de presiones y arriesgando 25 empezó a saltearse el medio campo, apareció la agresividad y verticalidad de sus delanteros en especial el “Chino” Tabarez y el empate sorprendió sobre todo por la expectativa previa porque en el partido no hubo diferencia.
 Pero un gol de Hernández en una atropellada le dio la ventaja a los de Denis, pero sufrió esos últimos minutos, mucho más de lo que se pensaba antes del partido.
 Final de un mal Clausura para Lavalleja, me animo a decir que muy malo, es mas no mejoro mucho, el resultado lo marca, muchos problemas tendrá Denis para cambiar una imagen que deja muchos lesionados y una confianza quebrada.
25 se despidió del año con una mejor cara que el partido ante Huracán pero igual debe replantear su concepción el elenco albirrojo, sobre todo en el orden de su proceso, los objetivos, las ideas, los sueños están bien como motivación, pero siempre hay que recordar que el futbol es un juego donde el orden siempre le gana al desorden.

martes, 5 de noviembre de 2013

La Anual
Por Juan R. Silva
Huracán 8 (Facundo Larronda x 2, Roberto Gamarra x 2, Matías Rodríguez x 2, Camilo Sosa  y Diego Graví)
25 de Agosto 2 (Acosta y Gerardo Crossa).


Cuando un  equipo golea a otro por 8 goles no hay comentario posible, ¿qué vamos a decir?... que lo aplastó, que lo goleó,… ¿engañar con una lectura que es evidentemente que la debilidad de uno aumenta la potencialidad de otro?... en definitiva parafrasear o pintar algo tan desmesurado como irreal.
 Huracán se aprovecho de la debilidad de su rival… que todo lo hecho en este torneo de primera división, lo había basado en el aspecto anímico y despojado de esa motivación, era 25 de Agosto un representativo meramente decorativo… con el agravante de que esa ilusión… que en algún momento le sirvió de acicate para pelear partidos hoy le juega en contra…la realidad le ha pegado en la cara y no se puede reponer... lo sufre.
El globito ha ganado por segundo año consecutivo, bajo la dirección de Dardo Pereira, la tabla anual, aun antes de que se termine la fecha 8, en el primer partido de esta, faltaban 3 partidos y una fecha y ya ganó la tabla anual, va a ser el equipo más goleador del campeonato y el segundo menos vencido , está peleando el titulo en el Clausura y perdió el Apertura por un punto…¿entonces?...para eso le sirven al elenco albo esta goleadas importantes…para poder obtener confianza…porque creo que en materia de juego lo suyo ya esta… difícil que ahora sorprenda con algo nuevo… en el aspecto físico también ya sabe a qué atenerse…entonces Huracán debe obtener fortaleza en el aspecto anímico… tema que ya hemos tratado y desarrollado en Futbol Loco.

Simplemente reiterar esto…es a veces difícil de explicar…si uno no conoce la historia y la idiosincrasia de las instituciones… como un equipo…. que tiene los números de Huracán no conforma a propios (más que nada) y extraños… y que algunos que presumimos de ese conocimientos explicamos por el simple argumento del…”peso” de esa camiseta ( frase absolutamente futbolera y carente de “valor conceptual”).
Octava Fecha
Por Juan R. Silva
 
San Lorenzo dio cuenta fácilmente de Lavalleja por 3 a 1, con goles de Rodrigo Segovia, Matias Orgambide y Oscar Mieres, descontando el Gato Cesar Larronda para los militares.
Mientras tanto el Domingo a primera hora Vaca Azul Olimar le ganópor 2 a 1 a Unión Barrio Coya, los goles para el fusionado los convirtió Ronald Carneiro y para el varelense lo hizo Damian Cedrés.
Con estos resultados la tabla de posiciones del torneo Clausura quedó de la siguiente manera:  
 
Tabla Clausura :
 
1. Treinta y Tres             8  6  1  1 17- 8 19
2. Huracán                    7  5  1  1 18- 6 16
3. Peñarol                    7  4  1  2 15-10 13
4. San Lorenzo                7  3  2  2 10- 7 11
5. Vaca Azul Olimar           7  3  1  3 11-10 10
6. Yerbalense                 7  2  2  3  9- 9  8
7. Unión Barrio Coya          7  2  2  3 10-12  8
8. Lavalleja                  7  1  1  5 11-16  4
9. 25 de Agosto               7  0  1  6  3-26  1
  
 
Tabla Anual:
   
1. Huracán                   15 11  1  3 37-13 34
2. Treinta y Tres            16 10  2  4 39-20 32
3. San Lorenzo               15  9  3  3 27- 9 30
4. Yerbalense                15  7  3  5 25-18 24
5. Unión Barrio Coya         15  7  2  7 23-25 23
6. Peñarol                   15  5  3  7 25-29 18
7. Lavalleja                 15  5  1  9 24-29 16
8. Vaca Azul Olimar          15  4  2  9 20-38 14
9. 25 de Agosto              15  1  1 12 15-54  4
 
 
Goleadores:
 
Diego Sosa             TYT     15
Yamandú Tabeira        TYT     10
Facundo Larronda       HUR     9
Matías Rodríguez       HUR     7
Manuel Graví           SLO     7
César Larronda         LAV     6
Gustavo Milder         PEÑ     6
Oscar Mieres           SLO     6
 
9ª Fecha       
Unión Barrio Coya    -   Yerbalense
25 de Agosto         -   Lavalleja
Peñarol              -   Huracán           
San Lorenzo          -   Vaca Azul Olimar
Libre: Treinta y Tres
Lo hizo de nuevo
 Por Juan R. Silva
Treinta y Tres 3 (Diego Sosa x 3)
Yerbalense 2 (Víctor Ruvira y Wilson Gasañol)


Treinta y Tres ganó un partido que estaba ganando cómodo…que se le complicó… y que en un emotivo final…hizo lo que tuvo que hacer…lo que casi nadie hace en el futbol de Treinta y Tres…cuando se vio obligado a ganar el partido…lo hizo.
Un partido que había arrancó con superioridad decana pero que prontamente el mejor control del medio campo albiverde, con una tarea de Fernando Correa exuberante en su despliegue, le dio a los de Correa el control del partido.
 En eso estaban los albiverdes intentando a través de Víctor Ruvira llevar peligro al arco azul y blanco…cuando un gol de ese delantero optimista del elenco decano le dio la apertura del marcador…porque hay que ser muy optimista para ir a buscar ese pelota que era de Cardozo.
Y con esa ventaja Treinta y Tres manejó el partido hasta el epilogo de esa primera etapa.
La segunda parte seria la más emotiva, porque después de un pase bárbaro de Lemes al espacio entre el último zaguero rival  y su arquero, encuentra el pique mortífero del delantero Diego Sosa, y este define poniendo el 2 a 0.
Y ahí casi todos dijimos “partido terminado” menos ellos…los aguerridos albi verdes y los “distraídos”  albi azules, pues los albiverdes, sin nada que ganar ni que perder, adelantaron las líneas y Treinta y Tres se distrajo cometiendo errores de primer año.
El penal, bien cobrado por Álvarez, por mano de Piriz, le dio el descuento a Yerbalense, después de que Ruvira “picara”  el balón, en una ejecución excelente.

Y encima llega la expulsión de Matías Islas baluarte del Yerbal,
Un horror defensivo a la salida de un córner, con 3 albi azules pechándose en el salto, una peinada y el “Taka” Gazañol. Definiendo en dos tiempos al rincón más alejado de Larrosa…2 a 2….asombro decano…delirio del Yerbal que se veía “vengándose” de alguna aciaga tarde o noche a manos del Treinta y Tres.
Pero lo de siempre…lo de casi siempre…en un momento de alto stress competitivo en el futbol olimareño…cuando hay un  cuadro obligado a convertir para ganar…el único de todos que resuelve (casi siempre insisto)…a favor de sí mismo es el Treinta y Tres…llámenlo mística… suerte… historia…lo que quieran…lo cierto es que cuando el decano tiene que ganar…gana…o casi siempre gana.
Y en este partido lo hizo…con un gol otra vez de Diego Sosa, centro frontal, falla la defensa albiverde y el… Sosa, la para con el pecho, gira y la pone lejos de Cardozo, golazo…en la hora…después de estar ganando por dos goles y que te empaten…me animo a decir que el único cuadro que puede hacer eso en el futbol de Treinta y Tres es el Treinta y Tres… y lo hizo de nuevo.
Se aseguró con este triunfo una final por lo menos en el Clausura, con el pressing en la salida, con el poderío individual de sus jugadores, con el gol de Sosa…aaaaaaaaaah y con la camiseta del Treinta y Tres.

domingo, 3 de noviembre de 2013

El quiebre
 Por Juan R. Silva
Huracán 1 ( Roberto Gamarra)
Yerbalense 0.
Era el partido del año para Huracán, de lo que va del año, su derrota amplia, demasiado amplia en el marcador, su doloroso desarrollo, el final otra vez a toda histeria, toda la manija del los tres días previos, el triunfo de Treinta y Tres.
Mucha carga emotiva realmente, para mejor un fuerte viento en contra al principio y un Yerbalense que tiraba sus últimas balas casi con rabia…mucha carga.
 Y le costó horrores ese primer tiempo, estoy seguro que fue para hinchas allegados, jugadores y técnicos el más largo del año, más que los contra San Lorenzo…porque aparte Yerbalense si realmente vendió carísimo esa última oportunidad de prenderse.
Con un “Vincha” Avila que ya en los primeros minutos obligó a dos infracciones del fondo albo, porque se iba al gol, con un Víctor Ruvira imparable, solo con falta para Ferreira y para toda la defensa de Huracán y con un albiverde que tenía el control del balón pero que no profundizaba mucho.
Y lo fue sacando Huracán, con la experiencia de Matias Rodríguez para tener el balón, a veces demasiado individualista pero querendón y el despliegue y las ganas de todos, muy imprecisos si, pero con ganas.
 Y Yerbalense y un penal para mi, perdonaron en esa primera etapa a los del globito, bah no lo perdonaron, no supieron cristalizar en el área alba el dominio de casi el 80% del tiempo y del territorio, es más las pocas llegadas albas, muy esporádicas y confusas… fueron más claras que todo el dominio albiverde,  un Yerbalense que creo firmemente ya esta diezmado definitivamente.
En el segundo tiempo la ventaja del viento la tuvo el globito y el gol del debutante Gamarra aprovechando una pelota quieta y un doble toque con todo Yerbalense mirando, finiquito un dominio claro de los de Pereira, que habían encontrado una buena resistencia en Cardozo y en el correcto trabajo de Islas, pero que Matías Rodríguez desbordaba a placer en el resto de los integrantes.
Y el dominio de Huracán fue total con el correr del partido porque la respuesta física de Yerbalense se fue apagando con el correr de los minutos.
El final fue más complicado para el mismo Huracán por los nervios de el mismo equipo y por el peso de su ansiedad, que por lo que pudiera forzar el exhausto Yerbalense, pero finalmente Huracán se quedo con el triunfo que prácticamente le da la tabla anual y que lo hace mirar el Clausura con mucho cariño, el mismo de su tradicional rival.
Pero haber podido salir airoso y con los tres puntos…lo más importante… es una bocanada de tranquilidad…Huracán  en algún momento va a levantar si nivel futbolístico…mientras tanto el peso de toda su estructura…le da…muchas ventajas a la hora de resolver un resultado…por eso desde el primer minuto dijimos es EL CANDIDATO.
Buen Campeonato
Por Juan R. Silva
Peñarol 2 (Matías Gallegos y Nicolás Gutiérrez)
Barrio Coya 1 (Joel Martínez)

 Peñarol dio otro paso importante en  ese buen campeonato Clausura “Ricardo Spagñolo”, en un partido realmente complicado, donde sufrió en gran parte del encuentro, sobre todo en la segunda fase pero que logró sacarlo adelante.
Un primer tiempo muy chato pese a que el carbonero local tuvo un fuerte viento a favor, pero solo logró cristalizar el dominio  con un gran gol de Matías Gallegos.
 La segunda parte  fue lo realmente emotivo del partido porque Barrio Coya adelantó las líneas y al influjo de Pedro Barrios y Hugo Suarez acorraló a Peñarol, que sufrió pese a que intentó salir pelota al pie pero que extrañó horrores el talento de Mauricio Rivero para   mantener el  balón de espaldas al arco rival, es mas Peñarol intentaba tener tenencia solamente en el manejo de Nicolás Gutiérrez y después, gracias al viento, Barrio Coya era un frontón.
 Pero el elenco varelense erró tres ocasiones cara a cara con Cristian Ramírez y este fue de las figuras de la cancha con solo el expediente de su agresividad para encarar a los delanteros,  pleno de seguridad.
Y cuando mas sufría el carbonero un golde Nicolás Gutiérrez de tiro libre, que se desvía en un rival le dio el golpe de gracia al franjeado.

La expulsión por doble amarilla de Gutiérrez le dio una ventaja numérica  a los de Varela que prontamente perderían pues también en sus lares se vio una roja, descontando estos a través de Martínez pero el ingreso de Arada le dio a Peñarol una tenencia que hizo que el tiempo corriera y que también un rival se fuera expulsado por golpear a destiempo al hábil volante aurinegro.
Tremendo triunfo para Peñarol que esta abrochando un muy buen Clausura pero que en la tabla anual pasa al lugar 6to, con lo que está entrando en “la liguilla de los pares” que pareciera más accesible que la de los “impares” a la hora de pelear las semifinales del torneo corto.
Pero lo más importante es que Peñarol consigue una confianza en su juego muy importante, será sin dudas el”convidado de piedra” que nadie querrá en su grupo.

sábado, 2 de noviembre de 2013

Se viene el Decano
 Por Juan R. Silva
Treinta y Tres 2 (Yamandú Tabeira y Diego Sosa)
Lavalleja 1 (Cesar Larronda)


Treinta y Tres ganó el partido entre semana y el resultado fue notoriamente exiguo con lo visto en el estadio.
 Pese a  el arranque pintó para ser un encuentro parejo, Lavalleja convirtió en rápida y agresiva contra, pero su gol fue anulado por offside, en la recarga Yamandú Tabeira en algo que se le está haciendo costumbre abre la cuenta oportuna mente y creo que ese comienzo alentador de 2 o 3 minutos terminó.
 Porque Lavalleja no pudo articular juego y porque Treinta y Tres practico, pragmático…no tomó riesgos, se armó firmemente de atrás para adelante y descansando en el doble 5 de Lemes y el “Cotti” Alzugaray que volvía de su suspensión, manejar el ritmo del partido.
 Pero ya a los 20 el segundo gol de Sosa, atropellando en una pelota quieta contando con “la cortina” de Teijeira, liquidó el partido.
No había manera para Lavalleja, muy lejos de la zona de creación su jugador más idóneo Gonzalo Rodríguez ya jugando casi de 5 y con ausencias notorias como la de M arcos Díaz suspendido, no incomodaba para nada a una defensa muy seria y concentrada.
 El segundo tiempo fue  el show del gol errado por Treinta y Tres.
Erró fácilmente 10 oportunidades el equipo de José Francisco Denis, algunas las menos con, otra vez, muy buena actuación de Martin Machado el guardameta militar, pero las mas porque el exceso de traslado de los delanteros azules y blancos en especial Sosa, siempre permitía una recuperación militar, un defecto a corregir por los del el decano.
 Lavalleja deambulaba por la cancha, se desordenaba, en un momento termino el “Gabi” noble jugando de ultimo y el “Gato” Larronda de 9 y sufría la expulsión de su jugador más firme en defensa Néstor Noble.
 Aun así, por el error antedicho Treinta y Tres no convertía y cuando el partido moría, un pelotazo largo, un presunto offside  de Cesar Larronda y el “Gato” que descuenta para la estadística…solo para esta.
Treinta y Tres partido a partido consigue mas solides, mas "afiatamiento" en ese "pressing" en el medio juego que cuando lleguen las de “apretar” será una ventaja importante, pero sobre todo y ahí difiero con el entorno azul  y blanco ajusta progresivamente a medida que se acercan esos momentos su lectura del torneo y del juego mismo, la cantidad de ocasiones que desperdicio por no tirar “un pase mas” o “no soltarla” antes…es algo a CORREGIR.