martes, 16 de septiembre de 2014

Extractado del Diario AGESOR de Mercedes
La Copa se fue para el Olimar

Tras una dramática definición, Jave de Treinta y Tres se coronó campeón uruguayo de fútbol de salón. Los Abstemios se quedaron con un dignísimo sub-título.
En un Estadio “Alberto Della Santa” colmado de aficionados -como hace tiempo no veíamos-, el conjunto de Los Abstemios de Mercedes venció este sábado lluvioso a Jave de Treinta y Tres por cuatro goles de diferencia (6-2), al disputarse la segunda final del Campeonato Uruguayo de Fútbol de Salón, forzando así una definición por penales, ya que el equipo anaranjado de la capital olimareña había ganado de local por la misma diferencia (9 -5). Cuando ya estaban 6-2, el equipo mercedario estuvo muy cerca de anotar el gol que hubiera significado su consagración. Jave estuvo también muy cerca de aumentar, pero el golero Gonzalo Rosso volvió a destacarse, con magníficas intervenciones. Así se llegó a la instancia de los penales, en la cual la representación visitante se impuso 7 a 6, conquistando de esta manera el título de campeón.

Un  numeroso grupo de hinchas acompañó a Jave. Desde Treinta y Tres llegó además un buen número de periodistas, algunos de los cuales transmitieron por radio, lo cual habla a las claras de la importancia que tiene el fútbol de salón en aquella ciudad del oriente uruguayo.

La nota negativa de la velada en el escenario praguense fue la reacción impetuosa de algunos jugadores de Los Abstemios, ante sanciones de los árbitros durante el partido y provocaciones de jugadores adversarios durante la definición por penales. Por fortuna otros se interpusieron y evitaron que las cosas pasaran a mayores.

Detalles
Estadio “Alberto Della Santa” (Club Atlético Praga)
Árbitros: Horacio Da Silveira (de Montevideo) y Robert Rodríguez (de Rocha)
Los Abstemios 6 Jave 2
Los Abstemios: Gonzalo Rosso, Mauricio Gianechini, Juan Martín Rosales, Jorge Núñez y Alain Battó (formación inicial). Director Técnico: Álvaro Polero
Alternaron: Maximiliano Bianchi, Santiago Irigoite, Miguel Aguirrezabala y Richard Burgos.

Jave: Fabricio Santos, Sebastián Carrasco, Marcelo Correa, Fabián Hernández y Eduardo Álvarez. Director Técnico:
Goles para Los Abstemios: Alain Battó, Juan Martín Rosales (3), Santiago Irigoite y Miguel Aguirrezabala.
Goles para Jave: Eduardo Álvarez y Fernando Correa.

Definición por penales:
Para Jave anotaron: Juan Puñales (2), Fernando Correa (2), Fabián Hernández (2) y Eduardo Álvarez.
Para Los Abstemios, por su parte, convirtieron: Mauricio Gianechini (2), Juan Martín Rosales, Richard Burgos (2) y Daniel Martínez.

El golero mercedario Maximiliano Bianchi, que había sustituído a Gonzalo Rosso sobre el final del encuentro, contuvo uno de los penales, pero ello no fue suficiente, ya que dos de los disparos de Los Abstemios fueron malogrados, uno ejecutado por Juan Martín Rosales y otro por Daniel Martínez.

Campeonato Clausura
El Harakiri.
Por Juan R. Silva
Yerbalense 2 (Wilson Gazañol y Bruno Teliz penal)
Treinta y Tres 1 (Gonzalo Lemes penal)
Yerbalense ganó bien, justicieramente, en un partido que la torrencial lluvia que por momentos sacudió el Parque Colón, pedía que se resolviera rápida y eficazmente, la coyuntura del “no pique” de la pelota, los de Marcelo Ferreira tuvieron una referencia muchísimo mas acorde a la circunstancia que menciono más arriba.
Basado Yerbalense, en  la gran tarea , que vista esa circunstancia, hizo el triangulo final del albiverde, capitaneado por la vuelta de Alejandro Lago, con la experiencia de Edgar Cardozo y el conocimiento de Rodrigo Taran, que me hace apresurar a decir que en ese ítem Yerbalense es de lo mejor del futbol olimareño hoy.
 Pero luego de reconocido esto, con la importante del ingreso de Teliz en el segundo tiempo que le dio más movilidad aun la   ofensiva al albi verde, lo insólito para este relator de historias futboleras,  es la forma en la que se regaló Treinta y Tres.

Los horrores individuales del equipo albiceleste, con el reconocimiento también de la incidencia de un errático arbitraje, fueron increíbles, al extremo que hacen a este humilde seudo periodista calificar de “Harakiri” el partido que hicieron los dirigidos por José Francisco Denis.
El harakiri, haraquiri o hara-kiri es el suicidio ritual japonés, eso fue lo que yo vi este domingo en un lluvioso sábado en el parque Colón.
Ya cuando Treinta y Tres elige, dentro de la cancha, con la lluvia fuerte, trasladar en zonas, donde el empozamiento del agua era evidente, con jugadores que habitualmente son mucho más expeditivos y simples en su resolución, me hizo acordar a aquella frase tradicional de nuestro futbol domestico “dámela para trancar”, pero hasta ahí la buena tarea de Giménez en ofensiva, disimulaba mucho y hacia ver mejor al decano, seguro cayendo en la zona donde es más fuerte Yerbalense hoy.
Pero el suicidio futbolístico de los albicelestes comienza cuando, no leyendo como si lo hizo el lateral Maguna, la mejor figura por lejos del albiceleste que el arbitraje y la cancha permitían un roce fuerte, entra en el “chamuyaje” de “boquilla” en el medio juego.
 Todos sabemos en Treinta y Tres, como es la forma de arbitraje de Gustavo de  los Santos, pensar que el va a dejarse influenciar por una protesta es por lo menos ingenuo, el maneja los arbitrajes de forma que te da una de cal y una de arena cuando tiene que “interpretar” una acción polémica, producto de su innegable conocimiento de reglamento y de su estilo de arbitrar muy proclive al diálogo, entonces  para mi es inentendible , o si, creo que  como todos van solo a ver sus partidos y no ven el resto del futbol de 33 , reitero, porque  solo van cuando juegan( llegan 5 minutos antes de la hora y se van enseguida), tienen un prejuicio que después los hace cometer estos errores, que reafirmo, le costaron el partido y le cuestan partidos a los de Denis frecuentemente.
El error de Alejandro Pereira haciéndose sacar una segunda amarilla por “garronear” en un tiro libre es infantil, mas sabiendo que el “Pulga” es muy “fácil” de echar, solo hay que ver la cantidad de veces que lo han expulsado en los últimos tiempos y que tenia reitero amarilla, para que tomar ese riesgo?
El error de la defensa albiceleste en el primer gol de Yerbalense es un suicidio :  querer parar una pelota en zona de 1, donde hay que reventarla, con lluvia o sin ella, que hace salir mal a Cuenca y que le deja la guinda servida a Gazañol es inconcebible.
Es decir que el primer tiempo, esos 3 errores mayúsculos le propinaban a Treinta y Tres la derrota parcial que se llevaba al vestuario.
 Pero no sería todo, porque en la segunda parte, adelantándose con mucha actitud, con una rebeldía importante y reitero con un buen partido de Giménez Treinta y Tres prontamente llega al empate, un penal más que discutible que lo favorece, así como en el primer tiempo en una acción muy discutible también lo perjudica un posible offside mal cobrado ( el decano dice que la peina Lago y que no fue pase ofensivo) difícil ciertamente para el línea , con la lluvia, resbalando, error comprensible  del asistente  en todo caso, pero este penal del segundo tiempo es claramente, en mi lectura de juego heee, beneficio para Treinta y Tres, porque la mano del defensa albiverde es a 3 metros de la “pifia” de un compañero desesperado por sacar la pelota en el primer palo, no hay velocidad de reflejos posible para “sacar” la mano, pero eso, ahí le doy la derecha siempre al árbitro, el reglamento lo dice como interpretación del juez y esto no admite dos lecturas, si él interpreta que es penal es penal, aclaro esto porque el arbitraje sería muy cuestionado después en lares albicelestes y con razón para mí, pero sin dudas en las polémicas, el árbitro utilizó su criterio:  “una de cal y otra de arena” y ver solo las que te perjudican…es de hincha perdedor, porque si hubiera sido Yerbalense el vencido también habría alguno que sabe “empila” puesto el grito en el cielo… como siempre digo a mi me van a convencer todos estos “sabiondos de tribuna” en día que digan “me favoreció”, sino son solo, todos he, me hago cargo, “llorones” cuando pierden.
Porque mas allá de la evidente permisividad que tuvo el juez con algún jugador albiceleste, Lemes mas precisamente, el clarísimo penal que le cometen a Alzugaray , el volante central decano, es tan incuestionable también como la más que excesiva protesta del mediocampista, solo disimulable para mí por el corte que tenía en la cabeza tras el codazo rival en el salto, pero así como digo que es penal, protestar de la forma que lo hizo el 5 de Treinta y Tres es harto pasible de expulsión y el juez no cobró el penal y no lo hecho en primera, si luego , a instancias del línea en una clara , para mi he, contradicción en el trabajo de terna, era claro que el juez permitía la protesta, que el línea Medeiros desautorizó.
Y debo decir, que mas allá, por enésima vez, creo que el arbitraje perjudicó, en esa jugada puntual a Treinta y Tres, no es la labor del colegiado lo que hace perder a los albicelestes, porque estaban 1 a 1 y tenían un hombre menos y …sabían que iba a venir “la de cal” en cualquier momento, es la mala lectura, es “el harakiri” mental en que entran los jugadores de Treinta y Tres , todo el año 2014 ha sido así, en esos momentos de “alto stress” competitivo, si se puede llamar así a un futbol que juega por casi nada, donde 33 no resuelve bien estas circunstancias, su punto fuerte en otras épocas.
Porque el penal de Silvera, con el jugador de Yerbalense casi de espaldas, el con amarilla, atropellando al rival, es tremendo, no podía dejar de cobrarlo, pero aparte deja a su equipo con ¡¡ 3 menos!!!... Faltando 20 minutos.
Y traducida la falta en el gol de Teliz, que ponía el 2 a 1, la expulsión de Martínez, cuando pese a tener 3 menos Treinta y Tres llegaba al área rival y obligaba a extremarse al fondo albiverde, ciertamente nervioso con la respuesta del resto del equipo y con la posibilidad , siempre latente de que viniera “la de cal” para Treinta y Tres, la expulsión de Martínez, cuando ya el juez había cobrado a favor de Treinta y Tres, si ya liquidó cualquier posibilidad de remontada albiceleste.
Reitero, porque conozco a mi gente, Yerbalense, ganó, lo puse antes que todo, basado en la firmeza de su triangulo final, de muy buen nivel, en el oportunismo de Gazañol y en el ingreso del “intensísimo”, para el cansino futbol olimareño, Bruno Teliz, ganó bien, sin sobrarle nada también. ante un Treinta y Tres  que terminó con 7 jugadores, que leyó muy mal la coyuntura del campo de juego y que se frustró prontamente con un arbitraje que fue consecuente con su estilo de pitar, que lo perjudicó, claramente en el penal no cobrado a Alzugaray, mas polémicamente en el offside del primer tiempo, pero que lo benefició en el penal a favor y en “la licencia” que tuvieron algunos jugadores albicelestes para pegar y para protestar de manera harto desmedida.
Entonces?... la explicación más clara de este resultado, que deja a los albicelestes muy cerca del precipicio, otro error de lectura de los jugadores decanos, porque estas expulsiones, salvo la de Silvera, serán penas duras seguramente, la explicación del resultado y de esta campaña en el segundo campeonato, 3 fechas y 5 puntos perdidos, es que los errores individuales , como en el partido con San Lorenzo, como en el clásico con Huracán, como en la copa, como en el Apertura (aquel recordado empate con Vaca Azul Olimar), mas allá de planteos, mas allá de preparación, mas allá de técnicos, dirigentes o árbitros, los errores individuales de los jugadores albicelestes ( en mi época decíamos… “no podes ser tan verde”), dicho todo esto respetuosamente por los jugadores albicelestes y a los que invito a ver las imagenes en Cablemas, diran lo que digo yo,  es una suerte de “Harakiri” a la temporada 2014, la de los 100 años.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Cuarta División
Ya se le ven las patas a la sota.
Por Juan R. Silva

 El campeonato de cuarta división prontamente entrega certezas, Huracán ya jugadas dos fechas tan solo ha despegado de la tabla de posiciones, tal como se preveía y como se preveía también Municipal jugadas dos fechas no ha podido presentarse.
Los resultados del fin de semana fueron los siguientes Huracán derroto claramente por 3 a 0 a Lavalleja, pese al buen partido que hizo el equipo militar, pero que no pudo con el enorme  potencial que para la categoría tiene los albos y esto es clarísimo poco a poco el resto de los equipos va reconociéndolo.
 Peñarol goleó a un mucho más pequeño , para la categoría 25 de Agosto por 7 a 1 y  Yerbalense a domicilio a Barrio Coya por 1 a 0, levantándose de la goleada sufrida el fin de semana anterior y en el partido más intenso y parejo de esta fecha San Lorenzo y Treinta y Tres empataron 4 a 4.
Municipal no se presentó ante Vaca Azul Olimar.
 La tabla de posiciones marca que Huracán puntea, con puntaje perfecto de 6 puntos, Yerbalense, Vaca Azul, Peñarol y Lavalleja tiene 3 puntos, Treinta y Tres y San Lorenzo 1 punto, mientras que Municipal y Barrio Coya no tiene unidades

martes, 9 de septiembre de 2014

Anual
Se va definiendo la cosa
Por Juan R. Silva
 Con los resultados de esta segunda fecha del Clausura, los que comentamos y los que no pudimos ver, el 2 a 0 de Municipal a Vaca Azul Olimar, con goles de Gonzales y de Diego Mieres, en lo que parece ser la lucha por “el farolillo Rojo” del campeonato de la Liga, y el de Yerbalense , se perfila como “el convidado de Piedra” por 1 a 0 de visita a Barrio Coya, en el siempre difícil reducto varelense, la tabla del Clausura quedó de esta manera:
Posiciones Clausura (diferencia de goles entre paréntesis):
Treinta y Tres (+7), Huracán (+3), San Lorenzo (+2) y Yerbalense   (+1) 4 puntos.

Municipal (+1), Barrio Coya (0),  Peñarol (-1),  25 de Agosto (- 5) 3 puntos.

Lavalleja (-3)  y Vaca Azul Olimar (-4)  0 punto.
Mientras que la tabla Anual, donde ya se van definiendo los grupos dice que:
Tabla Anual:
Huracán 24 puntos, San Lorenzo 23 puntos, Yerbalense 22 puntos, Treinta y Tres 19 puntos, Peñarol 17 puntos, Barrio Coya 17 puntos, Lavalleja 16 puntos.25 de Agosto 9 puntos,  Municipal 4 puntos , Vaca Azul Olimar 3 puntos

lunes, 8 de septiembre de 2014

Campeonato Clausura 2014-09-08
Era el día
Por Juan R. Silva
25 de Agosto 2 (Maicol Saulle x 2). Peñarol 0.

25 de Agosto le ganó clara y justicieramente a Peñarol, con dos goles de Maicol Saulle.
 Los rojos del barrio 25 de Agosto, enfocados en el partido y con la vuelta de Diego Becerra al equipo titular, mostraron una clara mejoría, sobre todo en el orden táctico, con respecto al anterior partido y repitiendo su actitud de entusiasmo  e intensidad en defensa y con la peligrosidad de sus dos puntas, que son, esto no es novedad de lo mejor del equipo y del torneo en materia de delanteros.
Así en la primera parte ante un “sobón” Peñarol, que parecía aletargado en su toqueteo lateral, sin cambio de ritmo y solo con la movilidad de Gallegos en ofensiva, el primer tiempo debió de ser más holgado el triunfo del 25, más que  ese 1 a 0 que Maicol Saulle, tras  gran desborde de Nico Tabarez, había traslucido en el arco de Alvez.
 Y en Alvez y la pujanza de Eduardo Álvarez uno puede  explicar lo mínimo del resultado, pero sobre todo en la ansiedad de los delanteros rojos que palpitaban ya que era el día del 25.
En la segunda parte esa  sensación se amplió, porque a pesar de la salida de Becerra por lesión, el volante rojo con su cambio de ritmo había pesado en el medio juego, donde los rojos ganaban casi todos los trancazos y donde Carlos Rivero parecía hacer pie en el mirasol, porque pese a la salida de Becerra decía, apareció en 25 quien ha sido la figura en la mayor parte del campeonato su arquero Miraballes, con un par de atajadas muy buenas y con la dosis de suerte que se necesita , también ..¿por qué no?
 La muy buena tarea de Anthony Acosta en la zaga , jugando de defensa todo el partido y la disposición a la lucha que muestra Brun le fueron dando confianza a el equipo del Abasto y Peñarol, que creo que se jugó al desgaste físico de los rojos, empezó a apurar viendo que le quedaba poco partido pero recién ahí descubrió que ya no es el del primer campeonato.
La diferencia de calidad técnica del plantel del campeonato Apertura y este es notoria y ahí sí, con mucho espacio para cubrir, la figura táctica aurinegra hizo agua por todos lados, terminó tirando centros para la cabeza de Hilton Denis, totalmente desdibujado el elenco aurinegro, en el procedimiento.
Y Maicol Saulle nuevamente, luego de que erraran no menos de 3 mano a mano con el arquero Alvez, única explicación del resultado a esa altura, Maicol Saulle decía puso el 2 a 0, que decretó que ese domingo 7 de Setiembre seria el día donde 25 de Agosto, luego de jugar CON ORDEN, se trasformaba en lo que alguno advirtió al comienzo del campeonato… “la piedra en el zapato” de cualquiera de los de arriba.
Futbol de SALÓN.
Endurance…
Por Juan R. Silva
Jave 9 - Abstemios (Mercedes) 5
El término “Endurance” es utilizado en los deportes ecuestres para definir a los caballos que tiene mucha resistencia a largos trayectos, casi siempre de forma de contra reloj, término este que se ha trasladado a las carreras de larga distancia y que algunos analistas, como yo gustoso de  esos simbolismos con un acento anglosajón utilizamos para definir la respuesta anímica y sicológica de los equipos , en futbol o futbol de salón, en situaciones de  stress emotivo, por la importancia de la disputa.
Jave para mi, con las dos anteriores finales perdidas a obtenido un “endurance” que le permite, que le permitió este pasado sábado en el gimnasio municipal, sobre llevar y sacar adelante un partido realmente “chivo”, complicado, de altísimo riesgo ante un elenco como el de Abstemios de Mercedes, reflejo claro de el futbol de salón que se juega en el Uruguay y que hace que a nivel internacional, en este deporte no ganamos nada nunca.


Abstemios, es decía un fiel reflejo del futbol de salón jugado a altísima intensidad, con defensas fuertes que piensan solo en cerrarse y defender en base a  contactos físicos, trancazos fuertes y con un componente anímico altísimo en la idea de solucionar todo en base a una entrega física y anímica al límite, con una resolución a partir de esa defensa, al límite reitero, de ataques rápidos y casi siempre uno contra uno o con corridas por un lado y finalizaciones por el otro, con una lectura muy de futbol, eso es lo que hoy domina el futbol de salón en el Uruguay, en el interior y que es enfrentado ideológicamente por Jave, con indudable e incuestionable éxito, con este son tres finales al hilo y siempre siendo fiel a su idea de “un pase  mas” , lectura antojadiza de este seudo periodista sobre una ideología de priorización de la realización estética por sobre la  efectividad resultadista, en definitiva en Jave…”El fin si justifica… el fin deviene de los medios”.




Porque Jave este sábado salió, hay que reconocerlo “pasado de vueltas” por el excepcional e inusitado recibimiento de su parcialidad y a pesar de abrir el marcador rápidamente recibió, en ese pico de energía un balde de agua fría con la expulsión por tarjeta azul de Marcelo Correa, por esa misma energía y esa misma ansiedad que el gran jugador naranja no pudo  manejar y que hizo que justicieramente, eso es indiscutible, fuera sacado del partido sin ni siquiera empezar.
 Haber, es lógico que en ese estado de excitación, con las pulsaciones al máximo, el destruir tenga mucha más facilidad para plasmarse como forma, crear es muy difícil así y Jave pese a lograr un segundo gol no tenía la precisión y el preciosismo que nos acostumbra, es mas obligado por la intensidad rival y por el nivel de imprecisión propia, sobre todo las resoluciones e búsqueda de línea de pase , desde el inicio de Santos, no eran las apropiadas, la pelota le quedo muchas veces atrás de la transición lateral de las descargas en la salida de dos o de tres y al no encontrar en el corte de la rotación, por la intensidad rival reitero, hay que reconocer lo bueno de esta forma de jugar también , espacios y Jave entró prontamente en las divididas y sorpresivamente no tuvo la “vuelta” de otros partidos, estuvo des balanceado todo el primer tiempo en eso.
Un primer tiempo que termina 3 a 3 y reitero en el desarrollo estaba mucho mas cómodo abstemios.
Cosa que se repitió en el inicio del primer tiempo y que pese al ingreso de Mauricio Rivero, le daba más  juego de poste en ofensiva pero era más  permeable a la transición rápida de Abstemios protagonizada por Alem Bato, el mejor jugador mercedario.
Hasta que la visita, claramente favorecida por un arbitraje que permitía protestas y contactos, “se pasa de rosca” también y pierde a dos valores muy importantes, uno sobre todo el “mítico” Daniel Aguirrezabala, el orden del equipo, el que le daba la tranquilidad, donde estaba superando a pesar de estar en desventaja por tan poco margen, era 5 a 4 para Jave, decía que estaba en control Abstemios y ahí en ese momento apareció “el endurance” de Jave provocando una serie de faltas que le permiten a los naranjas obtener los goles.
Atentí, no es gratis esa cualidad no, se consigue con muchos partidos importantes disputados y sobre todo perdido, ahí se aprende, “solo las derrotas enseñan” dicen los libros.
 Porque ahí con 5/4, aparece Fabián Hernández, que había jugado bien los 17 minutos anteriores, pero en esos 3 fue el líder y referente que el equipo local necesitaba, el que necesitaban y con una inmensa jugada personal puso el 6 a 7 y descalabró con su habilidad y referencia la defensa de abstemios, ya con suplentes, que se regalo en esos 3 minutos, por entrar en una pelea ilógica con la tribuna local y asumió una diferencia de 4 golea que es realmente tranquilizante para los de Oscar Arada.
Fríamente, Jave tiene una ventaja muy importante, en el resultado y en la diferencia de goles, pero también debe asumir que tuvo que extremar sus cualidades y experiencia, porque el rival no es nada fácil y que tiene muy bueno jugadores y una agresividad futbolística que de entrar en el juego de transiciones rápidas y palo por palo, los hacen muy peligroso, es más si uno entra en la guerra y el clima de emotividad ellos están como pez en el agua, cosa que paso en 17 minutos del partido.
Igualmente insisto Jave permite confiar pues esos momentos duros y de alta emotividad no serán anda nuevo para ellos y finalmente esto es fácil, si Jave juega a lo que juega siempre, estará refrendando algo que va mas allá de los títulos coyunturales, frutos de un accidente deportivo, conocidos por el vulgo como campeonatos, Jave decía será el mejor de lo que va de la década, en el futbol de salón del interior del país…jugando como nadie juega.
Campeonato Clausura 2014-09-07
Volvió al Lugar…
Por Juan R. Silva
Huracán 4 (Mario Perdomo, Juan Francisco Puñales, Santiago Gonzales y Gastón Giménez)
Lavalleja 2 (“Chito” Noble y Oscar Muraña)

Comenzó “raro” el partido, creo que sobre todo porque a todos, a propios y extraños sorprendía el armado de Lavalleja, el militar tratando de tener control de pelota, ponía 5 volantes en el medio juego, pero con un solo contención contención que era Federico Praiz, el resto todos de armado.
 Y sorprendido por eso  y por una pelota quieta que llega fortísima sobre la última línea alba, el “Chitto” Noble de atropellada abre la cuenta e insisto sorprendía.
Tiene si Lavalleja otra oportunidad ante un titubeante en el inicio globito, en los pies de Saulle  pero a partir de ahí, el elenco de Huracán toma el protagonismo del match y aprovechando las espaldas del lateral izquierdo de Lavalleja y de una zaga improvisada totalmente del militar, que no sobra y que juega prácticamente en línea, sitia a los rivales  y genera a partir de un tiro libre, el empate.
Mario Perdomo, con su impecable pegada, dándole una comba inusitada, con pie derecho desde la derecha, por fuera de la barrera, la apreta de tal manera que  Jon Pérez pese al esfuerzo, ve escurrirse entre sus manos el balón y el empate estaba bien, pero enseguida  un tonto penal, por agarrón frente a nosotros justamente de la defensa militar a Santi Gonzales y el remate de Tito Puñales ponía el 2 a 1 rápidamente y además a controlar el partido.
El primer tiempo se fue entonces en ese problema de Lavalleja en defensa y a partir de estar en desventaja en su “Wilton Mieres / dependencia” cosa fácilmente referenciable para los dirigidos por Santana.
Huracán era mucho más consistente en su juego, mucho mas afiatado y a partir del tercer gol, que se veía venir, pues por todos los laterales Huracán lo desbordaba a Lavalleja, siendo claramente superior, el tercer golde Santiago Gonzalez, luego de una serie de rebotes en el área chica militar, a partir del tercer gol mucho mas físicamente.
 Y esto que ha sido una marca registrada de Lavalleja en su historia, la parte física, fue decisiva en la definición del partido, no tenía fuerzas físicas Lavalleja.
Llega el cuarto gol de Gastón Giménez y de no mediar una imprecisión importante en  la definición de los del globito debió ser mayor el resultado, que fue”decorado” por un penal bien cobrado por  De Los Santos de buen arbitraje, decía “decorado” por la definición de Oscar Muraña.
Huracán ganó claramente, holgadamente y justicieramente ante un débil rival y pone las cosas en el lugar en que estaban al terminar el Apertura, primero en la tabla anual y puntero en el campeonato Clausura.