viernes, 17 de febrero de 2017

Copa Nacional de selecciones.
Sub 18.
A la Final del Este.

Por Juan R. Silva

La selección juvenil de la Liga de Futbol de Treinta y Tres llegó este 2017 a la final de la Confederación del Este en su categoría y estará en las definiciones del Campeonato Nacional entre los 6 mejores de país.
El equipo dirigido por Rodrigo García haciendo valer la localía, dominó en sus cruces ante Canelones del Este y Rocha y consiguió un pasaje merecido a la instancia más importante en su división.
Ganando de local y haciendo valer las diferencias de gol obtenida en la visita a sus rivales los chicos rojos tuvieron una actuación destacada que fue conseguida con un rendimiento de menor a mayor y donde tienen relevancia la planificación y la excelente forma física que los dos profesionales : Rodrigo García el técnico  es Profesor de Educación Física y trabajó en estrecho lazo con José Rodríguez  el responsable de esa área, por lo que sin dudas la curva de rendimiento físico del equipo fue uno de sus puntos altos a la hora de explicar los porque de esta campaña.
Porque a partir de ello, con una generación de chicos muy pareja en el aspecto técnico, con los aportes y particularidades de cada uno en la función a cumplir, pero con un equipo “largo” porque por lo menos 16 o 17 chicos pueden alternar sin problemas en el equipo titular y donde creo que solo la y por el estilo de juego que se plantea, decía que solo la presencia de Alejandro Álvarez se hace difícil, difícil no imposible, de sustituir, Treinta y Tres y lo ha demostrado es un equipo de “largo Aliento” convirtiendo goles muy importantes en los últimos minutos de partido, donde esa forma física anteriormente dicha pesa y mucho.
Pero además tener ese plantel largo le permite a Garcia  una versatilidad, que sin dudas sorprende desde lo táctico y puede pasar de línea de 4 a línea de 3 o de 5, puede jugar con un 5 solo como lo hace preferentemente pero necesitado Fernando Rodríguez puede ir al doble 5, puede atacar por afuera con carrileros o puede jugar con un enganche definido o con un tercer delantero de hacer falta, y el técnico según las necesidades que pide el partido a mostrado manejarlo, hasta ahora, con acierto.
El tercer punto importante que muestra Treinta y Tres a la hora de explicar este logro es su muy buen juego aéreo en las dos áreas, sobre todo y esto si es una novedad para nuestro futbol, en la de enfrente, lo cual le permite una alternativa, unida a la muy buena pegada, Erausquin se destaca en este rubro, permite decía una alternativa que le dió en los dos cruces de segunda y tercera fase pingues ganancias.
Se viene un rival que Treinta y Tres ya conoce en la final : Melo, un equipo que en nuestra  visita nos goleó en primera fase y que de local ( jugando con suplentes) se llevó un punto del Estadio Municipal, un equipo que es distinto en su forma de jugar a los dos que hemos enfrentado en este trayecto de “mata mata”, lo cual cambia radicalmente también el escenario, que se hace fuerte también en el juego aéreo y que es muy físico, mas físico que nosotros me atrevo a opinar, pero cuya curva de rendimiento no se si estará tan en alza como la nuestra y este detalle, en definiciones tan cerradas los detalles son fundamentales, mas el aspecto psicológico de saber que el objetivo principal ya esta logrado, Treinta y Tres sabe que si pierde no pasa nada porque para la realidad competitiva con la que llegaron estos chicos al Nacional esto es un campañón y esa “falta de obligación” ese respiro en la presión competitiva para los equipos olimareños es muy importante porque se vuelven muy peligrosos, ese “nada para perder y todo para ganar” debemos asumirlo es un acicate a la hora de potenciarnos como colectivo y sin dudas en un partido donde “la cabeza” seguramente será el aspecto desequilibrante, siempre lo es igual, en este partido de 180 minutos que se define en Melo, no mentirnos y saber de nuestras fortalezas y debilidades en todos los aspectos será decisivo.
Por lo pronto Treinta y Tres igual tendrá minimamente otro corte en sistema Copa porque al clasificar a las finales del Nacional, junto a Melo , Salto Capital, Rio Negro, Florida y Colonia, su campaña  tiene un premio realmente merecido.

 Un soplo de aire puro, un balonazo de oxigeno a un futbol que herido de muerte por su incapacidad estructural, solo confirma  , con excepciones como esta basadas en la capacidad individual e innata de los actores principales ( técnicos y jugadores)  , el valor de ser absolutamente impredecible.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Copa Nacional de Selecciones
Mayores.


Otro juego.

Por Juan R. Silva.

Segunda Fase

04-02-17 Treinta y Tres Capital 3-3 Canelones Interior
           (Nicolás Gutiérrez 29, Jorge Alzueta 39, Martín Ávila 64)(Andrés Colman 3, Sebastián Díaz 28, Cristian Tzitzios 81)
           (Obs.: El partido estuvo suspendido por tormenta eléctrica durante el transcurso del primer tiempo)
08-02-17 Canelones Interior - Treinta y Tres Capital

El contexto es importantísimo en un partido de futbol, si es como el que se dió este sábado pasado en el estadio municipal de Treinta y Tres puede incidir radicalmente en el  resultado, porque fue tan importante la cantidad de agua, viento y tormenta eléctrica que se abatió sobre la ciudad y durante gran parte del partido que hizo imposible que se jugara realmente al futbol.
Todo tolerado y promovido por el arbitro arachán Bica que en mi entender careció totalmente de sentido común y que solo suspendió durante 5 minutos el encuentro luego que un rayo cayera en las instalaciones de estadio municipal en un despropósito solo explicable por la idea de que es mas importante cumplir con las reglas y con los calendarios que la vida humana, porque debo decir que el sábado 4 de febrero del 2017 en el partido de futbol entre Treinta y Tres y Canelones Interior en un Organización de futbol totalmente amateur cuando se debió prevenir cualquier contingencia en medio de una tormenta eléctrica, porque el rayo que cayó sobre el estadio le pudo dar a cualquiera y la enorme cantidad de agua que hacia que la pelota no corriera en determinado momento sobre el piso totalmente anegado del fied pudo provocar una lesión de entidad,   todo esto alentado por un resultado deportivo, fue una de las inconciencias masivas mas entupidas que he presenciado y participado en mi vida, el sábado no se podía haber jugado porque corría riesgo el físico y en determinado momento la vida humana de los asistentes, jugadores , técnicos y de los mismos árbitros…y se jugó.
La tormenta comenzó cuando empezó justamente el partido de mayores, pero ya amenazaba en el de juveniles por lo que nuestro estadio, que no tiene sistema de desagüe, el piso es  simplemente una capa de greda empastada importante sobre “la loza” del lugar donde se encuentra, es decir que el agua cae y se deposita  y se va escurriendo naturalmente hacia el costado y no drena, porque no hay drenado de ningún tipo, nuestro estadio quedo prontamente anegado, con zonas donde los charcos de agua  literalmente impedían correr y botar la pelota, todo esto lo analizó el arbitro y pese a que reitero en muchas zonas del campo el balón no corría decidió que se jugara.
Un contexto así empareja todo, porque no era futbol era Waterpolo en determinado momento, los jugadores se afirmaban para pegarle fuerte y la pelota se quedaba en el agua encharcada y con esa dificultad, que no solo no es habitual sino que hace que cualquier gesto técnico sea imposible, Colman el delantero visitante convierte, con ayuda de la cancha que le cambia totalmente la trayectoria y la velocidad de balón al arquero rojo Acosta, el primer gol.
Con un Treinta y Tres enceguecido, nuestros jugadores nunca juegan cuando llueve, por el resultado, por las condiciones climáticas y por la incomodidad de resolver una situación a la que no están habituados, cargando como podían sobre el arco rival y apenas hilvanando algo parecido a un juego asociado con García de bastonero sobre la media hora de juego, en el pináculo de la tormenta, cuando el arbitro decide “in extremis” repito, cayó un rayo en el estadio Municipal, suspender el partido y enseguida , 5 minutos después lo reanuda, en una pelota aérea ( no había otra forma) el zaguero Díaz con un golpe de cabeza espectacular, a la salida de un corner y con un frentazo bárbaro pone el 2 a 0.
 Nadie puede decir que era justo o injusto sino se podía jugar, Treinta y Tres comprendiendo como jugar, sabiendo que ese resultado lo dejaba  afuera ya de la serie y espueleado por su vergüenza deportiva, se adelanta,  toma riesgos y  con tantos de Nicolás Gutiérrez y Jorge Alzueta, iguales los dos, centros frontales no puede alejar el peligro la defensa amarilla y aprovechando esa dificultad los jugadores rojos llegando mucho mas motivados, siempre hacer un gol es mucho mas motivante que evitarlo, convierten el empate en una ráfaga de gol, fuerza, coraje y lluvia  de 6 o 7 minutos.
2 a 2 y solo les quedó a los dos equipos esperar que llegara el intermedio.
No intento yo  ni siquiera explicar lo que pasó futbolísticamente, se que es imposible y aunque los futboleros presentes para describir su irracionalidad disfracen con términos  “lindos”  la inconciencia de todos nosotros, debemos de saber que fue muy riesgoso lo de ese primer tiempo para los jugadores y los árbitros sobre todo, expuestos a una tormenta de ese calibre sin resguardo alguno, una tontera.
Luego del intervalo bajó claramente la intensidad, el agua naturalmente empezó a filtrarse en el piso del estadio y con este ya quedando en malas condiciones el segundo tiempo fue “mas normal”, con respecto a esto solo un concepto, lo cuidaron  ( al estadio) todo el año para “los visitantes  y el Campeonato Nacional”( todos sabemos que “lo cuidan” porque al no tener desagüe cualquier lluvia lo deja inútil, pero bueno ponele que es para “los visitantes” , en una excusa mas entupida que lógica porque los que pagamos impuestos somos nosotros o sea que es nuestro y no lo podemos usar y nos lo dicen en la cara además ) lo cuidaron tanto…y en 45 minutos quedo imposible.
Fue “mas norma” y dentro de esa normalidad vimos algo de futbol …futbol, porque adelantándose en la cancha Treinta y Tres ganó todos los rebotes del medio campo y acorraló, el resultado lo obligaba, la localita mas bien a buscar e partido y Canelones erradamente se recostó en sus últimos metro para buscar vía Gonzáles, un volante paraguayo que se ve que juega bien, aun porque con el estado  la cancha en contra mostró algún atributo técnico, el contragolpe, un error, la idea de trasladar de la forma que sea el balón por mas de 5 o 10 metros era una utopía , siempre el rival te lo llevaba, entonces el equipo que se plantara mas cerca del área rival era el que tenia mas posibilidades de convertir.
Martín Ávila en total estado de gracia en este campeonato, tiene 6 goles convertidos en 6 partidos, luego de una gran asistencia de Perdomo, otra vez el mejor jugador rojo, Martín decía con gran definición cruzada anota el 3 a 2 y el delirio de los hinchas ocales, que veían como su equipo daba vuelta un resultado adverso en una situación nada habitual para la Roja de Olimar, el partido y el contexto no eran habituales.
Pero es en esos minutos finales es cuando aparece otra vez nuestra “candidez”, nuestra “ingenuidad” producto de que jugar así en nuestra Liga y en una instancia decisiva no es habitual hoy en nuestro futbol ( que te cobren 5 foul seguidos en contra y te flechen la cancha no cobrando las mismas jugadas a tu favor, necesita una “respuesta” dirigencia y futbolistica que nosotros no tenemos eso es claro)
 Treinta y Tres hizo algunos cambios, la salida de Ávila extenuado totalmente a los 70 minutos dice cosas sobre todo en la parte física , para conservar el resultado y cometió el mismo error de Canelones, quiso defender cerca de su arco, por cantidad de jugadores y el ingreso del grandote y  potente Tzitzios revolucionó el ataque visitante.
Los rojos  quisieron jugar como si la cancha estuviera normal y cambiar ataque por ataque, se metieron solito en su área y allí el potente delantero amarillo, ingresado “fresquito” además desequilibró empatando finamente con fuerte tiro una jugada muy parecida a nuestro primeros dos goles.
3 a 3 , un contexto de las características del sábado pasado empareja todo, puede pasar cualquier cosa pero si lo miramos finamente en nuestro entender favoreció a los rojos el empate , no olvidarse que llegábamos terceros en la serie, sin jugar bien , con problemas de alineación ( 3 jugadores mas abandonaron la selección) ante un primero en su serie cómodo, invicto y con un solo gol en contra , que de visita le hizo 5 goles al poderoso Minas, que tiene otra estructura como Liga ( claramente mas poderosa , con 32 cuadros , 16 en primera) otra estructura como selección con muchos dirigentes en la vuelta con mas recursos ( jugadores con otra motivación por ejemplo)   e infraestructura, entonces con ese panorama previó el potencial de ellos se equiparó con nuestro coraje, nuestras ganas y sobre todo nuestra localía,  no podemos decir futbol porque no se podía jugar en el campo del estadio el sábado hay que ser honestos.
Por supuesto que una victoria hubiera sido mejor, pero en el balance y la perspectiva Treinta y Tres esta a 90 minutos de pasar a segunda fase y aunque tenga menos probabilidades que su rival, que será local ahora con todo lo que eso conlleva solo perdieron dos puntos ellos en Pando con suplentes ante Casupá , esto es futbol y el tiempo juega ahora a nuestro favor, por supuesto que haber recibido 3 goles de vista es un detalle importante a favor de los de Canelones Interior pero insisto en como llegaban uno y otro, ahora son solo 90 minutos y Treinta y Tres Capital va a ir a hacer lo que mejor sabe y lo que mas le gusta…jugar de “Punto”, con todo en contra.












martes, 7 de febrero de 2017

Campeonato Nacional de selecciones
Segunda fase
 Sub. 18 .

Choque de estilos.
Por Juan R. Silva

04-02-17 Treinta y Tres Capital 2-1 Canelones Interior
           (Fabiano De la Cruz 37, Alejandro Álvarez 82)(Facundo Da Cunha 41)

Lindo partido, disputado, emotivo y sobre todo con los dos equipos siendo fieles a su línea de juego, que fue claramente contrapuesta.
Dentro de esa premisa, cada uno jugando a “lo suyo” en el inició óptimamente, en un contexto donde el presagio de la tormenta que se vendría fuertemente después ,  en forma de lluvia intermitente iba mojando suavemente el campo de juego y haciéndolo mas rápido de lo común.
 Canelones Interior en los primeros minutos se hizo dueño de balón y jugando con pases cortos y apoyos como forma de progresar en el campo de juego tomó rápidamente el control posicional y futbolístico del partido.
Pero no tenia mucha fuerza ofensiva el equipo amarillo  su dominio inicial poco a poco fue siendo emparejado por un Treinta y Tres que tenia mucho menos el balón pero que cuando lograba hacerse de el, vertical y profundo creaba mas peligro contra el marco del arquero visitante.
Así dadas las cosas fluía mas el amarillo , su juego era mas atildado y sobre todo mas continuó con un Treinta y Tres que cuando lograba poner uno contra uno en las bandas a Erausquin y a Moreno aparecía con mucho peligro, teniendo incuso De La Cruz una oportunidad muy clara de cara al arco rival.
Canelones respondía con mucho mas parsimonia pero también tenía sus oportunidades sobre todo cuando desbordaba por derecha y centraba generando zozobra en la defensa local.
 Llega en ese desarrolló la apertura roja, gran asistencia de Álvarez al  vacio detrás del sector izquierdo de la visita donde Juan Moreno ataca el espacio a gran velocidad y con determinación ,  su centro al corazón del área encuentra al varelense De La Cruz que con toque corto convierte.
Poco le duró la alegría a los rojos porque en un tiro libre frontal a más de 30 metros de arco Da Cunha, aprovechando el viento ,  encuentra el error de cálculo de Rodríguez y el empate se decreta de forma justa, con sus armas cada uno había hecho los merecimientos.
El segundo tiempo sorprende con un Treinta y Tres 20 metros mas adelante en el campo de juego, quizás por el viento, por el retraso rival o porque simplemente el equipo rojo entendió que debía de ser mas agresivo posicionalmente y ahí ganó este partido.
 Con un Alejandro Álvarez que impuso condiciones futbolísticas en la recuperación y en la habilitación a los volantes por fuera, que seguían siendo incontenibles, pero sobre todo con una superación de rendimiento de sector defensivo, encabezados por José Álvarez, Treinta y Tres prácticamente que se llevó por arriba a su rival y  en la segunda parte lo cercó contra sus últimos 20 metros.
Un gran golpe de cabeza de Alejandro Álvarez a la salida de un corner permite la ventaja local y que Treinta y Tres finiquite en el área ese dominio territorio del segundo tiempo y que la serie quede 1 a 0 a favor de los rojos del Olimar.
Los cambios sobre todo el de Larronda le dieron aun mas fuerza a Treinta y Tres que tiene la verticalidad, la fuerza y el uno contra uno como forma de juego, ante un equipo que mostró el buen trato de pelota, la intensidad y el desborde  por las bandas como virtudes.
Dos estilos bien diferenciados, uno que prioriza la superioridad numérica como forma de desequilibrio (Canelones Interior) y el otro donde prima la habilidad  individual ( Treinta y Tres Capital) que tendrán este próximo miércoles  8 de febrero el capitulo final de la historia  de la segunda fase  de La Copa Nacional de selecciones en categoría sub. 18, en el estadio de Pando.





lunes, 6 de febrero de 2017

Copa Nacional de selecciones.
Mayores
Derrota que sirve.

Por Juan R. Silva

  Treinta y Tres Capital-Cerro Largo Capital 1-2
(Wilfredo Aquino 51)(Diego Da Rosa 55, Luciano Machado 80)

No hay derrotas buenas o derrotas malas, hay derrotas.
 Pero esta derrota le dejó a la selección roja del Olimar un cúmulo no solo de enseñanzas sino de alternativas a una idea de juego que se había exhibido únicamente y que en mi forma de ver las cosas, mas allá de los rendimientos colectivos e individuales, atados unos a otros , mas allá de estos decía la idea única era una de las causas de que el equipo se cayera prontamente cada vez que quedaba en desventaja, porque la única forma hasta acá de  33  era jugar agrupándose atrás , corriendo de contra en el medio juego , pasando el balón de lateral a lateral y “filtrando” la pelota para los piques verticales de los delanteros en espacial Martín Ávila, en un planteó 4 / 5 / 1 que tenia un desajuste importante en la velocidad de progresión de las líneas.
Este partido si bien sufrimos una superioridad evidente del mejor Melo de los últimos tiempos sobre todo desde los 10 minutos de primer tiempo, que nos erró 5 ocasiones de gol muy claras hasta el final del primer tiempo, 3 cabezazos seguidos de Da Rosa y Silveira clarísimos, cómodos donde solo los  delanteros arachanes erraron la definición cuando Dino Acosta no tenía nada para hacer, otro tiro que pegó en el travesaño y finalmente una gran intervención de Dino Acosta pero además Acosta tuvo un par de atajadas  en los centros que fueron importantísimas mientras que Treinta y Tres no pudo en esa primera parte además de algún disparo de media distancia  y una solitaria jugada personal de García que termina estrellado el remate contra el sector exterior de la red cuando la jugada pedía el pase a medio, Treinta y Tres no pudo enlazar otra opción que resistir con tenencia el poderío rival.
 Pero lo alentador es que pese a la superioridad conceptual y de fundamentos en el colectivo de los visitantes Treinta y Tres con Juan Francisco Puñales y Simón Mier de doble 5 y Cristian Gutiérrez arriba, pese a mostrar que estaban fuera de training caramente, no jugaban oficialmente  desde el  e final del campeonato prácticamente, salvo algunos momentos hace un  par de partidos y Simón recién habilitado, Treinta y Tres decía aunque incipientemente y con desajustes propios de nunca haberlo trabajado planteó una plan B a la idea madre, es decir el rojo trató, insisto que incipientemente  de “hacer otra cosa” que abroquelarse y correr y lo mas increíble, es que azar de por medio claro , fue competitivo, es mas fue mas competitivo que nuestra visita a Melo hace un par de semanas.
El segundo tiempo fue condicionado por una espesa niebla que cayó sobre el estadio y solo a partir del gol, es la circunstancia que cambia tácticamente cualquier partido, de otro encuentro de Wilfredo Aquino, recuperando un rebote  a 35 metros del arco y convirtiendo el mejor gol de lo que va de la copa, con un misil que subió y bajó a las espaldas del arquero melense Varela, tremendo golazo de Chino que fue muy festejado por los asistentes , solo a partir del gol decía un tramite que caminaba hacia un empate intrascendente cambió. .
Porque  cuando Ferreira intentaba hacer un cambio para sostener el buen resultado que era el triunfo , que nos daba el segundo puesto en la serie, luego de  un error en la salida de Treinta y Tres, a consiguiente descarga de un cuadro con ofició hacia el otro lado donde esta la pelota pero  con la idea de mover nuestra defensa, aprovecha Silveira una desinteligencia entre la zaga y el arquero y aun con el  esfuerzo denodado de Lesi Rodríguez la fortuna acompaña a Da Rosa y luego de pegar en el travesaño el despeje, el potente delantero arachán convierte el empate.
Ahí Neves el técnico visitante incluye a Rino Lucas y Ferreira el local a Martín Ávila, en el desequilibrio que provocan los dos fue mas contundente lo de Lucas, porque  a  Martín  el arbitró no le marca un clarísimo penal.
Una habilitación extraordinaria de Lucas deja de cara al gol a Luís Machado y pese a que su definición fue errática su disparo a primer palo sorprende a Dino Acosta.
Melo, justicieramente, porque además el tema físico le jugó en contra a los rojos, que como les conté  en varios de sus jugadores venía prácticamente sin ritmo de juego.
1        a   2 final y el tercer lugar que nos permite pasar a segunda fase.

Decir que no era lo esperado por mi por lo menos, el tiempo de trabajo acumulado y el conocimiento de técnico de su equipo y el de este de la competencia  me hicieron abrigar una expectativa que el nivel colectivo e individual del equipo no pudo cristalizar, mas allá de la clasificación nunca el equipo pudo tener un nivel de juego potable y eso se reflejó en el puntaje .

viernes, 3 de febrero de 2017

Campeonato Nacional de Selecciones.
Sub. 18

Pardas en poco futbol.


Por Juan R. Silva

Feo partido este de los juveniles rojos y arachanes el pasado miércoles 1 de Febrero.
Jugado sin ideas, salvo cuando en los primeros 20 minutos del partido el arachán Bruno Suárez manejó los hilos de su equipo y del match, después se perdió en el forcejeo y la imprecisión del resto, se contagió.
En el comienzo nomás del partido gol visitante y en una jugada muy semejante al gol que abriera a cuenta en el Ubilla en nuestra visita a Melo  el 20 de enero pasado, desborde por derecha hasta la línea de fondo del mencionado Suárez y definición, esta si mucho mas cerca de la gol line del delantero Tafernaberry.
Cerro Largo se notaba mas ajustado, Treinta y Tres otra vez hacia muchos cambios pero sobre todo el carácter del encuentro con los dos equipos clasificados enseguida tomó un cariz de “amistoso oficial” los dos sabían que no podían arriesgar mucho porque ya comienzan las instancias de segunda ronda y quien se las va a querer perder?.
Entonces en ese primer tiempo el encuentro trascurrió en las limitaciones del local, sin ninguno de sus armadores armadores ( Mauro Mirabales y Alejandro Álvarez) en el campo de juego,  jugando Treinta y Tres un juego de intensidad física y  despliegue , el medio juego rojo muy previsible y anunciado, con solo la impronta ofensiva de Bruzzone, que es un jugador para el uno contra uno y no para habilitar colectivamente, que era la única carta hasta su lesión en la rodilla, que intentaba salirse de un libreto predeterminado.
 Los dos jugando ofensivamente a que el rival se equivoque y las defensas ganando por cantidad y no por calidad.

Nunca en todo ese lapso de tiempo 40 minutos de primer tiempo y 20 del segundo hubo algo que nos hiciera prever que algo podía cambiar al extremo de que ni siquiera se notaba que  Cerro Largo Capital  ganaba 1 a 0.
Creo que la expulsión de Bruno Suárez ( el olimareño)  y el pasaje del ingresado Luís Suárez le dieron a los rojos el adelantamiento,  Luís  maneja , desde Peñarol  donde juega, muy bien el achique hacia adelante de la línea  de defensa y Diego Jorge su compañero de zaga en el mirasol local también,  entonces Treinta y Tres quedo mucho mas “corto”  entre las líneas y la pelota empezó a llegarle a Diego Arnaud repetidas veces, el ingreso de De La Cruz fue importante también en su habilitación, porque  el potente varelense empezó a “acarrear” mas el balón en las inmediaciones del área rival.
Y Arnaud tal cual el arachán Suárez empezó en esos últimos 20 minutos a desequilibrar el partido, perjudicado por un relacionamiento “difícil” con el arbitro que tenia el prejuicio instalado desde el primer tiempo que Diego “se tiraba” siempre, pero porfiado el delantero de Huracán no se nubló con eso y tuvo su premio en un balón suelto en el área que transformó en gol.
Treinta y Tres empató y conservó ese resultado, tenía un jugador menos y Cerro Largo no pudo ni quiso variarlo tampoco.

 Terminó a primera fase que imaginó le deja cantidad de apuntes a Rodrigo García habrá que ver como utiliza toda esa información, no estará más ya la excusa de “muchos cambios buscando el equipo y la forma física”, llegó el momento: un partido de 180 minutos de local y visitante donde tendrá que poner lo mejor que tiene.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Copa NACIONAL DE SELECCIONES.
Mayores

Un pie y medio adentro.
28-01-2017 Treinta y Tres Capital-Cerro Largo Interior 2-1
             (Mario Perdomo 49, Martín Ávila 71)(Roitier Contreira 90+4)
Por Juan R. Silva
 Treinta y Tres Capital si bien no esta definitivamente adentro de la segunda fase del campeonato Nacional tiene una cantidad importante de chancees a favor.
Sus 7 puntos, logrados a través de un empate con Cerro Chato de visita, el triunfo ante el mismo equipo representante de sector interior de nuestro departamento y sobre todo esta victoria , cómoda en el tramite exigua totalmente en el resultado, le permiten al equipo dirigido por Ferreira 7 puntos a favor y un saldo de goles favorable de +2.
Visto que clasifican los dos primeros de cada serie y que los dos mejores terceros también clasifican el pasaje al menos como tercero  estaría casi abrochado aun perdiendo porque solo Rocha Interior nos podría arrebatar ese ultimo lugar en la clasificatoria y tendría que ganar y nosotros perder ( los dos partidos con una diferencia de mas de 3 goles) en los respectivos enfrentamientos de este miércoles 1 de febrero ante Maldonado Capital en Maldonado y ante Melo en nuestro estadio Municipal, una posibilidad  matemáticamente muy difícil.
Cualquier otro resultado que se diera en esos dos partidos nos permitiría clasificar y un triunfo o empate nuestro ciertamente nos daría muchas chancees de ser segundo en el grupo.
 Así visualizado este pasado triunfo obtenido fue muy importante y nos permitió salir  de una zona complicada en la clasificatoria que parece ser en el momento el objetivo mas obtenible, que debo decir y ser conteste y coherente no es lo que yo esperaba al comienzo del campeonato Nacional hace dos semanas, yo creía que Treinta y Tres tenia armas no solo para clasificar cómodamente sino que para obtener el primer puesto en la zona y lo argumente en su momento.
 Lamentablemente me equivoque, nuestro capita acumulado de trabajo no fue suficiente para paliar el mal momento  futbolístico de nuestro jugadores y su desajuste colectivo en los partidos de visita , donde  solo una levantada clarísima e indiscutible de alguno de ellos justamente en ese ítem nos permite tener la posición cómoda, cómoda insisto no clasificada del momento.
Treinta y Tres aun no muestra el nivel colectivo que suponíamos debía tener a esta altura de torneo y pese a dominar claramente el partido ante Rio Branco nunca dio la impresión de obtener la ventaja que la situación nos hacia suponer.
 Porque Rio Branco, aunque su técnico no lo quisiera reconocer en la entrevista previa, bien he… ¿porque que va a decir?...que “llegaba destrozado a este partido y agrandar giles”…pero lo cierto es que las ausencias de Bastos y Muiño eran demasiado para los fronterizos y el desgaste físico de jugar en el Ubilla y a los 3 días venir al Municipal de 33, con la carga de partidos hasta ahora eran mucho  handicap a favor nuestro.
Y Rio Branco salio a “regular” el esfuerzo con un planteo conservador y con dos puntas colgados allá arriba, en este panorama rival Treinta y Tres se adueñó de a pelota y la uso a placer y con un buen trabajo de Perdomo pudo encontrar un par de veces la velocidad cargada de agresividad de Velarde  obligando a dos buenas intervenciones del arquero Rodríguez, decisivas  atajadas  pero magras oportunidades.
La razón  de esta flaqueza es que colectivamente, mas allá de a cantidad de piernas rivales y el excelente trabajo del otro Bastos que juega de zaguero con  el muy buen manejo de tiempos y espacios de volante central Contreira, colectivamente a Treinta y Tres le faltan herramientas para jugar a otra cosa que no sea mover el balón y “filtrarlo” entrelineas, y todos sabemos que si el espacio el rival lo achica hacia atrás y las coberturas son ajustadas ese juego es muy predecible por mas ajuste que tenga el pase, si no hay error rival en la lectura de espacios siempre alguien te corta cuando pones mucha gente por delante de la pelota.
Solo Velarde se movía arriba y así el mismo en base a esa movilidad, que le daba estar fresco físicamente debe decirse también fue que se pudo tener esas dos oportunidades en el primer tiempo, muy poco para un equipo que quiere tener de ahora en mas, oportunidades de jugar bien arriba.
La expulsión de Soria, volante latera fronterizo aumentó aun más el conservadurismo visitante y no dio más tenencia aun.
Treinta y Tres capital tiene la idea, tiene incluso funcionamiento pero choca contra su falta de confianza apenas algo, lo mínimo.  le sale mal, ahí entra en crisis rápidamente y comete errores infantiles de concentración, cuando su rendimiento lo pone en aprietos ahí recién parece volver a conseguir ritmo y ajuste, es un tema caramente mental, pareciera que el equipo quisiera que los partidos fueran de 30 minutos, que termine rápido.
Este partido ante Rio Branco estuvo en un momento liquidado totalmente, los goles en la segunda parte de Perdomo, su mejor hombre y Martín Ávila, que esta en “estado de gracia”  con el gol habían cerrado el partido, Rio Branco solo resistía y os cambios trataron de darnos otra posibilidad de juego pero de repente Treinta y Tres se empezó a molestar con el arbitro, que no incidía hasta ahí y luego de un par de fouls muy claros no cobrados a los jugadores rojos llega el penal, pasados de la hora que achico una diferencia que debió de ser mayor y lo mas importante la segunda tarjeta amarilla en el campeonato de Jorge Alzueta, atentí !!!! los árbitros saben quien es Jorge y de su importancia, habría que protegerlo, pero ¿Quién lo va a proteger?.

Fotos: Willian Muñoz.





martes, 31 de enero de 2017


Campeonato Nacional de Selecciones.
Sub. 18

Lo demolió.

Por Juan R Silva
 28-01-2017 Treinta y Tres Capital-Cerro Largo Interior 5-0
(Pedro Larronda 64, Francisco Erausquin 78, Bruno Eula 79, 86, Alejandro Álvarez 90+1)
Treinta y Tres demolió a su rival este sábado pasado en el estadio Municipal, el equipo rojo dirigido por Rodrigo García jugó un mediocre, tirando a malo,  primer tiempo en lo futbolístico pero llamativamente o no, planificadamente logró, no sin una cuota de suerte y de merito de su arquero Wilintón Rodríguez, el objetivo que planteó con la alineación que plantó en esa primera parte en el inmenso (para la visita) campo de estadio.
Porque Treinta y Tres corrió, peleó, desgastó a su rival pechando, exigiendo físicamente y siendo intenso en ese primer tiempo, tuvo eso si una imprecisión importante, ausente Alejandro Álvarez su termómetro tampoco tuvo mas ideas que exigir continuamente el veloz desenganche de sus volantes por fuera sobre todo García y a incisividad punzante de sus dos delanteros, pero al Rio Branco achicar el espacio hacia atrás y pegar las dos líneas de defensa, volantes y zaga, estos dos Bruzzone y La Cruz quedaron sin espacio para su potencia mejor que es el cambio de ritmo en la carrera.
Treinta y Tres sucumbió a su ansiedad, la de los chicos de ganarse un puesto y fue muy confuso en esa primera parte porque Juancito Moreno y Mauro Miraballes son dos volantes intensos, demasiado a veces, pero su característica mas destacada en ofensiva es el manejo y en ese planteo inteligente  de la visita, su traslado era impropio porque solo achicaba mas e espacio para que todo terminara en un embudo.
 Rio Branco parado bien, con poca tenencia y menos agresividad ofensiva igual tuvo un par de chances muy claras, una en un error, el único del partido de José Álvarez y Wilinton Rodríguez y que el delantero auri azul dilapidó y la segunda en nuestro “Talón de Aquiles” los centros laterales  en la pelota quieta, esta vez un corner que obligó a una intervención soberbia del arquero Rodríguez por dos veces consecutivas.
Primer tiempo donde lo que pasó fue de la visita y donde el objetivo se cumplió porque fue clarísimo el desgaste  de los chicos de Rio Branco.
10 minutos pudo aguantar el físico de los chicos Azules, porque transcurrido ese tiempo ya Treinta y Tres había inclinado el tramite rumbo al arco de los fronterizos y el gol de la apertura llegó a los 14 con una definición soberbia de Pedro Larronda, jugador muy talentoso pero es clarísimo que se incomoda sobre un lateral.
Tremenda definición de Pedro y todo lo hilvanado con precaución por Rio Branco se cayó estrepitosamente.
 Porque el ingreso de Alejandro Álvarez nuestro armador mas allá de su posición de volante central y la del explosivo Francisco Erausquin, nuestro mejor jugador en todo este torneo, acelero y sobre todo le dio precisión a nuestro dominio físico y territorial y por si fuera poco el ultimo cambio que marcó el ingreso de Bruno Eula  se dio con dos goles bajo el brazo mas.
Es decir que los tres ingresados, Erausquin, Eula en dos ocasiones y Álvarez fueron decorando un resultado que reitero se definió cuando el equipo visitante ya no pudo prácticamente correr.

Treinta y Tres juvenil  sigue mostrando y demostrando confianza, partido a partido su rendimiento y su planificación resultan y su curva de rendimiento crece con respecto a lo visto en los primeros partidos pero las dudas en los centros desde el costado, mas que nada en las pelotas quietas y su dependencia de determinados rendimientos individuales en a creación de juego sobre todo no lo dejan obtener un rendimiento pleno que además debe contextualizarse en base a un rival en este caso demasiado condicionado por el tema físico ante el problema de “nuestra estancia” así debían ver al estadio los jugadores visitantes.