jueves, 26 de noviembre de 2015

Huracán 4 Lavalleja 1
 Muy Fácil.


Por Juan R. . Silva
A los 4 minutos del primer tiempo  se terminó el partido, cuando el tiro desde casi afuera del área de Simón Mier, venció a Jon Pérez la única posibilidad de emotividad se esfumo, EMOTIVIDAD lo único que se le puede pedir a este alicaído y pobre futbol domestico.
Es que además el planteo de Lavalleja era demasiado light, con un doble volante de Cigales y Larronda, demasiado “constructor” para marcar a un volante con la visión de Simón Mier y debo decir que esos 15 minutos, hasta la lesión de De Los Santos y el ingreso de Federico Praiz, Huracán jugó a placer, hizo, Perdomo, otro gol y todo pintaba para la “gran venganza” del 9 a 0 de hace 5 años.
Pero el ingreso destacado, más el bajón futbolístico que le ataco a él globito, lógico por el calor y sobre todo por la cabeza de no tomar riesgos que debe de tener cualquier cuadro que a los 12 minutos gana dos a cero.
 Pero debo decir para ser consecuente con una forma de comentar, que el globito extraño muchísimo a Gastón Giménez también, extraño su posteo que soluciona todo y que siempre ofrece una opción de pase y entre el referenciamiento pronto de Simón por parte de Praiz y la mala elección de asistente / receptor que elije Huracán Lavalleja logró capear ese situación que estaba para la paliza vergonzante.
Lo de la elección de Asistente /receptor , me refiero respetuosamente por la decisión de “Pulpo” Vera, de gran campaña en el globito, de Fausto Rivero de lanzador y Mario Perdomo para “romper y llegar” lo cual fue una mala elección, esto dicho por supuesto “con el diario del Lunes” porque ni Toto andaba preciso ni Mario que es de desequilibrar por tranco no por cambio de ritmo podía con la velocidad de los defensas militares que empezaron a conseguir confianza y de ultima la buena lectura de juego de Pérez lo hacía llegar antes.
 Se fue en esas treces el primer tiempo y el segundo no trajo casi cambios, solo que cuando Huracán aceleró un poquito y fue medianamente preciso llegó el tercero y el cuarto, porque físicamente ya Lavalleja no tenia respuestas y solo el muy buen partido de Oscar Muraña, convirtiéndose en eje y motor de su equipo, en la derrota dato no menor, refloto los últimos minutos del Lava en esta temporada 2015 para el olvido de los tricolores.

 Y entre la dignidad de Muraña, su lucha inclaudicable y “el moderar” del globito el partido se fue en una segunda parte donde esos aderezos, las ganas de perder con la cabeza en alto y el bajar revoluciones para no sentir el trajín, le dieron un color más lindo que el del primer tiempo, donde pronosticamos erradamente una catástrofe de goles.
Treinta y Tres 2 Barrio Coya 1




UN TIEMPO.
Por Juan r. Silva
Fue un tiempo para cada uno, el primero fue de Barrio Coya con un brillante planteo de Muraña y el segundo fue para el decano con una actitud superlativa de sus jugadores pero levantando en el juego sobre todo, porque aunque contó con la cancha en contra el albi celeste descubrió en el vestuario, indicaciones de su dt Alzugaray supongo la decisión correcta para dar vuelta el partido, el procedimiento mas bien.
Arrancó mejor el Coya porque la aparente tranquilidad con la que el Treinta y Tres quiere empezar los partidos en realidad lo “desacelerara” prontamente y lo hace entrar en el ritmo de los otros equipos que hasta ahora al no jugarse nada, aprovechando ese afloje decano van obteniendo confianza en lo suyo hasta, como le paso a Barrio Coya cristalizar en la red ese mejor funcionamiento.
Eso pasó el sábado donde poco a poco, con el buen trabajo de Machado en defensa pero sobre todo con la inacción de Treinta y Tres, que tira su primer tiro peligroso  al arco a los 35 minutos del primer tiempo ¡!!!!!!!!! El trámite del partido fue manejado por la curiosa y excelsa habilidad de “Toncho” García.
 El volante franjeado, jugando por la izquierda de su equipo y contando con dos excelentes “ruedas de auxilio” como lo fueron Alejandro Rodríguez de muy buen partido y Joel Martínez, por derecha e izquierda respectivamente le manejaron la pelota, los espacios y los tiempos al puntero, fue superior gracias a eso el Coya y ha esta mejor parado que su rival en la lectura del momento, por eso decía excelente planteo de Muraña con lo que tiene.
 Treinta y Tres  intento armar algo de su toque horizontal pero fue superado claramente en esa primera parte y aunque reitero forzó algo su primer disparo a los 35 minutos lo marca todo.
El tema fue que esa superioridad visitante fue abrochada por un buen gol de Marcelo Rodríguez cerrando la pinza por izquierda de un  en un desborde por derecha muy bueno de Alejandro.
 1 a 0 el Coya y era justo totalmente.
Se fueron al vestuario y correctamente el técnico Alzugaray planteo poner al rival de costado, decir que en este contexto fue apropiada la idea de “soltar “a Gonzalo Lemes, parado como zaguero por sorpresa porque su avance no estaba en la lista de marcas rivales, pero buscando que el desborde tanto por derecha como por izquierda, en ese ítem levantó el partido individual de Rodrigo Segovia y de Sergio Bautista muy contenidos en la primera etapa.
Pero eso permitió además descubrir que el Coya sufre mucho  cuando lo ponen de costado, porque sus laterales, muy jóvenes los dos tienen mucho problema en el cierre, dejándose ganar el lado de adentro casi siempre.
Y rápidamente en un centro desde la derecha en una pelota quieta, la aparición fantasmal de Gonzalo Lemes empató el partido.
 Y ala encontrar la forma, también con la colaboración de la gente del Coya, que lógicamente se retraso pero que García cambio la zona donde estaba jugando y empezó a encapricharse con desbordar a Bautista, cosa en 50 metros imposible para nuestro futbol, capaz que en 5 metros se puede pero en distocias largas es imposible porque el atlético, el atlético   reitero , paso de Sergio le da una ventaja cualitativa, cosa que no parece ser leída por la inmensa mayoría de nuestros jugadores de ataque lo que muestra también lo poco que se entiende el juego en nuestro futbol.
Y ahí empezaron a cargar con el partido Urrusty y Stol, el maduro arquero varelense, que jugó un buen partido sin dudas.
 Porque físicamente le desborde de los albicelestes era imparable, la actitud de ir e ir, mas el descubrir las falencias rivales lo hacían permanentemente exigir a el guardameta visitante hasta que tanto va el cántaro a la fuente que la final se rompe que Tabeira de volea en un centro que despeja mal dos o tres veces la defensa del Coya, convierte y la da el triunfo a los albiceleste.
 Que a partir de ahí ya no tuvieron resistencia en el rival, pese al intento de Muraña de poner a Martínez de punta, extenuado y desmotivado su equipo.

 Treinta y Tres logró así llegar a la punta del torneo antes, Huracán lo empardaría el domingo y trató de ponerle presión a su rival, cosa insisto que es muy difícil porque los equipos que no juegan por nada reciben el primer gol y se desmoronan, casi que seguramente se jugara una final con su tradicional rival y ya empezó fiel a la mediocridad del futbol olimareño, que pasa el puente y pierde, que la única vez que ganó algo lo hizo con jugadores todos de afuera,  de buscar “alguien” para dedicarle el triunfo casero, los siempre nombrados y nunca identificados “contras”, cosa que hacen todos los cuadros de nuestro futbol que definen algo, Treinta y Tres tiene “contras” Huracán tiene “contras”, San Lorenzo tiene “contras, Yerbalense tiene “contras” en una búsqueda  estúpida y mediocre de “ganarle a alguien” y no de ganar para ser el campeón o para ser el mejor y sobre todo que quede ahí, que quede “aquí” , porque después cuando pasan el puente o van para el otro lado ahí como saben que pierden ya no hay “contras” y lo que su cortedad de visión no entiende ni ve es que para los “contra” es muy fácil…solo hay que esperar 4 o 5 meses y cuanto tengan que salir afuera…ya está ganado y que hasta que alguno gane algo  , cosa dificilísima por la misma mediocridad de cabeza de  los jugadores  y dirigentes, que están más en la búsqueda de “los contra” que de  entrenar mas y jugar mejor, “los contra”  les seguiremos ganando por goleada…solo hay que esperar.

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Cuarta División
Foto de Archivo
 Tres Punteros.
Por Juan R. Silva

Faltando una fecha y poco más para la culminación del Campeonato “50 Años de 25 de Agosto” en su fase de clasificación, todo indica que habrá Liguilla, de dos grupos de 3 equipos, también hay tres equipos punteando la clasificación.
 En el pasado fin de semana en cancha de Huracán el local derrotó por 1 a 0 a su similar de Lavalleja mientras que San Lorenzo dio cuenta de  Yerbalense por 2 a 0.
 En cancha de Lavalleja en un duro partido, donde los fusionados estuvieron en ventaja con golde Agustín Gadea, Peñarol termino derrotando a Vaca Azul Olimarudo por  3 a 1, con dos goles de Mauro Larrosa y uno de Maicol Batalla de córner.

Los aurinegros sufrieron, porque no jugaron bien y debieron contar con un error del arquero rival para desequilibrar la brega porque entre Gadea, Mark Rodríguez y Romy Bresque le complicaron y mucho las cosas a la defensa aurinegra, que solo lució firme en  el trabajo de su pareja de backs.
Pero el principal problema que tuvieron los dirigidos por Julio Leal es que no apareció el futbol de los delanteros aurinegros, una de las razones de la excelente campaña carbonera, pero Peñarol parece tener esa suerte que acompaña a los equipos en las instancias decisivas.
 A segunda hora en un partidazo Treinta y Tres y Unión Barrio Coya empataron en dos goles, que terminó en un tumulto pero aparentemente sin grandes consecuencias, aunque en la liga las denuncias fueron graves, con un solo jugador expulsado por protestar.
Lo cierto es que al no estar presente y pese a ver un video con los “incidentes” donde se ve que no pasa nada, se hace muy difícil abrir un juicio y menos opinar, lo cierto es que en la Liga los dos delegados dijeron sus versiones y a partir de ahí el Tribunal fallara en un fallo que dados los testimonios de los delgados pueden hacer perder los puntos incluso a los equipos.
Lo cierto es que ahora y con este empate de los franjeados varelenses  perdieron la punta en soledad del torneo y son acompañados por San Lorenzo el candidato y el sorprendente Peñarol, con el decano a dos puntos, en un final de campeonato apasionante que si ustedes me dejan exagerar es más lindo que el de primera división claramente y que reafirma lo que siempre decimos de la competitividad.
La Tabla de posiciones  Barrio Coya, San Lorenzo y  Peñarol tienen  16 puntos  Treinta y Tres 14, Huracán 10,  Lavalleja 9, Yerbalense 6,  Vaca Azul Olimarudo y 25 de Agosto 1 punto.
En materia de puntos perdidos de acuerdo a los partidos que ha jugado cada uno, Peñarol tiene 2 puntos perdidos, Barrio Coya y   San Lorenzo ,  Treinta y Tres 7  puntos, Huracán 8,   Lavalleja 15   y  Yerbalense 15  puntos, 25 y Vaca Azul Olimarudo 17 puntos perdidos.
La actividad para este fin de semana, que justamente conlleva cruces muy importantes porque los equipos con posibilidades chocan entre sí e incluso dos de los punteros, Barrio Coya y Peñarol jugaran un partido decisivo para los dos:
domingo 29 de noviembre
Parque Colon 10.00 25 de Agosto – Yerbalense
12.00 San Lorenzo – Treinta y Tres
También el domingo pero en cancha a confirmar, Barrio Coya – Peñarol primariamente seria en la cancha de Huracán a las 10 de la mañana pero habría una posibilidad de jugarlo en el Parque a las 14:00, cerrando la fecha.

 Debemos recordar que Peñarol y Huracán tiene su partido atrasado.

martes, 24 de noviembre de 2015

Peñarol / Vaca Azul Olimarudo
 Interesante
Un partido que pintaba para “denso” con dos equipos que hace rato que no juegan por nada, pero que fruto de las propuestas de  los dos se hizo interesante y la actitud de los jugadores, alguna individualidad superlativa, 6 goles y el dramatismo que le agregaban los descuentos de la Vaca cada vez que Peñarol parecía tomar distancia.
Peñarol arrancó mejor fruto de su ya tradicional mejor funcionamiento colectivo, esta vez aderezado por una línea de cuatro como forma defensiva que le dio otro tono a la retaguardia mirasol.
 Nicolás Gutiérrez abría el score, luego de una tradicional jugada elaborada con varios toques de los carboneros y era lógico pese a que ya se notaba que la peligrosidad de Diego Sosa había elegido la zona más débil de su rival, el lateral izquierdo.
El penal que el árbitro Barrios le cobra al lateral Gonzales permite que el mismo Gutiérrez, en tarde inspirada en la concreción, lograra su segundo gol y la ventaja importante de los de Arada que siguen siendo, esto es claro aun con el cambio de sistema defensivo un equipo que es mucho más cuando va que cuando viene.

Diego Sosa logra el descuento que le permitió a los rosados, pese a tener la preocupación de defender la bajada en el segundo tiempo , abrigar alguna esperanza, sobre todo afirmada en la enjundia de Villar, Camilo Sosa y la peligrosidad de Diego Sosa.
Ingresa Ignacio Gómez en elenco rosado pero casi que no puede disfrutarlo el elenco fusionado porque una excelsa definición de Gutiérrez pone el 3 a 1, que pareció ser definitorio, creo que todos los presentes tácitamente lo pensaron así.

 Y más cuando la expulsión del ingresado Gómez deja en inferioridad numérica a La Vaca, no veíamos ninguna forma de que el partido se “dramatizara” de la forma que fuera.
 El ingreso de Rodríguez y de Parra cambio totalmente esa perspectiva, simplemente con ganas y con una dinámica importante los dos chiquitos lograron plantar mejor a la Vaca en la discusión del partido en la zona más fuerte de Peñarol, el medio juego.
 Con un gol impensado de Parra las cifras se achicaron y volvió a “revolotear” la idea de una emotiva “virada” de los rosados, cosa que han hecho más de una vez esta temporada 2015.
 No fue así, Peñarol con el  control del juego que le dan Arismendi y Gutiérrez llegó, faltando casi nada para el final, al cuarto tanto en la persona de Maicol Batalla, su primer gol en primera división.
Goleada aurinegra justa, clara de un equipo que no tuvo una buena temporada y que trata en este final de ”decorarla” un poco, lo cierto es que lo de Peñarol siempre “pareció más” de lo que fue y termino siendo una de las temporadas más pobres del equipo.

Vaca Azul Olimarudo se va desmoronando como lo está haciendo institucionalmente, termina basándose solamente en la vergüenza deportiva de sus jugadores y con la actitud, innegable, innegociable, pero solo con eso no alcanza.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Se Termina, se termina.
 Este pasado fin de semana se jugó la octava fecha del “75 años del Club Huracán o como se conoce popularmente del Clausura de la temporada 2015 del futbol de la Liga de Futbol de Treinta y Tres.
Los resultados comenzaron el sábado a primera hora cuando Peñarol, con un triplete de Nicolás Gutiérrez y un cuarto gol de Maicol Batalla le ganó por 4 a 2 a Vaca Azul Olimarudo, que había descontado por intermedio de Diego Sosa y Gamaniel Parra.
Asegunda hora ese sábado que termino de noche ciertamente la actividad, el decano el Treinta y Tres le ganó por 2 a 1 a Barrio Coya en duro partido para el líder, los goles albicelestes los convirtieron Gonzalo Lemes y Yamandú Tabeira, mientras que había abierto la cuenta para el varelense Marcelo Rodríguez.
El domingo Huracán mantenía el liderato también goleando a Lavalleja por 4 a 1, convirtiendo Simón Mier, Mario Perdomo, Hugo Nocedo y Pablo Baltrons mientras que Oscar Muraña ponía el del honor para los militares.
Cerró la fecha el empate a dos entre Yerbalense y San Lorenzo.
Así las cosas las tablas de posiciones quedaron de la siguiente manera

Clausura Tabla de Posiciones
                                                  PJ       PG   PE     PP    GF    GC       Pts
  1. Huracán                                 7         6      1       0       27       6        19
  2. Treinta y Tres                        7         6       1       0       15       4       19
  3. Yerbalense                             7         4       1       2      14       9        13
  4. San Lorenzo                          7         3       3        1      14       9        12
 5. Peñarol                                   7         2       1       4       11     17          7
6. 25 de Agosto                           6         2        1       3      11     21          7
 7. Union Barrio Coya                  6         1        2       3       4        7          5                  
 8. Vaca Azul Olimar                    7         0        2       5      11     22          2
 9. Lavalleja                                 8          0        2       6        7    19          2
  



En la Tabla Anual:
1. Treinta y Tres                16    13  2  1     34-13    41
 2.  Huracán                      16     12  3  1    48-15     39
 3. Yerbalense                   16       7  5 4     36-28     26
 4. San Lorenzo                16       7  3  6    22-22      25
 5. Lavalleja                      17       5  5  7    24-29      20
 6. Unión Barrio Coya      15        3  5  7    13-16      14
 7. 25 de Agosto              15        3 2 10    26-43      14
 8. Vaca Azul                   16        2 6   8    25-36     12
 9. Peñarol                       16        3 2 11    19-39      11

10. Dep. Municipal            9        2 2   5    11-23        8

jueves, 19 de noviembre de 2015

Uno más para atender.

Por Juan r. Silva
 Yerbalense estaba haciendo un buen Clausura y peleaba el campeonato hasta este partido donde fue claramente superado por Huracán y no solo quedo a 4 puntos en el campeonato faltando 2 partidos sino que se mostro a sí mismo y a los asistentes en el estadio que no le daba futbolísticamente.
Porque aunque intentó, puso toda la actitud sobre la cancha, un ítem cuestionado siempre por el medio futbolístico, no jugó colectivamente bien y sintió muchísimo que el globito le ganara continuamente la posesión del balón.
Huracán fue superior en lo individual en casi todos los duelos uno contra uno de la cancha y fue superior en la parte física porque siempre llego más rápido y con más fuerza a casi todas las divididas del partido, apenas con una actitud incuestionable pudo emparejar el equipo de Correa la superioridad alba.
 Un detalle importantísimo, Yerbalense  intentó prolijamente pero no fue constante en su propuesta, rápidamente cuando Huracán por intensidad en el medio juego referencio a el circuito Vas Teliz y lo cortó, el albi verde entró en la ansiedad de cada uno de los jugadores del medio juego intentar desequilibrar individualmente a un equipo que pese a tener a Juan Francisco Puñales : un armador, de volante central, pasa prontamente la línea de la pelota y por acumulación más que por agresividad recupera, mas cuando el rival no es preciso ni cambia de ritmo para adelante sino que se viene abriendo.
Solo la movilidad de Gazañol incomodaba al globito, que a la hora de atacar, juntaba el posteo de Giménez y el cambio de ritmo de Nocedo y sobre todo Fausto Rivero y Pla por izquierda con la gran precisión que tenia Perdomo en este partido.
 Un tiro libre imponente de Perdomo justamente obligó a gran estirada de Mauro Silva el joven guardameta albi verde pero en el córner otra vez como todo el clausura aparece el anticipo ofensivo de Juan José Rodríguez y con “golpe de espalda” abre la cuenta.
 Era, si bien no claramente, ajustado a lo que estábamos viendo.
Siguió Huracán manejando con tranquilidad el partido y en una contra, cuando mas dominado era Yerbalense, encuentra mal parado al sector izquierda de Huracán Bruno Teliz y su aceleración encuentra mucho espacio y asistiendo a Gazañol, este apareció en toda su dimensión de goleador y con todo el tiempo y la tranquilidad del mundo emparejo la brega, no era merecido pero esto es futbol.
Cuando iba terminando la primera parte, otra vez Perdomo aparece y asiste de manera perfecta a Fausto Rivero y “el Toto” con gran golpe de cabeza pone el 2 a 1, ahora si era merecido.
La segunda parte fue una lucha tremenda entre un equipo Yerbalense, que quiera y no podía, frustrado por una noche de escasos rendimientos individuales  y otro que sin regalarse para nada, podía pero asumiendo la importancia del encuentro decidía no tomar riesgo alguno.
 En ese contexto Huracán hizo lo suyo de forma mucho más acertada y se llevó, con una buena actuación de Fernando Gómez en esa segunda parte y reforzando las líneas de defensa y recuperación, se llevó decía el partido, contando incluso, en un trámite que no tuvo casi llegadas en el primer tiempo, las mejores posibilidades, sobre todo después de la expulsión (exagerada) de Henry Vaz.

Tres puntos, ante un rival difícil a dos fechas del término del campeonato “75 años del club Huracán” que lo dejan arriba en la tabla junto a Treinta y Tres, casi sin rivales a la vista y a dos puntos en la anual en esa lucha por la ventaja deportiva para las definiciones, pero creo que lo más importante para el equipo de Viera es haber podido en el remate del campeonato , obtener una seguridad en su juego y en su propuesta colectiva, con la ausencia indisimulable de Simón Mier, a poco de la definición, que de no mediar un tsunami será mano a mano .
Por su propio peso.

El decano Treinta y Tres ganó justiciera y claramente su partido ante el tricolor militar el Lavalleja por la séptima fecha del Clausura “75 años del Club Huracán.
Fue mas de principio a fin el elenco dirigido por Martin Alzugaray, demoró quizás en abrir el score, porque sobre todo en la primer aparte  volvió, como todo el Clausura a mostrar una imprecisión más que llamativa en la elaboración de jugadas ofensivas.
 Es decir, intento pero al no tener un ajuste entre los movimientos de sus delanteros Yamandú Tabeira y Sergio Velarde y los habilitadores Gonzalo Lemes y Rodrigo Segovia, los albicelestes re dimensionaron la excelente tarea del zaguero militar “Chito” Noble y este mas el esfuerzo de todo el equipo militar pudieron durante largos minutos de la brega absorber las intenciones albi celestes.
 Un elenco ganador que tampoco en la primera parte quiso tomar riesgos, quizás sabiendo y suponiendo que el triunfo llegaría casi que cayendo por su propio peso, por una razón de gravedad y esto fue entendido por el pobre poderío que tiene en la ofensiva hoy Lavalleja.
 Un equipo militar que tiene ganas en ofensiva, negar eso sería una falacia, Baldivieso y Muraña dejan el alma yendo a todos, acelerando, peleando casi siempre en la más absoluta soledad, fajándose con los defensas riales que los esperan de frente y con superioridad numérica pero la pelota les llega “tan sucia” tan improvisado todo en el tricolor, todo a instancias individuales que con solo estar ordenado el equipo de Alzugaray se deglutía sin problemas el encomio y las ganas de los dos delanteros, no es un problema de querer, quieren como pocos los dos delanteros militares, pero es un tema de jugar a algo, si en cada jugada se cambia el libreto, cuando ellos vienen a la corta sale larga y cuando pican no llega nunca, esa impotencia va destruyendo hasta el más creyente y es lo que le pasa a Lavalleja, el militar se acostumbro  tener un referente que acarreara, distribuyera y liderara el equipo hoy no está y navega al garete por este campeonato Clausura, solo esperando que termine.
Y así, con paciencia, los triunfos anteriores, jugando imprecis
o  también pero seguro, el decano empezó a lanzar a Bautista por izquierda en el segundo tiempo, tomó mínimamente algún riesgo, paso casi alinea de tres en el fondo, salió un defensa Maguna y entró un volante ofensivo Sosa,  para largar a sus laterales y vulnerar la defensa de Noble y compañía por los laterales y justo en el momento que Víctor Arturo Graví trata de re componer su medio juego y su defensa para enfrentar este desequilibrio constante, sobre todo por izquierda, por su propio peso, evitado un par de veces por el atento y seguro Jon Pérez, llega el gol albiceleste.
Un desborde de Velarde ¡por izquierda, centro pasado y con evidente ventaja en el emparejamiento, por estatura Gonzalo Lemes “saluda a la bandera” y le baja la pelota a Yamandu Tabeira, que estaba en el medio del área rival “con la caña de pescar” y el delantero albiceleste, que no tuvo un buen partido hizo lo suyo: el gol.
Todo el Parque sabia que el partido se había terminado en ese gol, el festejo albiceleste fue importante, desinflando la presión, que aun seguro de sus fuerzas, parece entrarle por momentos al decano y Lavalleja intento rebelarse ante su realidad y solo se descompenso brutalmente en defensa.
 Con espacios fueron varias las oportunidades clarísimas perdidas por los volantes decanos sobre todo, de cara a Pérez y solo consiguió vulnerarlo un imponente cabezazo de Rodrigo Segovia, convirtiendo el Toto uno de los mejores goles del fin de semana.
Treinta y Tres no está en su mejor momento futbolístico individual y colectivo y eso es patente y esto debería de ser lo que preocupara a su tradicional rival, con el que seguramente, paga un peso, jugara la final del Clausura…”si estos no están en su mejor momento y ganan igual  en algún partido jugaran bien, porque son buenos jugadores y mira si justo eso es contra nosotros ¡!!” es el razonamiento, que está totalmente acertado creo yo.
 Treinta y Tres derrota a todos sus rivales casi por demolición, se sabe superior y va y va, buscando por varias formas, pelotazos largos, toques cortos, centros, desbordes y centro atrás, pelota quieta, tiene un padrón de juego, quizás impreciso pero liderado por alguien claramente : Gonzalo Lemes  que es difícil de aguantar cuando acelera su ritmo y basado en eso es superior a casi todos los equipos de nuestro futbol haaa y tiene una final asegurada lo que lo hace estar sereno y ay no sufrir las expulsiones del Apertura.

Moreira seguro atrás es básico, el doble 5 de Acosta y Fernández le asegura tener la pelota, la visión de Lemes lo lidera, Rodrigo Segovia le cambia el ritmo y Velarde y Tabeira hacen los goles, es compacto el decano, no está preciso y a veces la duerme mucho pero sabe lo que quiere.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Cabeza a Cabeza.
La séptima etapa nos deja con el claro sabor de que esto se definirá, de no ocurrir algo totalmente impensado entre los dos clásicos rivales del futbol Olimareños.
 Los resultados del esta fecha , jugada íntegramente el domingo 15 nos dejo que 25 de Agosto luego de ir perdiendo con Vaca Azul Olimarudo  logró una goleada importante por 6 a 3.
 Perdían los rojos por 3 a 1 ante los rosados pero sin dudas que el tema de la bajada y del poderío ofensivo de los del 25 desequilibró el partido.
 Los goles de 25 de Agosto los convirtieron: Víctor Pellejero en dos oportunidades, Nicolás Tabarez, Hamilton Pereira,  Gonzalo Silvera y Pablo Martínez en contra.
Mientras que para Vaca Azul Olimarudo  Camilo Sosa convirtió en dos oportunidades y Otero.
A segunda hora Treinta y Tres derrotó con goles de Yamandú Tabeira y Rodrigo  Segovia a Lavalleja.
En el estadio en horas de la tarde noche San Lorenzo derrotó por 4 a 2 a Peñarol en un partido que los aurinegros estuvieron ganando por dos a cero cuando transcurría el primer tiempo.
 Los goles del azulgrana los hicieron Manuel Graví y Yefri Sandín mientras que para Peñarol abrían la cuenta Gustavo Milder y Andrés Hernández.
Y en el cierre de la etapa Huracán con goles de Juan Rodríguez y Fausto Rivero le ganó por 2 a 1 a Yerbalense, cuyo gol lo hizo Bruno Teliz.
La tabla de posiciones en el Clausura quedó entonces:
Tabla de Posiciones
                                                  PJ     PG   PE     PP     GF    GC     Pts
  1. Huracán                               6         5       1       0       23       5       16
  2. Treinta y Tres                       6         5       1       0       13       3       16
  3. Yerbalense                           6         4        0       2      12       7       12
  4. San Lorenzo                        6         3        2       1      12       8       11
 5. 25 de Agosto                         6         2        1       3      11     21         7
6. Union Barrio Coya                 5         1         2       2      3       5         5
 7. Peñarol                                 6         1        1       4        7     15         4
 8. Vaca Azul Olimar                  6         0        2       4        9    18          2
 9. Lavalleja                               7        0         2       5        6    15          2

En la Tabla Anual:

  1. Treinta y Tres            15    12  2  1     32-12     38
  2.  Huracán                     15    11  3  1     44-14     36
   3. Yerbalense                15      7  4  4     34-26     25
  4. San Lorenzo              15      7  2  6     21-20     24
  5. Lavalleja                    16      5  5  6     23-25     20
  6. Unión Barrio Coya     14      3   5  6    12-14     14
  7. Vaca Azul                   15      2  6  7     23-32     12
  8. 25 de Agosto              15      3 2 10     26-43     14
  9. Dep. Municipal            9      2 2   5     11-23       8

  10. Peñarol                     16      2 2 11     15-37       8
Cuarta División

Se Acomodan.
La séptima fecha del Campeonato “50 años de 25 de Agosto” deja resultados importantísimos que van acomodando los equipos con vistas a la definición del campeonato y también los que pasaran a la liguilla de definición, si es que la hay.
En un partido emotivo en cancha de Huracán el sorprendente Peñarol dio cuenta del gran candidato San Lorenzo por 2 a 1, convirtiendo para los aurinegros Mauro Larrosa y Martin Jorge.
Ganaron claramente los dirigidos por Leal un partido difícil luego de ir empatando e la primera parte y de la mano del desequilibrio de sus jugadores por afuera Maicol Batalla y “Peque”  Flores y  con la firmeza de su línea de zagueros, de la mejor de campeonato sin dudas, donde destacan Suarez y Seijas, el equipo mirasol volvió a basar gran parte de su ataque en la pegada de Mauro Larrosa y pese a dar ventajas en la alineación, no pudo poner como acostumbra los 4 mayores en cancha se llevo unos trabajos y rendidores 3 puntos que lo acomodan y mucho en la definición de este torneo.

A segunda hora y siendo superior y justificando el resultado Yerbalense le ganó a Huracán, el dueño de casa por  2 a 1 también  con goles de Enemias Andrade y Javier De León, un resultado importantísimo porque  creo que le saca al globito, a tres partidos de terminar este campeonato toda posibilidad  de pelear por el campeonato.
 Los dirigidos por Correa y Lago hicieron un gran partido, con Mauro Silva el arquero con un rendimiento superlativo pero con Chaparro y Arturo De Los Santos jugando a un gran nivel en defensa, mientras que Javier De León volvió a brillar en el medio juego albi verde.

 Huracán que sigue dando ventajas de edad mostró a un jugador  Moratorio de estimables condiciones por la banda derecha pero volvió también, tema importante para un equipo más chico tener problemas en la concreción de oportunidades y pese a que Eula y Arnaud (que ingresó en la segunda parte) se extremaron, el albi verde se llevo el triunfo que fue muy festejado por sus jugadores, es evidente debo decirlo que la cancha del globito le cae mucho mejor a los jugadores del Yerbal.
En la cancha de Lavalleja Vaca Azul y 25 de Agosto consiguieron su primer punto del año y empardaron entre ellos justamente, mientras que el Treinta y Tres de Sebastián Mota sigue dando la nota y goleó aun Lavalleja que pintaba para estar arriba por 4 a 1.
La tabla de posiciones pues: Barrio Coya tiene 15 puntos, San Lorenzo  Peñarol y Treinta y Tres 13,  Lavalleja 9, Huracán 7 , Yerbalense 6 ,  Vaca Azul Olimarudo y 25 de Agosto 1 punto.
 En materia de puntos perdidos de acuerdo a los partidos que ha jugado cada uno, Peñarol tiene 2 puntos perdidos, Barrio Coya 3 puntos,  San Lorenzo  y Treinta y Tres 5 puntos, Huracán 8,   Lavalleja 12  puntos y  Yerbalense 12  puntos, 25 y Vaca Azul Olimarudo 17 puntos perdidos.
La próxima fecha se jugara también el domingo y nos marca que en cancha de Lavalleja jugaran  desde la hora 10:00 Peñarol y Vaca Azul Olimarudo, mientras que desde las 12:00 horas lo harán Treinta y Tres y Barrio Coya en importantísimo partido.

 En cancha de Huracán, un una fijación que no deja de ser novedosa, porque los que juegan el sábado en primera habitualmente en la Liga se fija para que jueguen en cuarta a segunda hora, pero se ve que hay alguien que quiere jugar en la cancha de Huracán, el  local  jugara desde las 10:00 contra Lavalleja y a segunda hora San Lorenzo enfrentara a Yerbalense.

martes, 17 de noviembre de 2015

Selección sub 15






Tarea Cumplida.
 Por Juan R. Silva
La selección de 33 capital fue derrotada por su similar de Florida en el partido de vuelta de la 4ta fase del campeonato Nacional que organiza la OFI.
Este resultado adverso de 1 a 2 lo eliminó además del torneo luego  que los rojos del Olimar se ubicaran entre las mejores 6 selecciones clasificadas a la cuarta fase, algo muy parecido a lo que se logró hace 3 años cuando llegamos a octavos de final perdiendo con el que luego sería campeón Minas..
 Hasta  aquí lo meramente numérico o el resultado frio como gustan de decir los entendidos, la realidad marca que es muy difícil que otro resultado y otra posibilidad de ubicación mejor en el torneo se diera para un equipo que tiene , ya lo hemos expresado varias veces , un importante número de desventajas estructurales:  numero de clubes y de instituciones calendarios de competencias, estructuras deportivas, competitividad en los mismos eventos , logística y recursos humanos en la formación de los  deportistas, en realidad la principal apuesta nuestra en cualquier competencia se da en solamente  basado en el talento individual de los jugadores y la pericia del cuerpo técnico, lo otro y no es un tema coyuntural, pues si no hay gente que se carga el sayo y se molesta, lo otro decía es una carencia histórica de nuestro futbol la explicación básica de nuestra escases de triunfos a nivel colectivo.
Una serie que los visitantes Florida, una liga con dos divisionales, con torneos en esta categoría que  tiene 12 equipos que juegan dos campeonatos  ( en dos series) de 12 partidos cada campeonato y que tiene un sistema de disputa donde se juegan semifinales y finales en calidad de visitante y locatario y de donde por ejemplo, en la final del  primer torneo jugada entre River y Nacional estuvo la inmensa mayoría de los chicos de esta selección de Florida, con canchas de varios equipos lo que les permite conocer lo que es jugar de local y visitante  y donde por ejemplo se esta jugando aun el campeonato, mientras que estos chicos de la selección albi roja tiene 6 meses de preparación y practican todos los días ( palabras de su arquero Agustín Recalde en dialogo con Fm Treinta y Tres luego del partido) lo que les marca a ustedes lectores de Futbol Loco una diferencia o la diferencia de estructura con la “que tanto jodemos” .

 ¿El partido?  Visto este contexto, que no se puede soslayar de ninguna manera, fue parejo ,con un tiempo para cada uno,  con mucho mejor lectura de la situación, sobre todo en la primera etapa y producto de esa experiencia que les mostramos en el racconto de más arriba , de la visita.
 Que afianzada en una superioridad manifiesta en el aspecto físico, solo empareja por la actitud y la entrega total de los  chicos rojos que era evidente a los ojos,   mas reitero este concepto una lectura del juego que los hacía manejar a los floridenses mucho mejor las situaciones del mismo, “una situación de juego” arranca cuando un equipo se apropia del balón y termina cuando por el rival o por una interrupción del mismo lo hace pasar al otro equipo, las situaciones de juego de Florida eran mucho más largas que las de Treinta y Tres y las de los rojos eran interrumpidas constantemente o con foul o tirando el balón afuera, lo que hacía que la fluidez ofensiva de nuestro equipo, una de las aristas mas salientes del elenco local fuera totalmente desordenada, no encontraba Treinta y Tres como hacer llegar el balón a la defensa albi roja y con un pressing importante en la salida de los locales y el escalonamiento  del delantero que Treinta y Tres tiene para “romper” el partido  Alex Suarez, nuestra posibilidad de hacerle llegar la pelota al goleador Diego Arnaud era mínima.
Apenas hubo una intención del chico Engels de subir un par de veces por izquierda pero entre la peligrosidad de   Palavecino el delantero más incisivo de los de la Piedra alta, que “ justo” caía por ese sector y la rápida
determinación de la visita que atacaba siempre por ese lugar también y lo extremaba a defender, viendo que por el otro , donde Pedro Techera un central devenido en lateral subía poco y nada, no tenía el equipo rojo desahogo, entonces maniatado por los laterales y con Arnaud lejos de la zona de peso suya, cerca del área, Treinta y Tres quedo basado en tirarle el pelotazo frontal al “Chano” De La Cruz que perdía por inferioridad numérica y física con los grandotes defensas albi rojos, ene esa zona nos ponían dos volantes Gonzales y Ruiz  , que basados en su solidaridad e intensidad se apropiaban de cuanto rebote se producía.
 En un mal saque desde nuestro arco, Gonzales profundiza ese rebote y encuentra el desmarque del potente Ledesma que logra el primer gol de la visita sobre los 25 minutos y ese gol quiebra el partido.
 Porque si bien quedo impactado Treinta y Tres el problema era que estaba totalmente maniatado en esa  instancia del encuentro

 Y cuando a los pocos minutos, luego de un rebote en la barrera,  el mencionado Ruiz agarra de volea y plena una bocha a la salida de nuestra área y derrota a Godoy con un golazo.
2 a 0 y Treinta y Tres logra armar su primer ataque potente faltando 5 minutos para terminar, eso muestra lo superior del rival en la primera parte.
La segunda etapa, mas por un aspecto anímico que futbolístico, con un error importante del elenco visitante al cambiar su doble pívot en el medio juego, le dio a los rojos más posibilidades de ofender, eso más el ingreso de Gómez y sobre todo del pequeño Alex Torre, Treinta y Tres encontró así quien llevara, quien “acarreara” el balón hacia las cercanías del área rival.

 Llegó entonces varias veces el local, con el empuje de Engels, con el manejo de Torre y Gómez y creció en la cancha la figura del “Capi” Alejandro Álvarez.
Con estos jugadores, mas los potentes remates de Ocampo, Treinta y Tres luego de un centro y una atropellada confusa de sus jugadores llega al ansiado descuento.


Parecía que a pura actitud el local podría empatar el partido, pero el aspecto físico empezó a jugar su partido, Torre fue desapareciendo del partido, Arnaud y De La Cruz agotaron sus energías y el empuje del fondo también sintió físicamente el partido.
 Empero casi sobre el final un penal bien cobrado por el árbitro le dio la posibilidad al elenco rojo de empatar, luego sabríamos que no serviría de nada, pero Arnaud no pudo superar a Recalde y las ilusiones rojas se hicieron trizas golpeando en el guante izquierdo del arquero floridense.

Termino así el partido y la participación del elenco rojo y si vamos a hacer balance, mas allá de felicitar a los chicos y al cuerpo técnico, debemos decir que así, así no se puede ir a ganar nada, vamos a participar, les damos un escarba diente a los chicos y los alentamos, le hacemos “el aguante” y todo lo que quieran, pero es “una moneda al aire” nuestra participación en estos campeonatos , si tenemos suerte hacemos una buena campaña, pero sino  lo más seguro ,es que no pasemos de la segunda fase y eso si es una constante.
 Lo cierto es que pese al esfuerzo de algún dirigente, de los padres y de la afición, estos chicos y los que estuvieron antes y los que vendrán parece, no tienen la estructura (ya les conté lo que es Florida) como para ganar algo, entonces a menos que salga “un mostró” o una muy buena generación de jugadores es hoy en el corto tiempo muy difícil pensar en otra cosa que agradecerle a los jugadores el esfuerzo.



.



miércoles, 11 de noviembre de 2015

Se define el torneo de cuartas.

 Por Juan R. Silva
El campeonato de cuarta división de la Liga de Futbol de Treinta y Tres entra en su etapa de definición.
  6 equipos pelean por conseguir la mejor puntuación en un torneo que a diferencia de temporadas anteriores tiene una paridad importante y esto claramente le hace muy bien a la competencia.
Pero, los resultados de este pasado fin de semana con equipos que en la puntuación aparecen un escalón mas debajo de los 6 antedichos haciendo partido a los de arriba e incluso forzándolos al máximo marca justamente que la competencia así planteada es mucho más atractiva.
Es más y me gustaría ser terminante así planteado: el campeonato de cuarta división es mucho más competitivo que el de primera.
Este domingo 8 de Noviembre pasado en cancha de Lavalleja, el partido entre el puntero Barrio Coya con Yerbalense es una clara muestra de lo antedicho.
 Porque el encuentro tuvo una dosis de paridad y de emotividad que obligo a los franjeados varelense a extremarse al máximo, incluyendo todo el partido a Germán Urrusty, uno de sus mayores y además jugador titular en su plantel de primera división y a alinear durante casi todo el partido a algunos de los jugadores de la selección sub 15 que el día anterior habían jugado en Florida, como por ejemplo a De La Cruz, quien convirtió un gol incluso.
Comenzó ganando el elenco dirigido por Alejandro Lago y Manuel Correa, con un golazo de Juancito Moreira y después Villasante y De La Cruz dieron vuelta el resultado en un primer tiempo jugado con muchas llegadas.
En la segunda parte y pese a que los albi verdes recibieron la expulsión de su capitán y líder Lucas Suarez el gran partido de Javier  De León y de Chaparro empujando desde el fondo hizo que los del Yerbal empataran, pero agónicamente y en la hora Barrio Coya puso el 3 a 2 ganando un partido que es fundamental para que siga en la punta de la tabla de posiciones, aunque tiene un partido más.
A segunda hora en otro partido realmente parejo y jugado fuerte y virilmente Peñarol con gol de Agustín Sosa, el arquero de la pasada sub 18 y golero de la primera de Peñarol (alternando con Leandro Alvez) que ingreso en el cambio y de número nueve, le ganó por la mínima diferencia a el local Lavalleja.
 Un partido con pocas llegadas para cada lado, con una paridad importante donde el militar afirmado en Michael Perez su arquero y con la buena labor de Braian Gravi, mas la fuerza de Larronda y Moreno, con los piques de Bruzzone como único argumento ofensivo, el militar se hizo fuerte en defensa y Peñarol, pese a intentar con un futbol de pelota al pie se fue desvaneciendo a medida que llegaba al área rival y tuvo que ingresar a Sosa para tener peso en el aérea rival.
Un Peñarol que intentó sobre todo con la captura de los rebotes de Pedro Barrios y la organización que intentó Mauro Larrosa, pero que chocó en su idea de jugar más a ras de piso con las carencias de la cancha militar.
En cancha de Sn Loreno el local le ganó al luchador 25 de Agosto, que estuvo todo el partido con un jugador menos y que luego de estar perdiendo por 2 a 0 logró empatar pero finalmente el local se llevó los tres puntos ganando por 3 a 2, lo que reafirma mi idea de la paridad del campeonato.
A segunda hora Treinta y Tres goleó a Vaca Azul Olimarudo que tiene buenos jugadores pero que no logra armar el equipo de una manera competitiva.
La tabla de posiciones pues: Barrio Coya tiene 15 puntos, San Lorenzo 13, Peñarol y Treinta y Tres 10,  Lavalleja 9, Huracán 7 , Yerbalense 3 y Vaca Azul Olimarudo y 25 de Agosto 0 punto.
 En materia de puntos perdidos de acuerdo a los partidos que ha jugado cada uno, Peñarol y San Lorenzo tienen 2 puntos perdidos, Barrio Coya 3 puntos, Huracán y Treinta y Tres 5 puntos,   Lavalleja 9 puntos, Yerbalense 12  puntos, 25 y Vaca Azul Olimarudo 15 puntos perdidos.
En esta la séptima fecha que se jugara este domingo 15 de Noviembre marca que:
En cancha de Lavalleja desde las 10:00 Vaca Azul Olimarudo y 25 de Agosto apuraran su partido mientras que sobre las 12:00 horas Lavalleja y Treinta y Tres jugaran el suyo.

En cancha de Huracán San Lorenzo y Peñarol jugaran el partido entre los dos equipos que tiene menos puntos perdidos,  a la hora 10:00 mientras que Huracán y Yerbalense jugaran el suyo a las 12:00, quedando libre el líder Unión Barrio Coya.

martes, 10 de noviembre de 2015

Por Inercia.

Por Juan R. Silva
Treinta y Tres recuperó su posición de privilegio en el campeonato Clausura, compartida con Huracán y volvió a encabezar la  tabla anual, luego de un justo triunfo, trabajoso pero justo al fin, ante el Vaca Azul Olimarudo.
Y estoy hablando de lo deportivo exclusivamente del domingo, porque es evidente, visto lo acontecido el lunes en la Liga de Futbol que aunque hubiera perdido el decano tendría igualmente los 3 puntos, porque “técnicamente” el fusionado jugó con la afiliación suspendida, lo que da otra clara muestra de lo que es este final del campeonato 2015 de la Liga de Futbol de Treinta y Tres: un caos total.
Pero nuestra función es analizar solamente lo futbolístico y allí en el verde césped, el primer tiempo de los dirigidos en la oportunidad, en su debut en tal faceta, por Horacio Gonzales fue bueno, superior a su rival, que se retiro ganando uno a cero con gol de Sergio Velarde, por la improvisación individual del delantero, pero que estuvo , el decano, muy lejos de mejor nivel futbolístico, extrañando quizás a Luis Fernández, pero más que nada confirmando que  sus jugadores de desequilibrio y armado de juego, no están en el nivel del Apertura y que esa imprecisión y falta de ritmo futbolístico la siente y mucho el albiceleste.
En esa primera parte, salvo en el gol y en algún otra oportunidad muy aislada nunca le tiró al arco a Edgar Cardozo, en su vuelta al arco rosado,  el equipo de Alzugaray intento una conexión entre Tabeira y Lemes pero el despliegue de Pedro Villar y la imprecisión de los dos talentosos jugadores del Treinta y Tres cortaron prontamente ese circuito.

Sin poder, bien escalonado y con poco espacio Rodrigo Segovia,  cambiar el ritmo y con los laterales muy contenidos, Treinta y Tres fue un equipo de 30 metros de ancho en una cancha de 70 y ahí el mencionado Villar, Mesique Cedrez y Gonzales, mas las ganas del resto del equipo absorbía cualquier intento decano.
Pero el problema para Treinta y Tres en la primera parte estaba en el muy buen momento futbolístico que está viviendo Matías Gallegos, con su tradicional movilidad, pero con una tranquilidad y precisión totalmente recuperada, mas una lectura correcta del juego, Kaki, le daba un desahogo continuo a su defensa y sobre todo le daba tenencia de pelota a los  rosados y ahí, ahí sentía la ausencia de Fernández el decano, la pelota era rosada en ese primer tiempo y la peligrosidad de Sosa obligaba a un partido muy bueno de Rodrigo Moreira.
Así planteadas las cosas, ese gol de Velarde, invasión de Alfaro por derecha hasta el fondo centro atrás y remate de Sergio alto y al segundo palo que vence a Cardozo le dio tranquilidad, pero no mejoró el juego de los albicelestes que se fueron al intermedio sabiendo que no habían hecho merecimientos para eso.
La segunda parte marcó lo que se preveía, el aspecto físico le jugó desde el inició en contra a La Vaca, sintió el parate y Treinta y Tres simplemente desplegando los laterales fue superior en el inicio del segundo tiempo.
 Pedro ya mostraba síntomas de agotamiento, saliendo acortar lejos un par de veces y perdiendo, Elder y Otero, importantísimo en su tarea de exigir a Moreira en la primer aparte ya no tenían tanto despliegue y sobre todo Vaca Azul pareció empezar a descansar el partido en su ultima línea.
Pero cuando todo hacía pensar en una caída en picada de la cancha hacia el arco de la entrada donde estaba Cardozo, de otro partido, de otro tramite coyuntural, Diego Sosa saca un gol de la galera, tremendo zapatazo al ángulo superior izquierdo de Dino Acosta, que nada podía haber hecho tampoco y el uno a uno fue un balde agua helada para los albi celestes.

Que creo, se sorprenden porque estaban en control del partido y se desconciertan  durante unos 10 o 15 minutos.
 Se apuran, se ponen nerviosos pero prácticamente que por inercia ahora si vuelcan el partido sobre el arco de Cardozo, con un trabajo muy destacable de los laterales sobre todo Sergio Bautista que empieza a ser  incontenible para todo el sector derecho de La Vaca.
  la salida de Matías Gallegos termina de entregarle la posesión del balón a Treinta y Tres, porque Nacho Gomez que lo subroga y que era el ideal para con Kaki jugar a retener el balón se encuentra solo, sin quien dialogar y es una referencia mucho más fácil de tomar para el medio juego albi celeste.
Por si algo le faltaba a Treinta y Tres para afianzar totalmente su dominio, físicamente superior, con propiedad del balón ahora, con los laterales exuberantes y  su predisposición, lógica, de ir a buscar el resultado que necesitaba, llega la tonta expulsión de Elder Gadea, al realizarse el cambio, ahora por si algo le faltaba a la Vaca tenía un hombre menos, para correr, casi desfalleciente físicamente, los últimos 20 minutos.

Y pese a que Pablo Mesique  y Juan Gonzales lucharon por algunos momentos  la inercia de todas las circunstancias que te enumere más arriba hizo que Bautista desbordara por enésima vez y esa jugada que Treinta y Tres hace tan bien de desborde,  el delantero de ese lado rodea y llega al segundo y el del segundo atrae la marca rival picando al primero, le dio otra vez resultado, Yamandu Tabeira, el asistente de Bautista, rodea y se encuentra con todo el arco de cara, el centro es perfecto y el gol es lógico.

Treinta y Tres, para mí, no jugó bien, no tiene aquel ritmo fluido sobre todo, pero tiene herramientas, que ha ido adquiriendo durante el año, una acumulación de trabajo que le permiten tener una ventaja cualitativa, sobre todo sabe que hacer aunque no lo haga del todo bien y en un futbol donde la improvisación y el sueño “con maizales gordos” campea, es un plus enorme, pragmatismo le dicen algunos, realismo le digo yo.
El ingreso de Víctor Goldaracena le había dado un “cabeza de área” a Treinta y Tres, otra subida de Bautista,  el tercer gol del decano precipita casi, los rosados no tenían fuerza alguna y a partir del segundo gol se desordenaron totalmente, jugando los defensas de volantes y los delanteros bajando a defender y eso en ante un equipo ordenado como Treinta y Tres es suicidio, lo increíble es que los jugadores , algunos veteranos ya crean realmente que porque cambien de posición van a cambiar el tramite, eso es no ubicarse, creer que uno juega más de lo que juega y sobre todo exponerse a recibir mucho más goles, pero bueno capaz que tienen razón, yo en los miles de partidos que he visto nunca vi que el desorden le ganara al orden, nunca, pero insisto el futbol es tan impensado.
Gana bien Treinta y Tres, justicieramente, ante un luchador Vaca Azul Olimar, que mientras se mantuvo ordenado fue rival e incluso le complicó la vida y que sigo pensando que si se ordena es un equipo de futuro, por ahora se “soltó la Vaca” parece que le abrieron la portera.
Treinta y Tres sigue ganando cuando no juega bien y eso es un alerta importante, su curva de rendimiento parece no afectarlo en los resultados y aunque en ese mano a mano con su clásico rival parece estar en un momento donde no es superior coyunturalmente se hace fuerte en su carga de trabajo y eso es lo peligroso, ojo con un cuadro que gane los partidos que no juega bien, porque se fortalece en la circunstancia, tiene otra rebeldía y otra cabeza, Treinta y Tres es el máximo candidato  aunque no esté en su mejor momento.









Nada.
 Por Juan R. Silva
 Peñarol y Lavalleja empataron en cero tanto por bando y el marcador es el fiel reflejo de lo que paso esa  agobiante tarde calor este primer sábado e noviembre.
 Nada misma, alguna aproximación de Lavalleja en la primer aparte, sobre todo por la prepotencia física de Marcos Baldivieso, solito y solo en ofensiva en el militar, un equipo ya totalmente ido del campeonato, que incluso tiene problemas para armar los 18 jugadores del formulario, algo impensado a principio de temporada en el militar.
 Pero todo forzado en Lavalleja, un elenco que se armó en el año para depender de Wilton Mieres y a partir de la falta de este, divaga sin timón dentro de la cancha.
 Con algún jugador que a base de rebeldía como Praiz quiere pero no sabe cómo y otros que de repente tiene alguna idea, como Toti Aquino o Gabi Noble, pero chocan con aquella predisposición que les dijimos  más arriba y que hace que el resto del equipo no los entienda y creo yo, tampoco quiera, en una palabra el equipo aceptaba el liderazgo futbolístico de Mieres, a los otros los cuestiona.
 Y eso en un cuadro “vertical” como Lavalleja es un caos dentro de la cancha, no tiene liderazgo y cada uno quiere salvarse solo.
Peñarol está más en forma colectiva, eso es claro, juega más ordenado, a “algo”, choca contra una anemia ofensiva que pasa por que no encuentra como acelerar, o cambiar el ritmo de esa tenencia prolija y atildada en el medio juego, sin cambio de ritmo no tiene sorpresa y sobre todo, es una percepción personal, está demasiado predispuesto a solucionar cosas con jugadas de estrategia en la pelota quieta y no le salen.
 Peñarol tiene el gran problema de que sus jugadores no son compatibles  a su  idea de juego, por características futbolísticas individuales, entonces y por ejemplo Hernández, que ha sido su delantero de poder en este campeonato, un jugador con muchas condiciones para la contra, para aprovechar espacios en base a su potencia y velocidad, ve como los mediocampistas se la traen a domicilio y le achican el espacio y siente, eso es claro que se le “achica” la cancha, cuando quiere desarrollar velocidad y frontalidad, o se abre o se le termina el field.
Y así entre uno que no puede por ausencia de liderazgo futbolístico y otro que tiene una idea muy difícil de plasmar por la individualidad de su plantel, sale un partido feo, con además, el condimento de no jugar por nada.
Y en el colmo de las contradicciones, que un cuadro militar no tenga mando futbolístico y que otro que quiere atacar no pueda sorprender en ataque llega la máxima sorpresa, cuando todos pensábamos que Lavalleja, en el estadio, con mucho calor,  iba a hacer sentir la diferencia física que la profesión le otorga  los militares, Peñarol tiene las mejores ocasiones del partido, en la segunda parte y sobre el final.
Ya había avisado Wilson Araujo “Firulay” con un cabezazo que pega en el ángulo de un inerme Jon Pérez.
 Pero sobre el final y con el ingreso de Camilo Ramírez, quien fue importante, solo moviéndose de adentro afuera y que si hubiera posteado bien pudo dejar compañeros solos, porque Peñarol, por fin obtenía diferencia numérica en ataque, una de las dos formas de desequilibrar  ofensivamente en el futbol.
 Una porque una postrer lesión de Braian Graví, de los más firme en el fondo militar, dejaba a los dirigidos por Víctor Arturo Graví  en inferioridad numérica, les dije que tenía problemas de integración en el comienzo del partido el tricolor y otra porque al jugar Camilo a la misma velocidad que los volantes, Peñarol no queda tan partido en ofensiva.
 Incluso eso fue mucho más evidente con el  tardío ingreso de Da Silva.
 Allí y sobre el final Camilo tiene  una oportunidad muy clara, la más clara del partido y Jon Pérez de providencial manera evita la caída de su arco.
Muy poco, poquito, nada prácticamente, para un partido que insisto, todos lo sabemos, no se jugó para más nada que cumplir con el fixture, en definitiva que se jugó… para nada.