viernes, 30 de diciembre de 2011

La mayor

Viernes 30 de diciembre 2011
“Arrancandonga” Por Juan R. Silva
La selección mayor de la Liga de Futbol de Treinta y Tres comenzó ayer oficialmente su etapa de preparación con vistas al próximo campeonato de la Confederación del Este que clasifica a dos selecciones para las finales del Nacional 2012 en la Organización del Futbol del Interior.
Los Rojos del Olimar enfrentaron en carácter amistoso y a beneficio justamente de su preparación a un combinado de jugadores que militan en distintos cuadros del fútbol profesional y también, con la participación de Alejandro Lago, en el fútbol internacional.
Los dirigidos por Antonio Ubilla, pudieron ademán en nombre de la misma Liga homenajear al jugador Emiliano Alfaro, que juega en Liverpool de Montevideo, por ahora, y que fue recientemente designado como seleccionado uruguayo. En un partido previo a este match que decimos mas arriba, la selección Juvenil que dirige Dardo Daniel Pereira perdió 0 / 3, con un equipo que conformó Gerardo González con jugadores del medio y en un post venidero analizaremos el equipo y su preparación ya que hemos tenido a la oportunidad de seguir al equipo de Pereira que solo tiene un par de prácticas realizadas hasta hoy.
La mayor , que dirige Antonio “Macaco” Ubilla, derrotó 4 a 0 al combinado entonces, goles de Diego Martín Avila, Diego Graví, Fernando Correa y Emiliano Alfaro , dejó mientras el partido tuvo visos de practica seria, porque después el mismo contexto llevó a que se perdiera un poco la exigencia, los cambios y alguna “perlita” que de dio como que Emiliano alineara en los rojos, convirtiendo un gol incluso, decía que el partido dejó en lo futbolístico la intención del equipo de jugar el balón a ras de piso , con mucha movilidad y con digámoslo también algunas actuaciones individuales interesantes.
Fueron dos tiempos, el primero de 40 minutos y el segundo de 30, con el arbitraje de Luís Álvarez con Gancio y Barrios en las líneas.
Ingresaron Cesar Vicentino al arco, línea de cuatro con Jonatan Silvera , Diego Fíalho y Cesar Larronda en la zaga, Gonzalo Barrera de lateral izquierdo.
En el medio juego sorprendió, seguramente por las ausencias, Víctor Pellejero de volante derecho, Fernando Correa de 5, Rodrigo Moreira de volante por izquierda y Diego Graví un poco mas delante de Correa, arriba Simón Mier y Martín Ávila.
Un equipo bastante ágil, físicamente pequeño, solo Fialho tenia una estatura destacada , básico este item en un campeonato del este, con mucha movilidad y dinámica, insisto en el contexto del rival, que prácticamente no marcaba, pero que a mi me dejo la impresión de ser algo totalmente en formación y que dadas las ausencias, recordar que el dia anterior se jugó la final del campeonato y muchos de los jugadores que la jugaron, son integrantes del equipo seleccionado, por lo que con muy buen criterio Antonio les dio un par de días de descanso, el único cambio que tuvo la selección roja fue el de Jhon Pérez y realizó además el de Emiliano Alfaro justamente . El “Combinado” jugó con el arquero Matías González del Treinta y Tres local, se dice que iría a Peñarol de Montevideo se dice, Carlos Pimienta (inferiores de Liverpool de Montevideo) y Alejandro Lago (Rosenborg de Noruega), en el lateral derecho José “Fifi” Denis que jugara en Cerrito y River de Montevideo entre otros, hoy dedicado a negocios particulares pero con todo el juego intacto y Bruno Marchelli por izquierda jugador este que quedo libre de Nacional de Montevideo pero que tiene ofertas de un par de cuadros de primera división capitalinos.
El medio juego estuvo integrado por Jorge Graví de 5 quien esta en divisiones inferiores de Danubio de Montevideo, Santiago “Cabeza” Suárez de 8 de la 4ta del Peñarol de la Capital y que poco a poco va ganando un espacio en el equipo carbonero, de 10 jugó Sebastián “Látigo” López quien estaría por pasar al futbol de Maldonado en su profusa carrera, que incluye, chile, Paraguay, Colombia y varios equipos del profesionalismo Montevideano y del interior del país.
Arriba Jorgi Díaz , el prometedor delantero juvenil , que estaba o esta en el Cerro Largo Futbol Club, Emiliano Alfaro de quien poco podemos hablar ya pero que su tasación en el mercado profesional de 2 millones de dólares libres habla por si sola, cuando tiene 23 años recién y Cristian Gutiérrez, el rubio y potente delantero de las inferiores de Defensor, ingresaron después y con el transcurso del partido Maicol Pastor del Municipal local, que estaría con alguna posibilidad de ir a la capital, el “Vincha” Rodrigo Ávila del Yerbalense local, equipo del que se lucio la indumentaria del combinado y que se encargó de organizar el mismo a traves de los hermanos Correa, Julio Romero del Treinta y Tres local y Hernán Zorrilla jugador del Fénix de la capital.
Seguramente el lunes, a 5 días del debut ante Melo acá, se juntara todo el grupo y en este realidad que es hoy nuestra participación, donde hemos dado todas las ventajas habidas y por haber y en donde también en gran medida dependemos del nivel futbolístico de nuestros rivales, que parecen no estar mucho mejor que nosotros, se juntara todo el grupo decíamos, de los que quieren y pueden estar, allí recién podremos verle las “patas a la sota”.
Lo cierto es que fue un movimiento interesante para los chicos que hace una semana están practicando a las ordenes de Antonio y del Prof. Yamandú Sosa, con las ausencias ya mencionadas de varios titulares, que dejo el gusto a poco pero ese poco es auspicioso.

Comienzan los combinados locales

Viernes 30 de Diciembre
Sub 18: va a ser difícil Por Juan R. Silva
Este formato de temporada que efectivizó este año la Liga de Futbol de Treinta y Tres, condicionado justamente por la anterior participación en sub. 18 en el Nacional, donde se llegó a semifinales Nacionales, sin dudas le ha pasado facturas a este “proceso" de selección juvenil 2012.
Como en el futbol todo lo que se hace mal se tiene que pagar en el verde césped, esta selección sub. 18 de hoy deberá encarar como pueda el campeonato del este.
Es decir: con mínimo tiempo de trabajo, porque además de que el campeonato de la categoría empezó “tardísimo”, por que había que terminar el de quinta división que comenzó “tardísimo” porque había que esperar haber que pasaba con la sub. 18 anterior que como llego a semifinales termino “tardísimo” (todo ironía, aclaro por las redundancias), ergo: todo lo que entra tiene que salir.
Pero además en una situación de incomodidad evidente de un técnico: Dardo Daniel Pereira, que es fanático y afiliado totalmente a los procesos a largo aliento.
Dardo junto a Daniel Álvarez ha tenido una brillante labor en las inferiores de Vaca Azul Olimar, en los últimos tres años ha llegado a las finales en cuarta división siempre, a dirigido la misma selección sub. 18 hace tres años pasando a segunda fase, pero creo que lo mas importante es que goza del respeto y aprecio del “mundo futbolístico” olimareño por su don de buena gente, de tipo transparente y “con codigos”, de esos que todos saben que no te van a conversar un jugador y que la disciplina y el orden son sus cartas de presentación, mas allá de los conocimientos que los tiene y no están en cuestión.
Y creo que por eso agarra este "fierro caliente" Dardo Pereira, lo cierto es que casi todos los dirigentes de los clubes de Treinta y Tres tenían “su perfil” como técnico como el ideal, el sabe cuales son las condiciones en las que agarra, conoce la realidad y los jugadores y además tiene una lectura “real” de cual son los objetivos de esta participación roja, que insisto, da enormes ventajas deportivas y organizativas, porque recordemos que aparte de que ya se terminaba tarde, los anteriores neutrales y dos equipos, Treinta y Tres y Huracán decidieron e impusieron que se extendiera aun mas el campeonato de cuartas, sacándole tiempo a esta preparación.
Y entonces con muy pocas practicas, con jugadores importantes que llegan extenuados, desgastados y hasta alguno lesionado, con ausencias como la de Diego Sosa, el goleador albiceleste, jugador de la primera del decano, absolutamente desequilibrante en la categoría, que según Pereira no quiso estar en el grupo o la casi segura de Mario Alfaro, lesionado en la final de primera división, otro jugador del Treinta y Tres, basamento de esta juvenil, Dardo Pereira, se pone el equipo al hombro y la verdad va contra sus discurso eterno, empujado por la realidad.
Pero adema y por si fuera poco toda la problemática que tiene que afrontar “el Brasil” los jugadores de Barrio Coya, han tenido problemas para trasladarse de Varela acá y digamos que varios de los mismos tiene evidente posibilidades de ser titulares.
En fin pagando deudas que no son de ellos, los sub. 18 rojos igual , enancados en “su divino tesoro” la juventud, la esperanza y sus condiciones individuales, le pondrán la cara a esta participación y un párrafo aparte para esta generación, hay jugadores es indudable pero ha tenido tanta mala suerte, en sub. 15 los problemas clubistas que los diezmaron, ahora la casi ínfima preparación, seguimos tirando materia prima al techo y después preguntamos porque esta tan bajo nuestro futbol.

jueves, 29 de diciembre de 2011

La Liga 11 La Liga 11 La Liga 11 La Liga 11

San Lorenzo 2 (Rodrigo Segovia y Santiago Alzugaray, autogol) - Treinta y Tres 0
El Triunfo de las Ideas Por Juan R. Silva
Señoras y señores el Club San Lorenzo se ha consagrado brillante y justicieramente campeón de la Liga de Fútbol de Treinta y Tres por 11ª vez en su historia.
Este pasado miércoles los dirigidos en la oportunidad por Jacinto Rogelio Terra ganaron lo que para ellos era “La Final” ante el decano del fútbol olimareño el Treinta y Tres Fútbol Club y créanme amigos que mas allá del triunfo deportivo importante para la institución, para los jugadores y el cuerpo técnico, grandes protagonistas de esta conquista es “el triunfo de las ideas”.
Porque anoche en el Estadio Municipal ganó una concepción filosófica que habla y trasmite la mesura, la apuesta a los chicos de las inferiores, la predisposición al entrenamiento y sobre todo en el ideario del futbol que se quedo a dormir al lado del rio, la invalidez de las excusas como forma de justificar derrotas y la ubicación del futbolista y su entorno al momento de conseguir los triunfos.
Por Tanto desde Futbol Loco celebramos este triunfo y saludamos a la grey santista en este momento feliz.
San Lorenzo salio campeón en nuestra humilde y creo que informada forma de ver porque a partir de un echo desgraciado que ocurrió hace un par de años, San Lorenzo que había salido campeón un par de años, como se acostumbra en nuestro mediocre y alicaído futbol, a plata, en un momento que “esa manteca se terminó” y varios jugadores y el cuerpo técnico que tenia el azulgrana se alejaron, allí un luchador, un hombre de la casa, “un tigre de la malasia” llamado Pablo Alvariza agarró el fierro caliente y lo sacó campeón a riego de que lo saturara la responsabilidad y el strees competitivo, cosa que ocurrió la siguiente temporada y Pablito un tipo buenazo cometió un error que aun hoy lo paga.
En ese momento se hizo cargo, en la parte futbolística claro porque en la parte dirigencial siguió siendo Arturo Botana su principal referente, de San Lorenzo, de “su” San Lorenzo la filosofía de la que hablábamos mas arriba y que fue implantada por “El Cholito” Edgar Fabián Mota Cabrera y recordamos en acuerdo con los jugadores que tenia en ese momento el azulgrana tomaron una decisión importantísima que fue retirarse del campeonato, cosa esta que fue criticada y cuestionada aun dentro de filas santas.
Pero ese echo desgraciado fue la base de esta alegría que tiene los hinchas santos hoy, fue en definitiva la piedra inicial el basamento de “Sin dramas”, “no hay excusas”, “San Lorenzo esta por arriba de los jugadores, de los cuerpos técnicos, de todo”.
Y después de que el año pasado el equipo tuviera una muy buena temporada, armado con chicos de las inferiores salió tercero en el año y jugó ya un futbol atildado, prolijo y de mucho respeto por el trato del balón, idea esta en donde fue muy importante Marcelo Ferreira, este año los santos ganaron el clasificatorio y ahora la final, de manera totalmente ajustada a lo visto y con ese futbol que decíamos mas arriba como principal bandera pero son todo el peso de las ideas antedichas también como respaldo.
Rodrigo García, Eduardo Álvarez, Renato Calastreti (con un breve paso por Yerbalense) Mathías Orgambide, Fabián Techera, Rodrigo Segovia, Jorge Alzueta (con un paso en las inferiores de Wanderes de Montevideo), Fabio Acosta, Martín Ávila (con un breve paso por las inferiores de Danubio de Montevideo) y Víctor Goldaracena, que si bien ha jugado por todos lados sierre vuelve a su casa, son jugadores de las inferiores santas, que han jugado salvo las excepciones que dije , siempre en el santo y sobre todo , a mi me queda muy claro, son hinchas del santo, de 11 que entraron el miércoles ¡¡¡¡ 10!!!! Y el que falta en esa lista: Oscar Mieres, que llegó desde el Cerro Largo Fútbol Club, es de la casa también porque su hermano Juan José juega hace como 10 años en el equipo y es el capitán conceptualmente, es decir un cuadro de la casa totalmente y si en los cambios entran, también del cerno santista: William Alzueta, Matías Costa y el mismo Juanjo, queda clarito cual es la apuesta, cual es la idea ¿no?
Así que San Lorenzo , que sabia que tenia la ventaja deportiva en este partido final ante Treinta y Tres, San Lorenzo hacia 7 días que no jugaba, con un Treinta y Tres que si lo veía haciendo cada 48 y 72 horas, esperaba descansado al decano, San Lorenzo además tiene una forma de juego que ya para nuestro medio es una ventaja, porque en San Lorenzo es carne “defenderse con la pelota, utilizando acciones de juego largas y posesiones duraderas en el medio juego como forma de defensa, algo que acá en el pueblo del “fundazo” y el “Ponganla” prácticamente no se usa, pero que a los azulgranas les da una ventaja cualitativa, corren mucho menos los jugadores y mas la pelota.
Pero además San Lorenzo contaba con la ventaja también, nada desdeñable por supuesto de que el desgaste anímico, faceta re importante en nuestro futbol, del decano, que ganando el Play Off ante su clásico rival, por penales y después de haber tenido el protagonismo del partido y la obligación de ganar, con la presión y el desgaste emocional que esto significo, mas el posterior festejo, sin dudas le pasaría factura a los dirigidos por Muraña, es imposible mantener “arriba” un equipo, en lo mental y emocional, después de semejante esfuerzo.
Y por si esto fuera poco la ventaja del reglamento que le permitía a los santos por ser los mejores de la temporada, tener este partido como final de ganarlo y de empatar o perder otra oportunidad con la sumatoria de puntos, es decir que si ganaba Treinta y Tres o empataban San Lorenzo aun dependía de si mismo y de ganar para salir campeón o forzar una tercer final, eran digámoslo claramente demasiada ventaja.
Pero amigos esto es futbol y en la temporada si había algo que San Lorenzo no había mostrado era el instinto asesino de su ocasional rival en las definiciones.
Recordemos que pudiéndose coronar campeón del clasificatorio una fecha antes perdió ante “su sombra negra” Huracán y después lo volvió a hacer en los Play Off por penales, en partidos donde fueron innumerables las oportunidades de gol que el santo falló y que también perdió en el clasificatorio ante Treinta y Tres su rival en la oportunidad.
Es decir que si bien era consiente de su ventaja San Lorenzo debía pasar el examen de auto confianza que representaba ganar este final y amigos, amigas lo hizo y con aprobado 7.
Un partido que en el arranque sorprende Treinta y Tres con tres puntas en ofensiva y una línea de 4 que cuando atacaba el decano se transformaba en línea de tres por el adelantamiento de Diego Díaz a la posición de volante, detalle que en la definición del partido seria fundamental.
Porque además el decano salio a atacar y disponer de ventaja pronto creemos para luego dofisificar el esfuerzo.
Pese a que lo primero fue un tiro de Rodrigo Segovia alto y que el tramite era parejo en posesión, Treinta y Tres a partir de unos 30 minutos iniciales monumentales de Luís Fernández, un chico de 17 años que juega mucho y de Santiago Alzugaray, no solo emparejaba la lucha del medio juego sino que la ganaba a fuerza de rebotear y después darle la pelota la hábil Nicolás Gutiérrez, que aprovechando los espacios entre la línea de 4 santa y los volantes se paseaba por toda la zona y hacia salir despavorido, con su velocidad característica pero expuesto al “libero” santo Calastreti.
Así un centro frontal obliga al mismo Renato a ceder corner, enseguida hay un tiro de Sosa desde afuera que preocupa y obliga García.
Treinta y Tres daba la impresión óptica repito, merced al despliegue de Fernández y Alzugaray a dominar el campo, pero cuando los volantes santos mejoraban en la precisión y lograban asistir a Ávila, muy activo y Goldaracena, la habilidad y velocidad e estos dos marcaba una diferencia clara, la historia estaba en que ellos no se hicieran de la pelota, una pared entre el “Gato” y el “Chiquitín” que termina con disparo alto de Víctor fue el aviso.
En ese momento creo que Nuber Muraña fue al plan estratégico de sacar algún gol de ventaja y después dosificar, ingresa a Alfaro para lastimar mas a San Lorenzo por la derecha del santo donde Fabio “Junior” Acosta además tenia amarilla.
El partido entró allí en una meseta donde los dos se prestaban el balón y no había precisión en las entregas, así igual San Lorenzo mostraba ya un detalle que seria decisivo, el muy buen nivel en la marca de los laterales Álvarez y Techera que clausuraban totalmente su sector y entonces lo único que le quedaba a Treinta y Tres era la habilidad de Gutiérrez.
Y digamos que luego de una habilitación de Tabeira y, que el chico Sosa “cortina” Nico tuvo la chancee de abrir el marcador, clara, cara a cara con el chango García, medio de costado pero absolutamente perfilado para su derecha y el arquero santo que en esa y otra contención seria fundamental, tapó con el pie el remate en una atajada, que para mi valió el partido.
Goldaracena asumió entonces el protagonismo de ser el referente, por trayectoria y experiencia, recién tiene 29 años el Gato y empezó a desequilibra a la lenta defensa decana, un centro suyo por derecha tras desbordar a Romero, encontró pasado a Oscar Gómez pero el volante, que fue 30 veces por el carril no le pudo pegar bien y su tiro se elevó, pero esto ya fue un aviso, decrecía el presing albiceleste y tenían mas tiempo y espacio los volantes azulgranas para asistir a los delanteros, se desmoronaba el dominio en el medio juego decano, la esperanza de su planteo técnico
Porque en la siguiente jugada y cuando acicateado por esto Treinta y Tres se adelantó, un mal pase, salida rápida de San Lorenzo, la línea de tres de el decano ( se acuerdan del detalle de mas arriba no?) deja a Martín Alzugaray mano a mano con Goldaracena en una carrera de 40 metros y ni siquiera el foul del defensa puede parar al delantero, el delantero siempre tiene la iniciativa, mucho espacio para correr y la cobertura lejana, llegada a la línea de fondo del “Gato” , salida despavorida de Gonzáles a tapar y …”centro de la Muertaaaa” atrás, asistencia 80% gol, ¡¡¡¡que 80% !!!!! 90% y en el área chica después de un pique de 70 metros, que ningún albicelest pudo resistir, Rodrigo Segovia “el Toto” el mismo que erró el quinto penal en la definición para Huracán, en un arco desguarnecido, convierte lo esperado por el santo y lo temido por los albicelestes, el gol que obligaría al desgaste decano. Y … “obligaú no digo a un pampa, a la tribu si se cuadra” dijo el albiceleste y fue, la tuvo eehh, en una individual de Nico Gutiérrez, su mejor hombre mientras la dieron las fuerzas en ofensiva, pero otra vez Rodrigo García saliendo prestó y arriesgado atajó.
Fue importantísimo “El chango” en esas dos y en esa imagen de arquero grandote que las que van para afuera no las mete para adentro, mucho que decir para nuestro futbol y que lo hacen, la regularidad y seguridad, no solo una base importante en el triunfo santo sino uno de los mejores del medio, injustamente no reconocido.
La ultima del primer tiempo es un pase de espada, si de espalda, delicioso del “Gato gol” a Martín y el tiro de este se va elevado, si Martín, pese a su lucha y encomio, hubiera echo los goles que erró este campeonato terminaba mucho antes, debo decirlo, tanto era la diferencia futbolística del santo con todos sus rivales en ataque.
El segundo tiempo fue bien manejado por el elenco azulgrana, con el reloj y el desgaste albiceleste como aliado, porque se desordenó con el correr del partido Treinta y Tres, los primeros 20 fueron casi sin chancees para ninguno, se “pegaron” las líneas de fondo y media del santo, ya no hubo espacios, los dos laterales siguieron sacando todo, Orgambide un jugador que se nota poco pero rinde mucho se afirmó en el juego aéreo frontal y Treinta y Tres ya no tuvo argumentos futbolísticos, si mucho querer, luchar, trasportar individualmente pero eran muchas piernas azulgranas y si pasaban la velocidad de Calastreti resolvía todo.
Para peor se lesiona Mario Alfaro, el gesto deportivo de Calastreti el ver lesionado a su rival y tirar el balón afuera cerquita, sin importarle el resultado ni el momento, fue de “fair play” total, la verdad “shapo” Renato, terrible gente el botija, porque además creo que eso pinta a San Lorenzo, “el fin no justifica los medios”, créanme que en este mediocre fútbol de “vivos” y ventajeros acá, en el pueblito que se quedo a dormir al lado del rio, fue una bocanada de aire puro.
Romero se multiplicaba ya en Treinta y Tres, con Alzugaray de 9 y con Vera sentido y extenuado, el desorden albiceleste era visible totalmente, a "la carga reformers" pero son pocas fuerzas, casi sin balas físicas y técnicas, solo centros, atropelladas y offside o foul ofensivo, para peor la tarjeta roja de Velarde, puntapié de atrás a un rival a la salida de un roce, los dejaba con uno menos.
Igual debo decir que era el escenario al que en ese segundo tiempo apostó el decano, a “huevo”, con uno menos, “revoliando la melena” y San Lorenzo amigos se la banco, con un arbitraje digámoslo también, que no se dejó influir nunca por el griterío y la exaltación que propuso, en su lucha de cuadro grande Treinta y Tres, ni siquiera cuando todos saltaron viendo penal en el área santa y mas allá que haya sido penal o no, nosotros no lo vimos, por fin en Treinta y Tres un arbitro no se doblega ante la presión de un grande y no cobra para emparejar, espero que los que siempre ven “complot” y “manos negras” reconozcan esto.
Tuvo varias contras San Lorenzo, varias, el Gato las orquesto bien, pero en definición este no es el año de Ávila eso esta visto y los cambios de Terra le dieron mas consistencia defensiva la equipo porque además la tarea sobre todo de Acosta en al ayuda y recuperación, condicionado por aquella amarilla del principio fue titánica en el despliegue.
Igual Treinta y Tres desfallecía y no tenia fuerzas y en los minutos finales el mejor jugador albicleste, muestra clara el del agotamiento físico y mental decano, Santiago Alzugaray desvía a propia red un tiro libre bien ejecutado por Oscar Mires y se va expulsado seguidamente por agredir a Alzueta, en una reacción de impotencia total, dice el dicho que “el hombre cansao, llora, pelea o se va”.
Y llegó e final esperado todo el año por los humildes hinchas del santo, los que se comen el garrón todo el tiempo de ser cuestionados por “su actitud” en las finales, seguro a plata todo es fácil, es fácil apuntar con el dedo cuando “pelas los morlacos” y tres dos o tres jugadores de nivel, que en un futbol de pueblo como este hacen la diferencia y “cualquiera es tigre” cuestionado si ponen o no los que juegan menos o tiene menos condiciones.
Por eso, por esta idea, por esta representación, creo que salvo los hinchas de Treinta y Tres y eso en la calentura del momento esta bien, la actitud de los hinchas decanos digo,
El resto del ambiente casi mayoritariamente se alegro del triunfo santo, que ha vuelto a ser el equipo “querido por todos” el que todos quieren que sea campeón si su equipo no lo es y eso es porque “LA IDEA” es transparente y el buena, porque se hace desde la humildad y los códigos del futbol, ser buen gente siempre, por eso los jugadores, técnicos, dirigentes, hinchas y allegados del “Juan Lorenzo” deben estar orgullosos, son los mejores pero no por casualidad, por causalidad y sin ninguna sombra que empañe ese festejo, porque en el futbol, en la vida amigos “el fin no justifica los medios”.

martes, 27 de diciembre de 2011

La Liga 11 La Liga 11 La Liga 11 La Liga 11

Treinta y Tres 1 (Dario Vera(Pen)) Huracán 1 (Oscar Gómez)
“El Terminaitor de los Play Off”
Por Juan R. Silva
El Treinta y Tres le ganó en la definición desde el punto penal a su tradicional rival y afirmó en las ejecuciones desde al pena máxima lo que había mostrado y desarrollado en los 90 minutos de esta segunda final de los encuentros eliminatorios del sistema Copa, conocidos como Play Off.
El fútbol es un juego físico que se maneja con la cabeza decíamos en el anterior post de estos Play Off y en este segundo partido, donde el decano corrigió su error táctico anterior de “afinar” la cancha y a través de Nicolás Gutiérrez sobre todo y Yamanadú Tabeira , pero con la participación de los laterales Díaz y Piriz y el segundo tiempo cuando ingreso de Mario Alfaro y de Leonardo Oliz la abrió permanentemente y lo desbordó cuando y como quiso al globito, merecida aunque agónicamente empató, es mas mereció ganarlo claramente y después recibió el premio en las ejecuciones desde los doce pasos.
Porque amigos, Treinta y Tres corrió mas que Huracán pese al emocionante y sobrehumano esfuerzo de Simón Mier y sus primos “Pepe” y “Tito” Puñales, porque además de recuperarla muy pronto siempre el decano manejaba mejor que su rival el balón, atenti sin ser gran cosa, simplemente descargando hacia el lateral, haciendo recibir a sus delanteros con ventaja, propio de reaccionar mas rápido, y acelerando en los últimos 20 metros, porque esto amigos era incontrolable para los laterales y zagueros albos, mucho mas lentos que sus rivales, y hay estuvo el secreto o mejor la explicación de porque se dio una diferencia tan notable en el “moral” que a continuación desarrollaremos. 10 primeros minutos de “nada” pero nada mismo he, los dos en la lucha por recuperar los dos buscando, observando, esperando que el rival se equivocara y para nosotros por lo menos la confirmación de lo esperado en la previa, Huracán no arriesgaría por que no puede, tiene poco juego asociado y depende mucho de Matías Rodriguez y las faltas que le hagan cerca del área y este juez no las iba a cobrar y Treinta y Tres porque pensamos que no sabría, así en condicional, faltaban Yari Silvera y Martín Alzugaray además, dato no menor.
Pero a partir de una “obal” dijera el “pintor de la emoción” Wilson Mario Zeballos, de Gonzalo Lemes que obliga a un corner de Andrés Ferreira y luego de ese corner el cabezazo del mismo Lemes que se va afuera, el “olfato asesino de “el decano” detectó que algo no andaba bien en el globito con respecto al otro partido, la concentración en la marca, Huracán no solo no recuperaba rebotes en el medio juego y perdía la pelota dividida sino que los delanteros albicelestes llegaba primero a ella por un tema de velocidad propia, algo que en el otro partido, los dos hermanos Carrero y sobre todo Fernando Gómez por una razón física, llegaban mucho mas rápido al anticipo y que ahora no pasaba.
Y Nicolás Gutiérrez a partir también de una sucesión de centros que envió desde la derecha empezó a calentar su zurdita y a tomar confianza, la que no tuvo nunca el pasado viernes, esos centros de Gutiérrez terminan provocando dos situaciones claras sobre los palos albos que en la línea prácticamente despojan los defensas y que fuera del área apenas terminan en una mano de Gómez que corta una situación clarísima para el decano pero todos sabemos que De Mello tiene un reglamento para el, así que esas “delicadezas” no se pueden ni siquiera pensar.
Tanta era la deferencia de aceleración entre los delanteros albicelestes y los defensas albos que a los 20 ya “Pepe” Mier tenia amarilla y repito todos sabemos que para que de Mello saque una amarilla “tenes que “arrimar la suela” mismo.
Otro desborde de Gutiérrez ya incontrolable, Tarán que de cabeza envía al corner providencialmente.
Huracán no existía en ofensiva, no solo no retenía, las faltas que le hacían a Matías Rodriguzs eran mero roce para el árbitro, sino que además no podía pasar la aduana de Santiago Alzugaray y un exuberante Luís Fernández disponían en el medio juego.
Diego Díaz abre la cancha, Yamandú Tabeira lo encuentra por afuera y la gambeta del “Pichón”, que gana los últimos veinte metros rivales, encuentra el achique desesperado y con los pies de Welker.
Yamandú va de vuelta por derecha, desborda y Mauricio Mier salva un centro atrás que si pasa es gol seguro.
Era Simón Mier y la defensa alba en sus últimos 20 metros pero los Puñales y Oscar Gómez 5 metros mas adelante, tanto tráfico explicaba que siempre hubiera una pierna alba para salvar, ahora ¿así cuanto aguantaría el globito? era la pregunta de todos el estadio.
Un pase largo de Vera encuentra a Lemes y éste que fue el más irregular de los delanteros albicelestes, con una técnica depurada, que es incuestionable que la tiene, mata con golpe de pecho y define ante Welter, pero el golquiper ataja.
Taran cierra otra jugada igual que al inicio del vendaval albiceleste, su cierre de cabeza es providencial, Nico Gutiérrez era una pesadilla para los albos
Y otra gambeta de Nico de afuera para adentro, centro y Yamandú Tabeira le pega desviado.
¡Contaron? cuenten, no menos de 8 o 9 situaciones clara de gol.
Sobre los 40 minutos pareció tomarse un respiro el albiceleste de este dominio y comenzó Huracán lentamente a adelantarse en la cancha sobre todo enancado en la habilidad de Rodrigo Alfaro, que fue el jugador albo que mejor entendió como jugar este partido, reteniendo l balón y descargando cuando los rivales eran atraídos por su gambeta, pero estaba muy solo arriba, en esos minutos como la presión de los dos medio de contención decana aflojó, el se tiro a la espalda de Piriz y por ahí a pura habilidad generó un par de desbordes interesantes y en un de ellos encontró a Matías Rodriguez dentro del área, allí donde Romero no le podía hacer foul y la asistencia de Colacho hacia la izquierda, puso a Oscar Gómez, por sorpresa de cara a Matías González, 40 minutos para generar una pero esa una fue clara clara, Matías salvó su arco de manera increíble, como el sábado en la final de cuarta donde tapó no menos de 4 mano a mano, es muy ligero de piernas el 1 albiceleste y como sale decido, su barrido es muy difícil de evitar si te demoras un segundo.
Y enseguida por el mimo lado anterior, Simón Mier a pura habilidad, hay dos maneras de desequilibrar en el fútbol en ataque, por habilidad y por diferencia numérica, en este caso, Simón gambeteo por derecha, paso, centro atrás, llegaba 3 albos medio pechándose y molestándose, pero Pepe Puñales la sacó mas atrás y el “trallazo” impactante de Oscar Gómez venció la defensa de González que se tiró pero ni la vio, eso es lo cierto.
Sorpresa total, incredulidad albicleste, dominó casi todo el primer tiempo, tuvo 9 chances claras, fue mas, hizo todos los merecimientos, amigos los goles no se merecen se hacen, lugar común mas apropiado imposible.
El segundo tiempo trajo novedades el cambio de Sebastián Carrero por Pepe Mier.
Y en la primera de cambio, una individual de Alfaro, quien recibe de espaldas, amaga la descarga, gira, mete otro amague, cuando tira tiene a Becerra arriba, fue como un acicate para el medio juego albiceleste que fue con un Luís Fernández tremendo en la recuperación a jugar 20 metros mas adelante y que prácticamente sitió a Huracán en su campo.
Se produce ahí un cambio trascendente que realiza Muraña, dispone el ingreso de Mario Alfaro y pese a que el encomio y la prodigacion de Carrero por el momentos los primeros 20 del segundo tiempo parecía clausurar el lateral izquierdo, en los últimos 20 de esa segunda parte el tranco de Mario seria indetenible para Gómez, que ya estaba extenuado y para Carrero a quien le harían el 2 / 1 continuamente.
Y Nicolás Gutiérrez, apareció de nuevo ahora por izquierda aprovechando “una siestita” de Silvera, que se duerme, gana el pequeño delantero a capricho y velocidad, línea de fondo y su centro se lo pierde Yamandú Tabeira solo luego que fallara groseramente en el despeje el “Pato” Carrero.
Arriesga mas Núber, ahora “el Pulga” Pereira por izquierda para mas habilidad y desborde, Huracán ya no tenia respuestas físicas, solo Simón Mier como parabrisas de derecha a izquierda, de izquierda a derecha, el globito estaba Nock Out.
Pero el tiempo jugaba para los albos, el minutero corría y el desespero decano al lado, ahí en ese momento apareció, para acarrear la pelota, para asumir el protagonismo que su equipo le pide Santiago “Coti” Alzugaray, capaz que no muy pensante, pero con una actitud y un pundonor que emociona mas allá del color de su camiseta, porque el juega como un hincha pero además y lo mas importante es que juega y Alzugaray metió a Huracán en su área, claro con Fernández para que recuperara cuanta pelota quería filtrar Huracán, que tuvo una muy lejana , cuando Alfaro, siempre Alfaro, quiere irse a velocidad y se queda “sin nafta” salvando Díaz en la pasada.
“Nafta” tenia 33 que hace ingresar a Leo Olis y el monologo tenia otra grieta, porque el Leo se paró de puntero izquierdo, “quemaba las naves” Muraña.
Pero el sabia que Huracán ya no tenia energías eso era “palpable a los ojos”.
Desborda Tabeira que ya no daba mas también cierra de Taran, el único escollo que parecía tener el elenco albiceleste frente a Welker.
El tiempo corría, corner desde la derecha, Vera entra solo al pasado cabezazo afuera.
El Pulga avanza por derecha a pura gambeta y cuando queda de cara a Welker, entre el arquero y Taran evitan el gol, grita y perjura el Pulga que fue brazo de Rodrigo, el línea no vio nada, ¡¡¡¡siga!!!!! Y pico, Treinta y Tres esta desesperado, Huracán ya hizo ingresar a Coronel y a Lima para defender mas, la cancha santiago Alzugaray y Luís Fernández la inclinaron rumbo al arco albo y parece el “Repecho de Maitia” cada posesión alba.
Y tanto va el cántaro a la fuente…que al final se rompe.
Desborde de Mario Alfaro a pura potencia y velocidad por derecha, que no había resultado antes porque le hicieron 10 fouls y no le cobraron ninguno, acelera, línea de fondo, “el centro de la muerte” y cuando el Leo Olis va a sacudir de cara al arco, atropellada desde atrás y desesperada de Lima, penal claro.
Derechazo inapelable de Darío Vera, a los penales.
Penales que le habían dado mucha vida a Huracán pero la historia dice que Treinta y Tres es como “Terminaitor” no le importa mucho quien esta adelante, si te regalas te arranca la cabeza, es así, no lo digo yo, lo dice la historia.
Luego de que se demorar el arranque de los penales…porque no había pelotas, ¡¡¡no habla pelotas!!!!! Donde estaban…misterio.
La espera, presumo yo (déjenme darle color jajajaja) desconcentró al mejor jugador albo, a quien nadie podía decirle nada, tal fue la muestra de amor a su casaca, Simón Mier su tiro “blando” y anunciado fue detenido por el “León del Roca Crelis” estadio de Castillos donde Matías González tuvo un partido memorable el año pasado.
Huracán de tener el clásico después de dos años, de pasar a la final después de remar todo el campeonato de atrás, arrancaba la serie mal y Treinta y Tres no lo perdonó.
Las ejecuciones albiclestes fueron inapelables, perfectas, todas firmes, eligiendo un palo y fuertes, Vera, Olis, Alzugaray y Gutiérrez convirtieron todos los decanos, Matías Rodrigues que varió su famosa ejecución sobre la marcha erró para Huracán y así en e globito solo convirtieron “Tito” Puñales y Rodrigo Taran.
Final que festejó con todo “la 33” la barra de pibes que acompaña a el decano en la tribuna chica y que pone a el albiceleste en la final de la temporada, al ganar este torneo que esta echo para el, no lo digo yo lo dice la historia, de 10 que se jugaron ganó 5, no se.
El miércoles lo espera San Lorenzo y otros serán los “Pérez de la guía” pero es claro que a Treinta y Tres si te le regalas, te arranca la cabeza…como “Terminaitor”

La Liga 11 La Liga 11 La Liga 11 La Liga 11

Treinta y Tres campeón de los Play Offs por 5ª vez

En vibrante partido, con la presencia de más de 1.000 personas en las tribunas (record total de la temporada) Treinta y Tres obtuvo el bicampeonato de los Play Offs nuevamente ante su rival de todas las horas, el Club Atlético Huracán.

Desde que se instalaron los play offs en 2002, el decano albiceleste ha triunfado en 5 ediciones, por lo cual es un especialista en este tipo de torneos. En dos ocasiones se coronó luego campeón anual, en otras dos no lo hizo y este año disputará la final con San Lorenzo.Pese a la superioridad en los papeles por su plantel y por sus refuerzos (llegaron para las fases decisivas Yari Silvera, Gonzalo Lemes y Martín Alzugaray) Treinta y Tres debió sufrir hasta el final para asegurarse un lugar en la definición por el título anual.

Abrió la cuenta Oscar "Capincho" Gómez en los descuentos del primer tiempo para Huracán, pese a que Treinta y Tres había manejado más el balón y había generado más llegadas al arco adversario, y lo expresamos así porque tampoco fueron jugadas claras de gol, si no simplemente mayor manejo de pelota.

En el segundo tiempo, pese a estar ganando Huracán lo sufrió y a falta de 3 minutos para el penal convierte un claro penal que es cobrado por Darío Vera y postergando la definición a la tanda de penales. En la misma Huracán arrancó en desventaja ya que el arquero Matías González contuvo el penal de Simón Mier y a Matías Rodríguez, el refuerzo del "globito" para esta fase, entanto sus ejecutores conviertieron los 4 penales que hicieron innecesario el quinto remate.

Final: 4-2 para Treinta y Tres.Ahora se vienen las finales-finales. Si San Lorenzo (Campeón del Clasificatorio) gana la primera es el campeón. Si no, se jugará una nueva final y el campeón será quien obtenga más puntos en ambas. Si hay empate en puntos, independientemente de la diferencia de goles, habrá una tercera y decisiva final el año próximo, bueno, pero no habrá que esperar tanto porque será el 2 de enero.

Por Alejandro de León (GIEFI - Treinta y Tres)

domingo, 25 de diciembre de 2011

Formativas - 4ta División - Formativas - 4ta División

Cuarta División
Hay Campeón!!!!!! Por Juan R. Silva
Treinta y Tres Fútbol Club es el campeón de cuarta división, ratificando el favoritismo que la cátedra la daba al comenzar el campeonato 2011 de esta división del futbol olimareño.
El elenco albiceleste que esta dirigido por Wilson Gerardo Álvarez ganó este sábado de mañana el torneo eliminatorio a un solo partido dispuesto como segunda parte del Campeonato y como ya tenía el titulo de la primera parte se coronó como el mejor de la temporada.
Un equipo que como ya lo hemos dicho tiene una diferencia importante en cuanto a preparación y a plante con el resto de los equipos, es la base de la selección de echo y varios de sus integrantes alternan en el equipo del primero que esta en la definición. De su campeonato.
Así pese a tener un desgaste físico importante por estar jugando prácticamente todos los días en esta etapa de los campeonatos, el decano se impuso aunque en este partido le tocó sufrir y tuvo a su guardameta Matías González como principal protagonista, atajando un par de jugadas realmente trascendentes, una en cada tiempo de esas que salvan los partidos.
La defensa albiceleste este partido sufrió el manejo de los habilidosos jugadores de la Vaca que hicieron realmente sorprender a los asistentes, es mas reitero de no haber estado Gonzáles en el arco decano el resultado pudo bien ser otro.
Pero con un gol del mejor jugador albiceleste en el partido, Guzmán Furtado y otro de su desequilibrante delantero Diego Sosa, uno en cada tiempo, los albicelestes se hicieron fuertes en la entrega y el esfuerzo solidario de todo el equipo sacó adelante un encuentro donde fue superado con claridad en el manejo. Pero como en el futbol los merecimientos no ganan partidos pese a que Joaquín Acosta, Alfonso García y Maikel Plada jugador este que nos deslumbró por su versatilidad y técnica, la Vaca , pese a la propuesta ofensiva que con el transcurso del partido fue desplegando perdió ante un equipo que se mostró desgastado pero contundente.
La expulsión de Fernando Acosta en el primer tiempo por doble amarilla, sin dudas le complicó el partido a los decanos, vista la importancia táctica que tiene este jugador en el andamiaje del campeón, pero el despliegue del citado Furtado jugador de todo el carril derecho, con dinámica y velocidad para recorrer los 70 metros de ida y vuelta, el esfuerzo de Alfaro y el retraso de Sosa a colaborar con el medio juego son destaques que muestran la solidaridad de un equipo que saca enorme ventaja justamente basado en eso.
Y aunque se vio obligado a defenderse la mayoría del tiempo, único partido del año donde lo vimos en esta faceta, siempre que pudo poner a Sergio Velardes en carrera generó la necesaria peligrosidad que hacia a su rival no descuidarse totalmente.
Treinta y Tres se coronó merecidamente como campeón de la división y aunque jugó menos partidos que los demás porque algunos equipos al saberse superados no se presentaron o se retiraron, es un justo y merecido Campeón el mejor del año en cuarta división claramente.

La Liga 11 La Liga 11 La Liga 11 La Liga 11

Treinta y Tres 0 - Huracán 0
Fue una fea final Por Juan R. Silva
Este primer juego de los encuentros eliminatorios del sistema copa, Huracán salio mejor librado con el resultado de empate en cero.
Porque los albos llegaron realmente diezmados a este encuentro final, solo repetían 4 de los 11 jugadores del partido anterior donde ya habían tenido alguna ausencia, empero los dirigidos por Sergio Mier salieron mucho mejor que su tradicional rival, durante los primeros 15 minutos y al influjo de Matías Rodriguez y de un mayor manejo en el medio juego, todas las improvisaciones dispuestas en el equipo del globito eran totalmente disimuladas.
Desde la posición de zaguero central de Fernando Gomez, pasando por la vuelta de Fabián Carrero y su hermano Sebastián a los laterales hasta ese posicionamiento de 5 volantes donde cualquiera de ellos se desenganchaba por sorpresa y generaba llegadas que eran cortadas con faltas por los albicelestes , que estaban sorprendidos por la combatividad del elenco albo pero sobre todo no sabían como lograr hacerle llegar la pelota a Yari Silvera con tanto trafico en el medio juego y mas si Huracán recuperaba el balón antes del medio juego, ensayando una presión en la salida que si bien era medianamente tibia contaba con la enorme ineficacia y desprolijidad técnica de un Treinta y Tres que no esta acostumbrado a tener el protagonismo del partido.
Y quizás me equivoco pero ese viejo zorro del fútbol que es Sergio Mier esta teniendo pingues resultados con su estrategia de “victimizar” a su equipo y de ponerlo en una posición desventajosa al extremo de “hacer la caída” de no presentarse a jugar.
“Hacer una caída” es en el lenguaje carcelario es poner en escena una situación desventajosa para uno y darle resonancia para que el rival baje la guardia casi subestimando las posibilidades del potencial adversario para sorprenderlo.
Y debo decir que mas allá que hay algún jugador albo que puede haber pensado en no jugar lo cierto es que mas que ellos los propios rivales lo analizaron y generó una presión extra en el decano, casi debía ganar Treinta y Tres y como no lo hizo quedó flotando esa imagen de “sino lo ganó ahora, no lo gana mas” si fue así hay que sacarse el sombrero ante el Dt albo, sino fue así nunca lo sabremos.
Lo cierto es que Huracán sorprendía y tenia alguna posibilidad clara en pelotas aéreas que tenían una floja respuesta en Matías González, en la última de cuatro que generó de esta manera el equipo Matías se lo pierde por poquito.
Prontamente Treinta y Tres pudo articular una respuesta, justamente la esperada por el planteo de Huracán, saltearse el medio juego he intentar ponerle una bocha larga a uno de los dos delanteros.
Así quedo expuesto Yari Silvera a pelear en desventaja ante adversarios mas fuertes en el juego aéreo (Taran) mas rápidos y expeditivos para los trancazos (Gomes) en una idea futbolística que no lo favorece para nada. Y para nosotros sobre los 25 minutos del primer tiempo se resintió de una lesión que trae desde el partido con Peñarol y que le impidió jugar contra Barrio Coya
Y el primer tiempo trascurrió así con una lucha, física en el medio juego donde se repartieron el dominio y el control del balón mas prolijo el de Huracán, mas vertical e insistente el del decano.
Pero en un contexto que favorecía a los albos, una lluvia pertinaz, por momentos llovizna, por momentos nada, mojaba el campo y lo trasformaba en un piso donde la pelota golpeaba y salía rapidísima, haciendo cualquier control peligroso.
Y entonces nadie arriesgaba nada y el resto del primer tiempo fue directamente la pelota volando por el aire o fuera del campo con la explicita intención de "sacársela de arriba" por la gran mayoría de los actores, con el perjuicio para los albicelestes que ellos debían proponer y no lo hacían.
El segundo tiempo resulto incambiado, porque además la lectura de Treinta y Tres fue jugar al error del rival en la ultima zona y como esto no pasó con un trabajo muy seguro de Welker y de toda la defensa, Sebastián Carrero y Taran jugaron buen partido Huracán no tenia problemas mayores en defensa.
En ofensiva poco a poco parecía querer soltarse el albo, con Coronel que subía su nivel y parecía querer acompañar a Matías Rodríguez que era digámoslo aunque lejos del área el jugador trascendente del partido generando una y otra vez faltas, que Segovia cobraba a veces y a veces no, porque Treinta y Tres no poda descifrar su manejo de balón.
Pero a los 18 minutos del segundo tiempo, Fernando Gómez sale lejos a cortar, erró el cálculo y le comete una falta muy fuerte a Yari Silvera, ve la segunda amarilla, roja, un detalle importante.
Pero Treinta y Tres que había dominado el campo en esa segunda etapa sin peligro como decíamos, tuvo mas control de pelota aun y mas campo para manejarla, pero termino jugando en una franja central que iba de área a área, para Treinta y Tres la cancha se redujo, “adelgazó” 10 metros por cada lado y con una simple cuenta matemática (10 x 100 x 2) el equipo decano despreció 2000 metros cuadrados de terreno para jugar, con solo un jugador que entendió que había que ir por afuera , el lateral Becerra, pero ignorado olímpicamente casi todo el partido por sus compañeros.
Y en el tiempo que Huracán jugó con un hombre menos , casi 30 minutos, Treinta y Tres solo tuvo una chancee clara de gol, jugada personal de Sosa, ingresado en el segundo tiempo, desborde del Yari, centro, desvía Welker y el también ingresado Olis no le puede dar bien con la derecha, su pierna inhábil, cuando el arco estaba desguarnecido.
Y amigos eso explicaba “la sensación térmica” de que Huracán se sintió mas en el aliento y el sabor a decepción de los jugadores decanos al finalizar el partido, entendible explicable: el otro estaba “desarmado”, vos llegas mucho mejor en lo previo, tenes un jugador mas durante 30 minutos y no generas mas que una chancee de gol, empatas y ahora en un partido puede pasar cualquier cosa, como siempre decimos: aumentaste el margen de error.
Pero amigos esto es fútbol y siempre hay un lugar común para explicar algo, “son clásicos” dirán los que no es gusta analizar mucho y apuestan todo a la subjetividad, yo digo que un hombre es el y su contexto y en el fútbol que es jugado por hombres, cuando no hay funcionamientos muy afiatados y …ENTRENADOS, el contexto y su lectura son una ventaja superlativa, en este clásico pasado la lectura, en estas definiciones pasadas bah, la lectura alba esta siendo muy acertada, habrá que ver si le dan el físico y …los jugadores.
Treinta y Tres deberá cambiar su estrategia y mucho o encomendarse a la suerte, el fútbol no es solo actitud, fuerza y velocidad, es entender que si el rival no se equivoca hay que generar el error.
El fútbol es un juego físico que se” maneja “con la cabeza
¡¡¡¡¡Que clásico de vuelta que se viene!!!!!

viernes, 23 de diciembre de 2011

Cuarta División

Se retira Huracán, pasa Treinta y Tres.

La Vaca y el Decano

Por Juan Silva

Treinta y Tres le ganó claramente y contundentemente a Huracán por 3 a 0 y se retiró el elenco albo ante la posibilidad de un hecho de violencia luego de la expulsión de su defensor Luca Fernández.

Los del globito que estaban con muchos problemas para presentarse e a este partido que incluso tuvieron una reunión el mismo día del partido para decidir si jugaban, fueron dominados en el primer tiempo cuando Diego Sosa con dos maravillosas jugadas adelantó a los dirigidos por Álvarez y en el segundo tiempo cuando Huracán se acerco al arco decano y estaba atacando, luego de recibir el tercer gol en contra, un hecho violento protagonizado por del jugador albo Fernández provocó{o que el técnico Santana retirara a sus jugadores del campo de juego , algo con lo que los jugadores no estaban muy de acuerdo, pero la decisión del técnico se impuso.

A segunda hora y por penales luego de empatar en dos tantos por bando, Vaca Azul Olimar, que hace tres años llega a la definición de esta categoría y que el otro campeonato perdió por tener un jugador inhabilitado en una tarea impresionante de su técnico Dardo Daniel Pereira.

El elenco aurizazul ganó el partido en los penales cuando su arquero contuvo tres de las penas ejecutadas por los varelenses.

Albicelestes y fusionados jugaran el próximo sábado a las 10 de la mañana la definición del torno.

La Liga 11 La Liga 11 La Liga 11

Treinta y Tres 8 (Diego Sosa x 5, José Oliz x 2 y Raúl Piriz), Barrio Coya 2 (Luis Barro y Joel Martínez)

El Chico Maravilla

Por Juan R. Silva

8 a 2 exime de cualquier comentario, es demasiado.

Casi que no daría ni para mencionarlo además porque fue ajustado a lo que se vio, un Barrio Coya dando una imagen pobrísima, afirmado solo en la valentía del chico Cosio al arco y alguna resistencia que le fue facturada hasta en lo físico con la lesión lamentable del Rolo Rivero.

Demás fue un monologo total del albiceleste que tuvo su punto máximo en la actuación del chico Diego Sosa que convirtió 5 goles y que seguramente ya está como el segundo goleador del futbol Olimareño, quien a modo de información además al otro día, que 48 horas nada, le hizo dos más a Huracán en el clásico de cuartas y jugó un disparate.

Treinta y Tres así quedó perfilado como el máximo candidato a ser el equipo que obtenga los Play Off, porque en los dos cruces que ha tenido el segundo partido lo ha podido definir las dos veces con ventaja lo cual permite administrar mucho mejor el esfuerzo, pero por si fuera poco la aparición de los chicos de las inferiores, que como Sosa vienen reforzando de manera muy clara a la primera, los hacen llegar en clara ventaja física , fruto sin dudas a una planificación que le ha salido redondita a los que reside Ubaldo Machado, han podido plasmar el recambio sin grandes problemas, lo han articulado con el grupo de jugadores referentes que tenían, incluso les ha dado el calendario como para reforzarse en la definición con emblemáticas figuras de nuestro futbol actual como es Yari y los resultados se le viene dando, todo este “viento a favor”, parece haber puesto a los dirigidos por Nuber Muraña en un lugar muy favorable, igual hay algo que siempre ha distinguido al decano en su historia y es su hambre de triunfo, cosa que en el inicio del campeonato lo llevo inesperadamente para muchos a estar en la conversación.

La Liga 11 La Liga 11 La Liga 11

Huracán 2 (Matías Rodríguez x 2), San Lorenzo 2 (Víctor Goldaracena x 2)

En definición por penales (Huracán 5, convirtieron Matías Rodríguez, Juan Pedro Puñales, Rodrigo Alfaro, Mario Perdomo y Gonzalo Welker, San Lorenzo 4 convirtieron Victor Goldaracena, Manuel Graví, Martin Ávila y Jorge Alzueta.

“300”

Por Juan R. Silva

En un partido dramático y casi épico Huracán derrotó en definición desde el punto del penal a San Lorenzo y paso a jugar la final de los Play Off ante su clásico rival el club Treinta y Tres.

Huracán llegaba casi que desfalleciente a tan importante corte, el cruce con Lavalleja había sido el más fuerte de los cuartos de final del torneo y su definición desde el punto del penal con una alta dosis de emoción más un primer partido muy cerrado con su rival en la ocasión, sin dudas para mí el que mejor juega en nuestro futbol, había hecho que los albos sufrieran varias bajas de importancia, que al igual que el año pasado le están pasando una factura importantísima en el aspecto físico.

A la falta por lesión de varios jugadores quizás el más emblemático en este último tramo sea Ignacio Gómez, la suspensión de Simón Mier por acumulación de amarillas dejaba al albo sin su motor y eso amigo no es un detalle menor.

Y así como decimos esto decimos que en el anterior partido había terminado mucho mejor San Lorenzo en todos los aspecto hasta en el emocional, tradicional baluarte de los dirigidos por Sergio Mier.

Pero “un gol del vestuario” que convirtió el “Pichón” Gómez, impactante disparo desde la entrada del área que sorprende a Rodrigo García y se le cuela en el segundo palo, le facilitó grandemente la idea base que el elenco del globito que era conseguir una ventaja prontamente y defenderla sin tener que exponerse a un desgaste físico que sabía bien era muy difícil, casi imposible que aguantara.

Pero San Lorenzo prontamente y sin inmutarse por la rápida apertura del marcador albo comenzó a articular su juego asociado que es su máxima premisa a la hora de jugar.

Un gran pase de William Alzueta encontró a Martin Ávila y pese a que Martin envió un centro muy cerrado que no pudo conectar Manuel Graví a todos nos quedo claro que había una zona, la derecha del ataque santo, que sería la zona de lanzamiento y desborde del azulgrana.

Tal cual el anterior partido Matías Rodríguez volvía a superar a su marca y generar pelotas quietas, la segunda parte del libreto albo, para así hacer valer el juego aéreo y la rapidez para capturar rebotes ofensiva, el arma hoy del ataque del globito, así un cabezazo suyo a la salida de un córner se va apenas desviado cuando era gol por todos lados.

La derecha seguía siendo la zona donde San Lorenzo complicaba a Huracán, la diferencia de aceleración entre Rodrigo Segovia la mejor figura del partido mas allá del penal errado, con Cosio era desequilibrante y no era más ostensible porque Martin Ávila viendo ese espacio, equivocadamente, también se tiraba allí facilitando así la marca de un esforzado Mauricio Mier, que se debatía en inferioridad numérica pero que maneja como pocos el achique de la zona.

Igual un desborde de Martin Ávila por derecha se pierde altísimo y enseguida una invasión desde derecha al medio del área de Jorge Alzueta no se puede cristalizar porque el 5 tira desviado.

Lenta pero inexorablemente San Lorenzo rodeaba a Huracán y el empate caía por su peso, solo la imprecisión en el último pase santo era ayuda extra para la sacrificada defensa alba.

Una gran jugada de Rodrigo Segovia en lo individual culmina con un tiro de Manuel Graví en el parante y ahí si era ya evidente que no podía contener el medio juego de Huracán a su rival, para peor se lesiona y tiene que salir el referente albo en ese lapso que era Fernando “Pichón “ Gómez.

Y el penal, muy protestado por Huracán, de Rodrigo Taran que las cámaras muestran claramente, puso las cosas en su lugar, empate en 1, pero también la dio ese condimento anímico y de contexto que el globito precisaba, ahora protestaría todo y todo le serviría para “ensuciar” y enlentecer el tramite, la idea era cortar el ritmo de un equipo que futbolísticamente ene cuanto al manejo del balón y la optimización de los espacios hoy lo supera claramente.

Pero contó con una ayuda reiteramos demasiado inesperada, tan inesperada como inexplicable y posible de entender más que por el lado de la mala fortuna, que fue la imprecisión santa ahora ya no en las asistencia sino en la definición, porque el gol que erra Martin Ávila de cabeza, entrando solo y sin marcas en el segundo palo, sin oposición de ningún tipo y errándole al arco a 30 centímetros de la línea de gol es, redundancia obvio, inexplicable.

Y esa imprecisión casi tiene un castigo apresurado cuando Manuel Cosio luego de una jugada donde la perseverancia de Rodrigo Alfaro, un luchador inclaudicable e inteligente mas allá de la antipatía que genera su reclamo permanente, Manuel Cosio decía encuentra un rebote que genera la lucha y la persistencia de Alfaro y lo estrella en el travesaño, el castigo para la imprecisión santa pudo ser muy fuerte, de hecho lo seria en el segundo tiempo pero ya con el tiempo espirando Víctor Goldaracena encuentra un pase entrelineas de Alzueta y define por sobre la pobre salida de Welker, 2 a 1, justicia, lo dio vuelta porque jugando San Lorenzo es mejor que Huracán.

Pero amigos el futbol no es solo jugar la pelota y pasársela a un compañero y reducir el espacio para atrás cuando no tengo la pelota y agrandarlo para el costado cuando la tengo, no el futbol es entender que hay un contexto en cada partido y que uno debe leer ese contexto y aprovechar los errores de concepto anteriores en el rival y optimizar los recursos propios en base a aciertos propios y Huracán que con el ingreso de Juan Pedro “Pepe”Puñales tenía más volumen de juego y no entregaba tan ligero la pelota, metió ahora a Juan Francisco “Tito” Puñales y su gambeta y tenencia de pelota empezaron a obligar a San Lorenzo a tener que recuperar el balón, allí en santo entra inexplicablemente en roces, en cortar el partido también, juega a los que Matías Rodríguez y Rodrigo Alfaro proponen entonces y que ya les contábamos más arriba, faulearlos en las inmediaciones del área santa y que Huracán se acerque en bloque a cabecear a o rabotear y los albos reciben también y reiterativamente el error de definición azulgrana que sería el gran causante en nuestro humilde entender de su derrota final, porque Sn Lorenzo insiste en ir de derecha al centro y ahí en los últimos trancazos el visiblemente lesionado Andrés Ferreira y Rodrigo Taran de afirman.

La expulsión de Silvera ya le daba casi una dimensión épica al partido de Huracán, toda la presión para San Lorenzo, toda la ¿ventaja? Para los dirigidos por Jacinto Terra, la lectura eterna del futbol de Treinta y Tres sobrevolaba en el estadio, lo mejor siempre en nuestro futbol es ir de punto, eso te saca “presión “ ( jajajaja presión: modo “elegante” de decir tener miedo a perder).

Orgambide pierde un cabezazo muy claro por poco y después un penalazo de Oscar Gómez a Manuel Graví, pero grande heee, un jalón de camiseta que se vio desde la cabina ( y después hay algunos que dicen que los jueces los roban solo a ellos, los jueces se equivocan para todos lados) y si ustedes recuerdan en el otro partido fue igual, lo cierto es que el escenario ( el contexto) estaba pronto Huracán de no pasar nada raro empataría porque San Lorenzo perdonaba en demasía, no era contundente y “goles errados son…”.

Y llegó el empate, un fricción que genera claramente Rodrigo Alfaro, vivo como un rayo vio que Eduardo Alvares se predia en “lo que sea” y que Calastreti, pese a jugar bien otra vez, también, entonces chocándolos, “chamuyando”, los hizo entrar y la manera que encontraban los defensas azulgranas era golpearlo, ¿¡Qué mas quería el rubio?!, foul, adelantamiento masivo albo y oportunidad par a un cabezazo o un rebote y el foul de Álvarez genera esa falta el centro llega la corazón del área y para mi Calastreti, después me dijeron que era Orgambide, toca el balón con la mano, otro penal bien cobrado por Taño que digamos en los dos penales estaba de frente y a menos de 10 metros y después a 300 metros desde la tribuna hay quienes cuestionan el fallo, seguro, entiendo, el corazón tiene razones que la razón nunca, nunca va a entender .

Y hay que darle la derecha a la historia, nobleza obliga reconocerlo, creí en cierto momento, al inicio del segundo tiempo cuando la expulsión del técnico albo, que Huracán entraría en la historia de los últimos tiempos, “protesta, lloringuéo y meto lio” pero se la bancaron como deportistas cabales los jugadores albos, su juego era llevar el partido al aspecto anímico y lo hicieron sin descontrolarse, salvo alguna excepción pero muy aislada, y dentro de ese clima caliente nunca hubo una actitud extra de los que Santana debió seguir dirigiendo, sacaron ventaja si de un arbitraje que permitió la protesta, el roce y que por ser ex jugador Taño, conoce algunos códigos de cancha, pero cuando a alguno de los azulgranas se les “salto el chip” ellos no entraron en la pelea sino que con manejo del contexto manejaron la demora.

Decía esto porque el penal ejecutado por Matías Rodríguez, puso en un lugar complicado a San Lorenzo en el lugar que Huracán, desde antes del partido lo había querido poner, obligado, presionado, urgido.

En desventaja futbolística, revirtiendo un marcador en contra, 10 contra 11, con el motor afuera, con varios lesionados, los albos parecían los espartanos de la película “300”.

Y fue en ese momento cuando Huracán tuvo su “Leónidas” porque Welker, un arquero de innegable trayectoria no había tenido un buen año en el arco del globito, incluso en el primer partido contra Lavalleja, después de dos errores enormes, había más de uno que pedía que el arquero suplente, de las inferiores albas, Nicolás Rosas se hiciera cargo de la valla.

Y Welker primero tapando una gran jugada de Rodrigo Segovia, imparable por la franja derecha, después tapando una definición cara a cara de Martin Ávila , después de una pared entre le ingresado Oscar Mieres y Segovia y una sacada ante un tiro frontal , desde afuera del área de Manuel Graví, que el arquero hizo simple cuando era muy difícil por la potencia ay el efecto que traía el balón Welker le dio la tranquilidad que necesitaba el albo.

Que incluso pudo ganar el partido pese a ser dominado en gran parte del mismo, porque Manuel Graví tiro agónicamente al córner una gran jugada individual de Mario Perdomo que García había rebotado con el pie y que varios reboteros albos buscaban con desesperación.

Y además, ¿era poco lo que ponía Huracán? Corazón, maña, experiencia, agresividad, persistencia, por supuesto que tubo lo que tiene que tener todo aquel que apuesta a jugar en “función de” en el futbol…suerte.

Porque esa última pelota con Martin Ávila girando en el área rival, luego de Welker le tapara un mano a mano a Mieres y que quedara indefenso, con el “chiquitín” girando sin rival en la meta y que su tiro pegara en el lateral derecho y se fuera afuera, fue la frutilla de la torta, 5 de Oro con revancha y la extra.

Todo el guión de la película se había casi desarrollado pero faltaba “el gran final” y dicen los que saben de arte que toda gran película debe tener un final triste, esta no fue la excepción, porque la definición a penales con toda su carga de dramatismo se fue desarrollando con alegrías y tristezas, con una dosis importante de suspenso, porque las ejecuciones tuvieron su toque emotivo, el resbalón de Martin Ávila y su conversión cuando todos pensamos que lo podía errar visto que el chiquitín esta meado por un dinosaurio en esta temporada en materia de gol, la definición exquisita del Colacho , igual a la otra ante Lavalleja, llegando pisado para la derecha y punteando con izquierda, el erro de “Tito” Puñales que adelanta a San Lorenzo, que faltando el ultimo penal estaba 4/3 arriba.

Y el final triste: el mejor jugador del partido, una de las dos más importantes apariciones de la temporada, aspirante firme a la revelación del año, el chico Rodrigo Segovia de 16 años ve como el penal que pateo con tanto ilusión es detenido por Welker, porque digamos algo que pocos analizan, el arquero albo atajo el penal de la “picada” contra Yamandú Tabeira en el clásico, a él Martin Ávila le desvió el tiro cuando San Lorenzo tuvo para ser campeón del Clasificatorio ante Huracán, él le detuvo dos penales a Lavalleja, a mí personalmente no me gustaría definir el ultimo penal ante este muchacho no?.

Y después también le atajó el primero de la serie de uno a Orgambide, entonces el arquero, “el Leónidas” de los “espartanos” albos definió la serie con un tiro fuerte y bajo.

Un final de la película de Spilberg, el futbol es él y su contexto, Huracán con “esa historia” de no jugar cada 48 horas, que sorpresivamente la institución digo , la misma que armó el formato del campeonato junto a San Lorenzo y Lavalleja en el Rancho, la misma que modificó en la última asamblea extraordinaria la definición del campeonato que repito ella había instrumentado, la institución esta enarbolando, Huracán logró lo que busco, todos mirando a los albos, todos haciéndolos el foco de su energía, todos pendientes de su decisión y “ su cabeza” de equipo con historia, tiene 23 títulos en nuestra Liga y un septenio que fue ganado por el hombre cuyo nombre tiene el campeonato, las causalidades no?.

Su cabeza de equipo con historia emergió fuerte de los infortunios, de las lesiones, de “las contras”, ganó la llave y ahora ira ante su clásico rival, que digámoslo tiene todas las ventajas, pero…dicen los que saben que “la única Batalla que se pierde es la que se abandona”